En Yemen un “árbitro” usó un fusil AK-47 como silbato en un partido callejero

Se ha visto de todo en los partidos callejeros, en las chamuscas, pero esto que ocurrió en una comunidad de Yemen ha causado notoriedad no por una jugada o alguna trifulca, sino porque la persona que arbitra usa un fusil AK47 para impartir justicia.

Un hombre con un AK47 arbitra un partido callejero en Yemen. Foto Prensa Libre: Captura de pantalla.
Un hombre con un AK47 arbitra un partido callejero en Yemen. Foto Prensa Libre: Captura de pantalla.

Un partido callejero entre jóvenes en Shabwa, Yemén – o “chamusca”, como se dice en Guatemala – ha ganado protagonismo en las redes sociales no precisamente por alguna jugada de lujo o las tradicionales peleas que se forman en este tipo de enfrentamientos. El partido se ha hecho viral porque quien funge como árbitro usa un fusil Kaláshnikov AK-47 como silbato para impartir justicia.

 

Así como se observa en las imágenes, las decisiones las toma el central con el arma de asalto en los brazos. La peligrosa acción fue tomada con humor por los jugadores, quienes inmediatamente rieron cuando el juez disparó al aire para cobrar una falta.

La vida en este país árabe, Yemen, no es nada fácil, porque viven en una guerra no reconocida contra sus vecinos. La pobreza es a toda escala. Y el futbol, como en muchos otros países, es una válvula de escape ante tantas cosas. Las armas de fuego forman parte del día a día y por eso este árbitro decidió pitar con su fusil en lugar de con un silbato.

 

Los jóvenes juegan futbol entre la arena y las piedras del desierto. Una estampa como cualquier otra en el tercer mundo, con el fútbol como vía de escape para la juventud de su duro día a día.