La renuncia del médico abre una crisis interna en el Bayern Múnich

La salida del histórico médico del Bayern Múnich, Hans-Wilhem Müller-Wohlfahrt, con una relación fría con el técnico español Pep Guardiola, reveló este viernes una crisis dentro del club bávaro después de caer en la ida de los cuartos de Champions ante el Oporto (1-3).

Publicado el
Las diferencias entre Pep y Müller-Wohlfahrt eran por las lesiones de los jugadores del Bayern Múnich. (Foto Prensa Libre: EFE)
Las diferencias entre Pep y Müller-Wohlfahrt eran por las lesiones de los jugadores del Bayern Múnich. (Foto Prensa Libre: EFE)

El doctor de 72 años, médico de la selección alemana y consejero de la estrella jamaicana de atletismo Usain Bolt, lleva en el Bayern desde abril de 1977.

Su salida, junto a la de muchos de sus ayudantes, fue anunciada el jueves noche por los servicios médicos del club de una manera sorprendente, en un comunicado.

El texto explica que la dimisión se producía por un deterioro de la relación de confianza entre ellos y el resto de la organización del club. Afirma igualmente que por razones poco claras, el equipo médico fue hecho responsable de la derrota en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones, en Oporto, el pasado miércoles.

Es precisamente el estado de sus estrellas, el francés Franck Ribery, el holandés Arjen Robben, o los alemanes Phillip Lahm y Bastian Schweinsteiger, uno de los motivos de fricción entre el médico y Guardiola.

En las últimas semanas, cuando Guardiola era preguntado en rueda de prensa por el estado de salud de su jugadores, respondía de esta manera: “preguntadle al doctor”.

Gran respeto

Este viernes, el entrenador catalán negó ser el responsable de la salida del doctor, a lo que añadió tener gran respeto por él y negó haberle atribuido cualquier responsabilidad en la derrota del Oporto.

“Cuando un jugador se lesiona no es culpa del médico. Cuando está lesionado, lo está”, afirmó el extécnico del FC Barcelona en rueda de prensa.

Sin embargo, de acuerdo a muchas fuentes cercanas al club citadas por medios alemanes, los dos hombres se enfrentaron debido a la gestión de la baja del español de origen brasileño Thiago Alcántara.

Guardiola, con poca confianza en los métodos de Müller-Wohlfahrt, envió al jugador a Barcelona para tratarse. Poco después, el internacional español se lesionó de nuevo, algo que no sirvió para que Guardiola cambiara su opinión sobre el galeno.

El Bayern, por su parte, tomó nota de su marcha. En un comunicado agradecían al doctor el trabajo de primera clase hecho en el club y con los jugadores, añadiendo que conoció la salida con gran dolor.

Preguntado este viernes por el diario alemán Bild, Mü ller-Wohlfahrt dijo que ya habría tiempo para hablar, pero era demasiado pronto.

El doctor fue el protagonista de una polémica con la selección de Francia debido a Ribery, antes del Mundial-2014. Los médicos de la Federación Francesa de Fútbol pusieron en duda los métodos de Müller-Wohlfahrt, acusado de tratar el dolor en la espalda del jugador con cortisona.

Las imágenes de Pep aplaudiendo a Müller se han hecho virales, siendo está una de las posibles causas de su renuncia: