Saravia: “No importa el rival. Todo está en el equipo y depende de nosotros”

Con su peculiar estilo relajado para caminar, el legionario Rodrigo Saravia se acercó ayer al Proyecto Goal para unirse a la Selección Nacional. Acompañado de su inseparable sonrisa.

Rodrigo Saravia podría ser el volante de contención de la Selección Nacional contra Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza).
Rodrigo Saravia podría ser el volante de contención de la Selección Nacional contra Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza).

Saravia dijo estar “contento y orgulloso” por volver a representar a Guatemala y está dispuesto a dejar la última gota de sudor para lograr el sueño de todos.

El jugador del Columbus Crew de la MLS debutó con la Bicolor el 10 de febrero, cuando Guatemala derrotó 3-1 a Honduras en un partido amistoso y dejó sensaciones agradables a los aficionados y al cuerpo técnico, que le hizo el llamado para la serie de eliminatoria mundialista rumbo a Rusia 2018, contra Estados Unidos.

En el juego frente a los catrachos, el chico de 23 años —jugó como volante de contención— mostró precisión en los pases —hizo 25—, seguridad con el balón y ocho intercepciones. Números positivos que él asegura son el resultado de entender las indicaciones del técnico nacional Wálter Claverí.


“Tengo claro el método del profe. En el Columbus se juega de la misma manera, o muy parecido, por lo que se me facilita entender lo que quiere el entrenador”, dijo el volante de contención guatemalteco.

Sin complejos

El pasado domingo el entrenador de Estados Unidos, Jürgen Klinsmann, dio el listado de 26 jugadores que viajarán a Guatemala para el partido del viernes —20.06 horas, en el Mateo Flores—, en la cual incluyó a sus máximas figuras; sin embargo, Saravia no se preocupa por eso y más bien hace énfasis en que todo depende de Guatemala.

“No importa el rival. Todo está en nosotros y depende de nosotros nada más. No me gusta pensar en eso, porque uno se aflige y se pone nervioso. Estoy tranquilo y con confianza”, afirmó Rodrigo.

Para Guatemala será un partido de vida o muerte; en el que las esperanzas por clasificar al primer mundial mayor tomarán fuerzas, o en el peor de los casos, el sueño se esfumará como ha sido a lo largo de la historia.

“Creo que las cosas van a salir. Hay que tener mucha fe. Todos queremos sudar la camiseta y hacer las cosas bien. Tener confianza es una parte clave, además del trabajo en equipo, y somos un grupo que está muy unido”, añadió Rodrigo Saravia.

El defensor y volante de contención, que en la Universidad de Florida Gulf Coast aprovechó para mostrar su capacidad en el terreno de juego y que fue seleccionado por el Columbus Crew en el último draft de la MLS, ahora espera escribir una historia digna de ser recordada con la Bicolor.