El terrible fallo del delantero suizo del Benfica Haris Seferovic que pudo condenar al Barcelona

Un contragolpe espectacular del Benfica pudo terminar con las esperanzas del Barcelona en esta Champions League, pero el delantero suizo Haris Seferovic erró en forma increíble, a puerta vacía, en los segundos finales del duelo.

Publicado el
El delantero suizo del Benfica, Haris Seferovic reaccionó de esta forma después de errar una oportunidad única para llevarse la victoria del Camp Nou, y asegurar en gran medida la clasificación en Champions League. Foto Prensa Libre: AFP.
El delantero suizo del Benfica, Haris Seferovic reaccionó de esta forma después de errar una oportunidad única para llevarse la victoria del Camp Nou, y asegurar en gran medida la clasificación en Champions League. Foto Prensa Libre: AFP.

El Barcelona sufrió una vez más ante el Benfica y aunque mostró una mejoría con el planteamiento de Xavi Hernández en el banquillo, las cosas pudieron terminar en forma dramática y mucho peor de lo que el partido había ameritado.

Sin embargo, el delantero suizo, Haris Seferovic, desaprovechó la mejor oportunidad que tuvo el equipo portugués cuando el reloj avanzaba en el minuto 90+4.

El juego terminó 0-0, y con complicaciones para ambos equipos, aunque la cuesta es más pesada para el Barcelona porque en la última jornada deberá medirse ni más ni menos que al Bayern de Múnich en Alemania.

El Benfica intentará hacer lo suyo ante el Dínamo de Kiev en la última jornada. Serán locales y sin duda no se podrán dar más lujos como el de este 23 de noviembre en la cancha del cuadro blaugrana. Deben ganar y esperar una caída o empate del Barsa para avanzar.

El exdelantero de la Real Sociedad erró lo que era un gol cantado y que hubiera permitido a los lisboetas depender solo de ellos mismos en la última jornada de la fase de grupos de la Champions.

El juego entraba en el tiempo añadido – 4 minutos – y el Barsa se había ido con todo al ataque para con todo para conseguir el gol que lo clasificara matemáticamente a los octavos de final.

Pero eso tendría un costo, y estuvo a punto de pagarlo caro. Con todo el equipo arriba el Benfica tuvo ese contragolpe que pudo matar el partido, pero Seferovic falló en forma inaudita.

La jugada comenzó en el área de los portugueses. Dos contra uno. Velocidad máxima. Los jugadores del Barsa se quedaron atrás y Darwin Núñez, desde la banda derecha corrió a toda máquina y le lanzó el balón al suizo, que estaba solo y ante el achique del portero, Ter Stegen, se la picó sutilmente para darse el autopase.

Había hecho lo más difícil. Quedar de frente al marco para solo empujarla al fondo. Eric García hizo el último intento para evitar la caída, pero el atacante del Benfica pateó en forma incomprensible y el balón pasó por un costado.