La Fifa, el Bayern, el PSG y Pep Guardiola rechazan la Superliga; Zidane evita hablar del tema

El Bayern de Múnich, el PSG, la Fifa y Pep Guardiola reiteraron este 20 de abril el rechazo a la creación de una Superliga europea. El técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, no habló al respecto porque dijo que no le correspondía hacerlo.

Publicado el
Un cartel con el mensaje "Devolvednos a nuestro Arsenal" colocado a las puertas del Emirates Stadium del club en Londres (REino Unido) este martes. La Autoridad británica de mercados y competencia (CMA, en inglés) "examinará cuidadosamente" si existen indicios de que el proyecto de Superliga europea de fútbol viola las leyes de competencia en el Reino Unido, indicó este martes un portavoz. Foto Prensa Libre: EFE.
Un cartel con el mensaje "Devolvednos a nuestro Arsenal" colocado a las puertas del Emirates Stadium del club en Londres (REino Unido) este martes. La Autoridad británica de mercados y competencia (CMA, en inglés) "examinará cuidadosamente" si existen indicios de que el proyecto de Superliga europea de fútbol viola las leyes de competencia en el Reino Unido, indicó este martes un portavoz. Foto Prensa Libre: EFE.

La ola de rechazo a la Superliga europea que fundaron doce clubes del viejo continente crece con el pasar de las horas. En un comunicado conjunto del presidente del Bayern de Múnich, Herbert Hainer, y el presidente del Consejo Directivo, Karlheinz Rummenigge, confirmaron que ese equipo no estará en la Superliga.

 

“Nuestros socios y nuestros seguidores rechazan una Superliga. Nuestro deseo como FC Bayern es que los clubes europeos vivan esa competición maravillosa que es la Liga de Campeones y la desarrollen junto con la UEFA”, dijo Hainer. “El FC Bayern dice no a la Superliga”, agregó.

“En nombre del consejo directivo hago constar que el FC Bayern no participará en la superliga. El Bayern es solidario con la Bundesliga. Siempre ha sido una alegría jugar la Liga de Campeones con representante alemán””, dijo Rummenigge.

“Para el Bayern, la Liga de Campeones es la mejor competición de clubes del mundo”, agregó.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, respaldó a la UEFA en su oposición a la Superliga europea privada, y advirtió que “deberán afrontar las consecuencias” si persisten en su proyecto.

Infantino fue claro desde el principio al afirmar que no existe “ni la menor duda” de que la FIFA “desaprueba con firmeza” el proyecto de la Superliga europea anunciado por doce grandes clubes.

Considera esa nueva competición “un club cerrado” y “disidente de las instituciones existentes”, algo que deberá hacer que las formaciones tengan que “afrontar las consecuencias” de su ruptura si persisten en ella.

“O estás dentro, o estás fuera. No puedes estar mitad dentro y mitad fuera”, añadió, agitando de nuevo la amenaza de la exclusión de los clubes impulsores de la Superliga europea y de sus jugadores de todas las competiciones nacionales e internacionales, sin citar sin embargo medidas concretas.

“Los ascensos y los descensos son un modelo que ha tenido éxito”, estimó el dirigente, posicionándose en contra de un sistema de liga casi cerrada en el que los clubes fundadores tengan garantizada su clasificación cada temporada, en lugar de la fórmula actual de la Liga de Campeones, en la que los equipos tienen que obtener su billete a través de sus ligas nacionales.

La UEFA necesitará a la FIFA para las eventuales represalias que contempla aplicar a los clubes secesionistas, entre ellas la posibilidad de impedir a los jugadores de esas formaciones disputar partidos con sus selecciones y verse privados de torneos como el Mundial.

 

El presidente del París Saint-Germain (PSG), Nasser Al-Khelaïfi, rechazó apoyar la creación de la Superliga y aseguró que “toda propuesta sin el apoyo de la UEFA” no resuelve los actuales problemas del futbol porque llega motivada por “intereses personales”.

