PSV y Atlético, casi idénticos seis meses después del doble 0-0

Atlético de Madrid y PSV Eindhoven se cruzarán de nuevo este martes en la Liga de Campeones con dos equipos muy similares a los que opusieron hace seis meses en su último enfrentamiento, en octavos de final, con un doble 0-0 y la resolución final del duelo en el decimosexto lanzamiento de penalti.

Publicado el
Griezmann es uno de los hombre de ataque del Atlético de Madrid. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Griezmann es uno de los hombre de ataque del Atlético de Madrid. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Entonces, ni el conjunto madrileño ni el bloque holandés marcaron gol, en una eliminatoria larga, de 210 minutos de juego, sufrida, más equilibrada en el choque de vuelta en el Vicente Calderón que en el de ida en el estadio Philips, donde el Atlético tuvo más opciones para ganar, y que sólo terminó en la decisiva tanda de los penaltis.

Un aviso para el Atlético y un precedente fiable por su cercanía en el tiempo, por la estructura similar de ambos equipos y por los nombres que presentan uno y otro equipo en sus plantillas, sólo retocadas, y mejoradas, este verano para dar continuidad al proyecto que comandan el argentino Diego Simeone y el holandés Philip Cocu.

Los dos siguen al frente de sus banquillos y lideran a dos equipos que superaron la fase de grupos de la Liga de Campeones durante la pasada campaña. El PSV llegó hasta octavos de final, hasta que se cruzó con un Atlético que alcanzó la final de Milán, perdida en la tanda de penaltis frente al Real Madrid.

No hay apenas cambios en sus alineaciones titulares respecto al doble choque del pasado curso. La base sigue en el Atlético, como también continúa en el PSV Eindhoven, del que sólo han salido dos futbolistas respecto a los dos equipos iniciales que alineó Cocu frente al conjunto madrileño: el defensa central Jeffrey Bruma y el centrocampista ofensivo Marco Van Ginkel, de vuelta al Chelsea.

Son dos de las cuatro bajas del actual doble campeón de Holanda durante el mercado de verano -ninguna de las otras dos, Stijn Schaars y Hjortur Hermansson, tuvieron protagonismo hace seis meses contra el Atlético-. A la vez ha incorporado cuatro jugadores, aunque ninguno, de momento, habituales en el once de Philip Cocu.

Siempre sujeto al 4-3-3 tradicional del técnico, aunque lo modificó en ambos encuentros frente al Atlético, el central francés Nicolás Isimat-Mirin, que fue titular en la vuelta en el Calderón, cubre el hueco en el once de Bruma, ahora en el Wolfsburgo. Jorrit Hendrix, suplente entonces en ese doble duelo, aunque habitual en el once durante toda la campaña, es el elegido por Marco Van Ginkel.

En el resto de posiciones siguen el portero Jerome Zoet, los laterales Santiago Arias y Jetro Willems, el central mexicano Héctor Moreno, su compatriota y medio centro Andrés Guardado, el todocampista Davy Propper, los extremos Jurgen Locadia y Luciano Narsingh y el goleador Luuk de Jong, con el uruguayo Gastón Pereiro o el canterano de 18 años Steven Bergwijn como alternativas.

En el Atlético, con cinco entradas  (Kevin Gameiro, Nicolás Gaitán, André Moreira, Sime Vrsaljko y Alessio Cerci) y cuatro salidas  (Jesús Gámez, Oliver Torres, Matías Kranevitter y Luciano Vietto) en este mercado de verano, también se mantiene la base del once, aunque Simeone ha incluido cambios en las tres jornadas.

Sólo Oliver y Vietto, titulares en Eindhoven y suplentes en el Calderón en el enfrentamiento de octavos de la pasada temporada, son la diferencia en el once respecto a aquella eliminatoria. El centrocampista está cedido en el Oporto; el atacante, en el Sevilla.

El portero Jan Oblak, los laterales Juanfran Torres y Filipe Luis, los centrales Stefan Savic (titular en la ida), José María Giménez  (en el once en la vuelta) y Diego Godín, los centrocampistas Gabi Fernández, Saúl íguez, Augusto Fernández y Koke Resurrección; y los atacantes Antoine Griezmann y Yannick Carrasco, todos con protagonismo de inicio hace seis meses, siguen en el Atlético.

Por ahí, Gameiro y Gaitán, dos de sus cinco fichajes, más la disponibilidad de Tiago Mendes, por aquel entonces de baja por una fractura de tibia, pueden ser la diferencia en el reencuentro entre ambos clubes del próximo martes en Eindhoven, un duelo entre dos equipos casi idénticos al doble 0-0 de la pasada temporada.