El Manchester City se corona campeón de la Premier League y estos fueron los cinco momentos clave para lograrlo

Manchester City agranda sus vitrinas y hace historia en el futbol inglés. Este 11 de mayo alcanzó su quinta Premier League en los últimos 10 años: 2012 con Roberto Mancini, 2014 con Manuel Pellegrini y 2018, 2019 y 2021 con Pep Guardiola.

Publicado el
Aficonados del Manchester City celebran otro título de su equipo en la Premier League. Foto Prensa Libre: EFE.
Aficonados del Manchester City celebran otro título de su equipo en la Premier League. Foto Prensa Libre: EFE.

Coronado campeón por tercera vez en cuatro años, el Manchester City consolidó esta temporada su hegemonía en el fútbol inglés en su etapa más reciente, a la espera de un posible título de campeón de Europa el 29 de mayo. La corona la alcanzó después de la derrota del Manchester United ante el Licester City 1-2.

La temporada 2020-2021 de la Premier League, la que ha conducido a este nuevo éxito de los ‘Citizens’, ha estado marcada por los estadios vacíos debido al covid-19 y por la racha de 21 partidos seguidos ganados (entre mediados de diciembre y principios de marzo), teniendo en cuenta todas las competiciones, que impulsaron al equipo de Josep Guardiola a este éxito.

Estos son cinco momentos-clave de esta temporada atípica que ha coronado al Manchester City como rey de Inglaterra, sucediendo al Liverpool:

El defensor portugués del Manchester City, Ruben Dias, les dio más seguridad a partir de su llegada al club. Foto Prensa Libre: EFE.

Ruben Dias al rescate

El primer partido en casa de la temporada había terminado en resbalón (ante el Leicester, 5-2), evidenciando los problemas defensivos del Manchester City, en línea de lo visto el curso anterior.

Menos de 48 horas después de ese correctivo, el club fichó al defensa central Ruben Dias por 70 millones de euros y, después de 35 partidos, el Manchester City muestra de lejos la mejor defensa de la Premier League, con 26 tantos recibidos por los 38 del Manchester United, segundo.

El internacional portugués aportó una mezcla de agresividad y sangre fría, además de una buena lectura del juego. Ello permitió a John Stones reencontrarse con su mejor nivel.

En los diez partidos ligueros consecutivos que jugaron juntos del 19 de diciembre al 2 de febrero, el City sumó 30 puntos y recibió apenas dos goles.

El juego contra el West Bromwich Albion fue para el olvido del Manchester City. Foto Prensa Libre: AFP.

Toca fondo contra el West Brom

“No me ha gustado lo que he visto”, reconoció el entrenador Josep Guardiola tras un empate 1-1 ante el penúltimo de la tabla, el West Bromwich.

Con apenas cinco victorias en las doce primeras jornadas, el espectro de la anterior temporada, en la que se vieron rápidamente distanciados por el Liverpool sin poder alcanzarle luego, sobrevolaba el Etihad Stadium.

El técnico catalán pudo apoyarse en el veterano Fernandinho (36 años), con el que abordó la cuestión con el vestuario antes de una sesión de entrenamiento.

“Había que volver a nuestro juego habitual, a hacer circular el balón más rápido, a dar más pases, mantenernos en la posición, correr menos con el balón y hacer todo eso juntos. No tenemos un jugador específico que puede ganar los partidos para nosotros, debemos hacerlo colectivamente”, explicó el entrenador tiempo después.

Fue el punto de partida de las 21 victorias consecutivas, que construyeron los cimientos del título en esta Premier.

Benjamin Mendy del Manchester City (R) en acción contra Reece James del Chelsea. Foto Prensa Libre: EFE.

Triunfo pese al covid-19

En su último partido del año 2020, el City debía jugar ante el Everton, pero el partido fue aplazado unas horas antes del inicio debido a casos de covid-19 en el plantel, lo que conllevó el cierre del centro de entrenamiento.

Quince días después, al salir del tiempo de aislamiento de los jugadores, Guardiola apenas tenía 15 profesionales a su disposición para visitar al Chelsea.

Pese a esas circunstancias difíciles, el City consiguió uno de sus mejores resultados de la temporada, gananado 3-1, tras haberse distanciado ya 3 a 0 en 34 minutos.

La caída de Anfield

Desde que pasó en 2008 a manos emiratíes, pocos estadios se le resistieron al City, pero el del Liverpool (Anfield) era uno de ellos. Hasta febrero.

El Burnley, y luego el Brighton, acababan de poner fin a una racha de 68 partidos sin derrota del Liverpool como local en la Premier League. Las esperanzas de los ‘Reds’ de revalidar su título se evaporaban.

El Manchester City no solo consiguió entonces poner fin a 18 años sin ganar a orillas del Mersey, sino que dio un festival ofensivo en Anfield (4-1). Dos de los tantos de los ‘Citizens’, eso sí, fueron por errores del arquero local, el brasileño Alisson Becker.

El Manchester United claudica

Una vez que el Manchester City aceleró, únicamente su vecino Manchester United, aunque a distancia, pudo seguir en cierta medida su ritmo y poner en duda su título.

El United pasó brevemente a la cabeza de la tabla tras una victoria 2-1 ante el Fulham, el 20 de enero. El City estaba a 2 puntos con un partido disputado menos.

En el partido siguiente, el colista Sheffield United se impuso en su visita al Manchester United, que apenas ganó dos de sus siete partidos siguientes, lo que permitió al City tomar los mandos de la situación y poner rumbo directo hacia el título.

Los números del campeón, que pueden aumentar

80 puntos (puede llegar a 89 si gana los 3 encuentros que faltan)
25 triunfos, 5 empates y 5 derrotas
72 goles a favor y 26 en contra
Máximo goleador: İlkay Gündogan con 12 (1 de penal)
Máximo asistidor: Kevin De Bruyne con 11