Özil, sorprendido porque le sigan llamando “germano-turco”

Orgulloso de sus orígenes turcos, el campeón del mundo Mesut Özil, cree que a veces se da una imagen falsa de él cuando le siguen llamando germano-turco, declaró este miércoles el nativo del Ruhr en una entrevista a la revista alemana Sport Bild.

Los centrocampistas de la selección alemana Mesut Özil (d) y Sami Khedira (i) calientan durante un entrenamiento de su equipo en Fráncfort, Alemania, el pasado lunes. (Foto Prensa Libre: EFE).
Los centrocampistas de la selección alemana Mesut Özil (d) y Sami Khedira (i) calientan durante un entrenamiento de su equipo en Fráncfort, Alemania, el pasado lunes. (Foto Prensa Libre: EFE).

“No me enfada, pero me sorprende. Soy al único al que se designa de esta manera. A Sami Khedira no le dicen germano-tunecino ni germano-polacos a Lukas Podolski y Miroslav Klose”, señaló Özil, aludiendo a que él nació y se crió en Gelsenkirchen, Alemania.

Este hijo de inmigrantes turcos, sin embargo dice estar “orgulloso de haber crecido bajo las dos culturas”, y que como futbolista ha aprovechado esto para tener la disciplina y táctica alemana con la técnica turca.

Sobre el hecho de no cantar el himno, el jugador del Arsenal insistió en que no quiere faltar a nadie, pero que durante el himno “se concentra en el partido y reza para tener suerte y no lesionarse”.

El gerente de la selección alemana, Oliver Bierhoff, calificó recientemente como perfectos ejemplos de integración a Özil, Khedira, Ilkay Gundogan y Shkodran Mustafi, compañeros de la selección con orígenes extranjeros.

El mediapunta, 62 partidos con Alemania, cree que este equipo es mejor que el del Mundial-2014, pese a no comenzar con buen pie la fase de clasificación a la Euro-2016.

“Somos campeones del Mundo, y queremos serlo de Europa”, aseguró Özil, quien se marca como objetivo personas ser una vez Balón de Oro.

Özil se encuentra con su selección, Alemania vigente campeona del mundo, que este miércoles enfrentará el miércoles a Australia dando el pistoletazo inicial a una semana de partidos amistosos, entre los que destacan el Francia- Brasil del jueves y el Italia-Inglaterra y el Holanda-España del próximo martes.

El seleccionador alemán Joachim Löw subrayó la importancia de comenzar el año con una victoria ante los australianos: “Es importante ganar nuestros próximo partidos porque tendremos un otoño caliente contra Irlanda, Escocia y Polonia”, declaró.