En un comunicado publicado este 20 de abril, el PSG, uno de los clubes que no ha adherido aún al proyecto, informa además de que el presidente del club parisino fue reelegido en Suiza miembro del Comité Ejecutivo de la UEFA.

“El París Saint-Germain continuará trabajando con la UEFA, la Asociación Europea de Clubes y con todas las partes del futbol europeo que se rijan en los principios de buena fe, dignidad y el respeto de cada uno”, señaló el dirigente, quien hizo estas declaraciones después de su nombramiento al término del 45º congreso ordinario de la UEFA, celebrado en Montreux, Suiza.

Al-Khelaïfi también reconoció que la Liga de Campeones, el torneo estrella de la UEFA, tiene necesidad de “evolucionar”, por lo que apoyó el nuevo formato Campeones presentado un día antes, del que considera que “va por el buen camino”.

Con estas manifestaciones, el PSG, controlado por un fondo de Catar desde hace una década, rompe su silencio sobre su postura acerca de la Superliga y se alinea con otro coloso europeo, el Bayern de Múnich.

Ambos clubes, finalistas de la última Liga de Campeones, son las principales voces disonantes entre la oligarquía de los clubes continentales. Doce de los principales figuran como fundadores de un torneo que podría significar la desaparición de la actual “Champions”.

Josep Guardiola, entrenador del Manchester City, fundador de la Superliga, criticó el proyecto porque considera que en una competición en la que la participación está garantizada sin importar el mérito “no es deporte”.

“El deporte no es deporte cuando no existe la relación entre esfuerzo y recompensa. No es deporte si el éxito está garantizado o si perder no tiene ninguna importancia”, explicó el catalán sobre una competición en la que 15 plazas de las 20 del total estarían reservadas todos los años a los equipos fundadores.

Uno de esos lugares inamovibles sería para el propio Manchester City. Los demás fundadores son otros cinco clubes ingleses (Manchester United, Chelsea, Arsenal, Tottenham, Liverpool), tres españoles (Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid) y tres italianos (Juventus, Inter de Milán, AC Milan).

Otros tres equipos, por determinar, también tendrían garantizada su presencia anualmente, mientras que las cinco plazas restantes irían variando y se otorgarían a cinco equipos por sus méritos en la temporada anterior, según los planes anunciados por la Superliga europea.

Guardiola insistió en que él mismo disponía de pocas informaciones y que espera que los promotores “aclaren” su proyecto.

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, rechazó este 20 de abril dar su opinión sobre la Superliga europea pese a que su club es uno de los fundadores, afirmando que es una cuestión que corresponde a otra persona, el presidente Florentino Pérez.

“No voy a dar mi opinión. Vais a decir que Zidane nunca se moja, nunca dice nada ¿Por qué? Porque lo que me anima es mi trabajo, el día a día. El Cádiz”, explicó Zidane en la rueda de prensa previa al partido contra este equipo en la 31ª jornada de Liga.

El Real Madrid es uno de los doce clubes fundadores de la Superliga europea, la nueva competición privada que hará la competencia a la Liga de Campeones. El presidente del Madrid, Florentino Pérez, fue nombrado también a la cabeza de este proyecto, muy criticado por la UEFA.

El técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, evitó posicionarse respecto de la Superliga europea. Foto Prensa Libre: EFE.

“Eso es una cuestión de una sola persona, del presidente. Cada uno tiene su opinión, pero yo no estoy aquí para hablar de esto. Yo estoy aquí para hablar de la Liga, de la Champions… El resto, no es mi trabajo”, añadió Zidane.

Preguntado sobre si habían hablado en el equipo de la creación de la Superliga, Zidane aseguró que: “Nada, cero. Hablamos de una sola cosa, del partido de mañana. Y los jugadores piensan solo en esto. Porque vienen todos los partidos detrás. Lo que tenemos que hacer bien, es el partido de mañana. El resto, no lo podemos ni controlar, ni hablar, nada”.