Coronavirus: Las licencias Barsa, un negocio de €63 millones golpeado por el coronavirus

La venta al por menor de productos licenciados, un negocio que genera unos 63 millones de euros al año al FC Barcelona, también está siendo golpeado por el coronavirus, aunque la entidad azulgrana aún desconoce cuáles serán exactamente las pérdidas que dejará la pandemia.

Una persona camina ante el Camp Nou de Barcelona, este martes, cuando se cumple el decimo día del estado de alarma decretado por el Gobierno por la pandemia de coronavirus.  (Foto Prensa Libre: EFE)
Una persona camina ante el Camp Nou de Barcelona, este martes, cuando se cumple el decimo día del estado de alarma decretado por el Gobierno por la pandemia de coronavirus. (Foto Prensa Libre: EFE)

El club recuperó, en julio de 2018, la explotación directa de la venta al por menor, las licencias y la mercadotécnica de la marca Barça, que los últimos dieciséis años había sido gestionada por Nike.

Con el objetivo de proteger su imagen de marca y generar nuevos ingresos, creó la empresa BLM (Barça Licensing and Merchandising), que actualmente gestiona seis tiendas propias (Camp Nou, paseo de Gracia, La Roca Village, Aeropuerto T2, Aeropuerto T1 y la recientemente inaugurada en la Rambla de Barcelona).

Esta unidad de negocio, que emplea a unas 330 personas y se ha convertido en estratégica para el club, cuenta además con otras once tiendas licenciadas, 328 licenciatarios y más de 7.000 productos licenciados.

Sin embargo, la emergencia sanitaria ha golpeado duramente su economía, como a cualquier otro sector, y las 17 tiendas que venden productos oficiales club permanecen cerradas desde que el Gobierno decretara el estado de alarma.

Cuando la pandemia pase, la incertidumbre sobre cuándo se reanudarán las competiciones y la lógica y previsible caída del turismo -dos factores que aumentan significativamente la facturación- no harán más que ralentizar la recuperación.

Sin embargo, fuentes del FC Barcelona han asegurado a EFE que el objetivo es, en la medida de lo posible, evitar un ERTE que afecte no solo a los empleados de BLM sino al resto de empleados del club. Aunque se están contemplando todos los escenarios, todavía no hay ninguna decisión tomada.

Por otro lado, la entidad sigue trabajando en las reducciones salariales de los jugadores que militan en los equipos de sus deportes profesionales con el propósito de que, si finalmente hay que plantear posibles afectaciones no deportivas, estas tengan el menor impacto posible. EFE