Despiden a entrenador de futbol femenino en EEUU, Paul Riley, acusado por varias jugadoras de coerción sexual

Paul Riley, que ha negado las acusaciones, es el segundo entrenador destituido en Estados Unidos esta semana, después de que la liga rescindiera el contrato del entrenador del Washington Spirit, Richie Burke, tras otra investigación por acusaciones de abuso verbal y emocional.

Publicado el
El entrenador Paul Riley fue despedido y no asumirá más su puesto como DT de North Carolina Courage en la NWSL tras ser acusado de coerción sexual. Foto Prensa Libre: AFP.
El entrenador Paul Riley fue despedido y no asumirá más su puesto como DT de North Carolina Courage en la NWSL tras ser acusado de coerción sexual. Foto Prensa Libre: AFP.

El inglés Paul Riley, entrenador del North Carolina Courage de la liga de futbol estadounidense (NWSL), fue cesado este jueves 30 de septiembre después de haber sido acusado de conducta sexual inadecuada por varias jugadoras.

En un comunicado, la franquicia señaló que Riley fue despedido al conocerse “acusaciones muy graves de mala conducta”.

El anuncio se produjo horas después de que una investigación del medio digital The Athletic diera a conocer los señalamientos contra Riley, de 58 años, por hechos presuntamente ocurridos en varios equipos y ligas a las que perteneció.

Riley, que ha negado las acusaciones, es el segundo entrenador de la NWSL destituido esta semana, después de que la liga rescindiera el contrato del entrenador del Washington Spirit, Richie Burke, tras otra investigación por acusaciones de abuso verbal y emocional.

En el reporte, The Athletic dio a conocer señalamientos de conducta inapropiada contra Riley efectuadas por parte de sus ex jugadoras Sinead Farrelly y Meleana “Mana” Shim..

Farrelly, que jugó para Riley en tres equipos diferentes en distintas ligas, le acusó de “coerción sexual” cuando era su entrenador en el Philadelphia Independence.

La jugadora dijo que había sido coaccionada para practicar sexo con el entrenador en su habitación de hotel, tras la derrota en la final de la Liga de Fútbol Profesional Femenino (WPSL) en 2011.

Según su testimonio, Riley le dijo “nos llevamos esto a la tumba” después del incidente.

Entre otros episodios, Farrelly y Shim también reportaron que, cuando eran integrantes del Portland Thorns de la NWSL, Riley las obligó a besarse mientras estaban en su apartamento.

“Este tipo tiene un patrón”, dijo Shim a The Athletic.

Alex Morgan, figura de la selección estadounidense y ex jugadora del Portland Thorns, que jugó a las órdenes de Riley, ratificó las acusaciones de sus entonces compañeras y dijo que había intentado ayudarlas a presentar una denuncia ante la liga.

“Estoy asqueada y tengo demasiados pensamientos que compartir en este momento”, escribió Morgan en un tuit de apoyo el jueves. “Conclusión: protejan a sus jugadoras. Haz lo correcto NWSL”.

En una declaración a The Athletic, Riley negó haberse comportado de forma incorrecta y dijo las acusaciones son “completamente falsas”.

“Nunca he tenido relaciones sexuales con estas jugadoras ni les he hecho insinuaciones sexuales”, afirmó.

North Carolina Courage, por su parte, elogió a las futbolistas por “compartir valientemente sus historias” y el sindicato de jugadoras de la liga dijo en Twitter que el “abuso sistémico” estaba “asolando la NWSL”.

La comisionada de la liga, Lisa Baird, dijo que la liga estaba “conmocionada y asqueada” por las revelaciones y aseguró que están implementando un nuevo proceso de denuncia anónima para las jugadoras, el equipo y el personal de la competición.