Ángel Cabrera y Eduardo Soto, los quichelenses que cumplen su sueño con la Selección Nacional

Los dos nacieron y crecieron en tierras quichelenses. Ángel Rubén Cabrera Noriega es orgullo de Canillá, mientras que Eduardo Beltrán Soto Barrios es el hijo predilecto de Chajul.

Ángel Cabrera y Eduardo Soto comparten el amor por Quiché y por la Selección Nacional. (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)
Ángel Cabrera y Eduardo Soto comparten el amor por Quiché y por la Selección Nacional. (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)

Antes de patear un balón de futbol, debían cumplir con varias tareas agrícolas como sembrar maíz y frijol, y cultivar café.
“Había que ayudar a nuestros padres y abuelos. Venimos de familias humildes”, señalan al tiempo de que se acomodan los uniformes de entrenamiento de la Selección Nacional.


“Nos quedan grandes, pero no habían de nuestras tallas”, dicen sonriendo los dos jugadores, quienes tienen una larga lista de cosas en común en el mundo del futbol.

La Segunda División los acogió por primera vez en su camino para lograr la profesionalización. Soto militó con Barillas de Huehuetenango y Cabrera con su natal Canillá. Los dos actúan de laterales, una posición en la que han brillado por su capacidad técnica, táctica y aeróbica.

Lee además: Wálter Claverí criticó el ritmo de juego de rojos y cobaneros

En Marquense, de la Liga Nacional, se conocieron y a partir de ahí han fomentado una gran amistad, que les ha permitido entenderse a la perfección en la aventura que mantienen con Cobán Imperial y que los llevó a ser considerados por el seleccionador de la Bicolor, Wálter Claverí.

“Estamos muy agradecidos con Cobán Imperial. Ha sido nuestro trampolín para llegar a la Selección”, asegura el zurdo Soto, quien debutó en el máximo circuito con los peces vela de Iztapa.

“Es un sueño haber llegado a la Sele. Me recordé de todos los sacrificios que he hecho para seguir adelante. Nunca perdí la fe”, señaló Cabrera, quien para entrenarse con Marquense viajaba en bus todos los días desde Canillá hasta San Marcos.

La mejor noticia

Los dos quichelenses se enteraron de su primer llamado a la Bicolor, a través del grupo de WhatsApp que tienen los jugadores cobaneros.

Lee además: Ellos son los convocados por Wálter Claverí

“Fue una de las mejores noticias que he recibido. Me llené de emoción. Mi objetivo ahora es trabajar bien en la Selección para ser tomado en cuenta otra vez y lograr jugar. Siempre he luchado por esto”, explica Soto, de 27 años.

“Celebré mi convocatoria con mi mamá —Alba Noriega—. Lloramos juntos. Me felicitó y me instó a seguir adelante y que nunca desmaye”, dijo Ángel Cabrera, de 22 años.

Aunque ayer los dos jugadores cobaneros no estuvieron en el mismo once de la Sele, Ángel y Eduardo dejaron destellos del por qué fueron llamados. Sus pinceladas no pasaron desapercibidas por Claverí.

Contenido relacionado

> La Selección Nacional regresa al Doroteo Guamuch contra Cuba el 15 de agosto

> Luis Swisher brilla en Estados Unidos y dirige en la USL

> Umbro vestirá a la Selección Nacional cuatro años más