El covid-19 golpea a la Selección de España antes de su estreno en la Eurocopa y Luis Enrique hace llamados de última hora

A una semana de que España inicie su recorrido en la Eurocopa ante Suecia, la Roja ha recibido un duro golpe con el positivo en covid-19 de Sergio Busquets, que obliga a cambiar toda la dinámica de preparación. El técnico Luis Enrique ha tenido que convocar a cinco jugadores más para prevenir otros posibles contagios.

El centrocampista de la selección española Sergio Busquets (d) y Joao Félix, de Portugal, durante el partido amistoso que disputaron el viernes 4 de junio en el estadio Wanda Metropolitano, en Madrid. Foto Prensa Libre: EFE.
El centrocampista de la selección española Sergio Busquets (d) y Joao Félix, de Portugal, durante el partido amistoso que disputaron el viernes 4 de junio en el estadio Wanda Metropolitano, en Madrid. Foto Prensa Libre: EFE.

La Federación Española de Fútbol (RFEF) lamentaba el domingo en un comunicado “que su capitán Sergio Busquets ha dado resultado positivo en el último test PCR”, teniendo que abandonar la concentración de la selección.

El resto de la selección dio negativo en las pruebas de covid-19, pero su día a día va a verse completamente remodelado en su camino a la Eurocopa, mientras sobrevuela la incertidumbre sobre si podrían salir más positivos en los próximos días.

La selección española se movió rápido después del positivo de covid-19 del capitán, Sergio Busquets y está a la espera de la decisión que se toma con el mediocentro del Barcelona y ante otros posibles casos.

La RFEF y el técnico Luis Enrique tomaron la decisión de ampliar la bolsa de jugadores con cinco que en principio acuden solo para entrenarse y de manera paralela al grueso del equipo.

De emergencia convocaron a Raúl Albiol, Rodrigo Moreno, Fornals, Carlos Soler y Brais Méndez. No se descarta tampoco que alguno de los sub 21 que jugarán contra Lituania se incorporen a estos cinco futbolistas.

La Ciudad del Futbol de Las Rozas, donde España tiene su campo base a una veintena de kilómetros al noroeste de Madrid, ha quedado cerrado y la Roja aislada.

La Sub-21 frente a Lituania

Los actos publicitarios y de prensa previstos para este lunes 7 de junio fueron anulados y la selección Sub-21 sustituirá a la Roja en el partido amistoso contra Lituania, previsto para el martes 8 de junio en Leganés, cerca de Madrid, y que iba a ser la última prueba antes de la Eurocopa.

“Se les convoca de urgencia (a los sub-21) para no suspender el encuentro, pero su propósito inicial, el de afinar la puesta a punto del equipo ‘mayor’, se ha esfumado”, señala el presidente de honor del diario As, Alfredo Relaño, en su columna.

Los jugadores españoles van a someterse a test PCR prácticamente diarios durante esta semana, además de seguir entrenamientos individualizados “durante cuatro o cinco días, en función de cómo vaya la evolución”, aseguran fuentes de la Federación. Hasta ahora ninguno ha dado positivo.

Lo que, siempre que todo vaya bien, deja muy poco margen para ensayar en grupo antes de enfrentarse a Suecia, el primer rival de la Roja dentro de su grupo E, en el que también están enmarcados Polonia y Eslovaquia.

La RFEF había pedido al Gobierno español en los dos últimos meses que se vacunara a los integrantes de la Roja, pero por ahora no había recibido respuesta.

“No se entiende que en España no se haya seguido el mismo plan que en países como Bélgica o Italia. En la RFEF no se entiende que a la absoluta se la haya dejado al margen cuando a los olímpicos sí se les han vacunado. Incluso a los que no tienen plaza segura”, escribe este lunes el diario Marca.

Nuevo terremoto

La Roja vuelve a sufrir una sacudida a las puertas de un gran torneo, esta vez por un virus, tres años después del terremoto que supuso la destitución del entonces seleccionador Julen Lopetegui, a dos días de iniciar su periplo en el Mundial de Rusia 2018.

El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, destituyó de forma fulminante de Lopetegui tras conocerse que el técnico había firmado para entrenar al Real Madrid una vez finalizada la competición mundial, y puso en su lugar al director deportivo de la RFEF, Fernando Hierro.

España logró llegar entonces hasta octavos de final, donde cayó 4-3 en los penales, tras acabar el partido y la prórroga 1-1.

Y en la anterior cita Europea de Francia-2016, la Roja centró los focos con otro escándalo al inicio de la competición cuando el portero David de Gea se vio salpicado por una investigación a un productor pornográfico español por trata de personas.

El meta español desmintió la noticia y posteriormente la justicia española también acabaría archivando el caso.