Carlos el Pescado Ruiz recuerda con nostalgia su último partido con la Selección Nacional hace dos años

Hace exactamente dos años, Carlos el Pescado Ruiz se despedía de la Selección Nacional, con cinco goles, en el Doroteo Guamuch Flores; hoy, lo recuerda con nostalgia.

Carlos el Pescado Ruiz fue despedido por sus compañeros de selección, hace dos años. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Carlos el Pescado Ruiz fue despedido por sus compañeros de selección, hace dos años. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Fueron los últimos 89 minutos que pisó el césped del estadio Doroteo Guamuch Flores con la camisola de la Selección Nacional. Desde esa noche épica, en la que Carlos el Pescado Ruiz se despidió de la Bicolor con cinco goles, solo queda en la historia del futbol guatemalteco como el mejor, al que siempre se le extrañará.


Hoy, dos años después, —6 de septiembre del 2016—, la Bicolor está a un día de enfrentar a Argentina en partido amistoso, en un mítico estadio que también fue la casa del Pescado Ruiz, el Memorial Coliseum, que lo vio gritar, correr, celebrar y llorar por la Selección Nacional. Un lugar en donde siempre fue querido, apoyado y aplaudido, aun así se perdiera.
Lee también: Hace 14 años 'el Pin' Plata le marcaba un doblete a Costa Rica en eliminatoria de Alemania 2006
Los Ángeles, California, vio como el delantero se formó  como un gran jugador cuando con apenas 22 años integró el equipo del Galaxy, con el que fue campeón y cumplió con una época dorada.

Ahora a la distancia, desde Miami, como comentarista de la cadena BeIN Sports, Ruiz observará y apoyará a la Selección que siempre llevará  en su corazón.


“A todos los que ahora tienen la dicha de estar con la Sele les deseo que les vaya muy bien”, comentó Ruiz, quien vive preocupado siempre por el futbol guatemalteco, ese que le hacía estremecer.
Lee también: El drama de Javier Estrada: De ser pieza clave en torneo Uncaf Sub 19 a un paso de quedar fuera del Premundial de Concacaf
Esa noche en el Doroteo —goleada 9-3 frente a San Vicente y las Granadinas—, su segundo hogar, Ruiz lo disfrutó al máximo, tenía claro que sería la última vez que saldría el capi y que dejaría unas cifras muy difíciles de superar, con sus cinco goles sumó 68 con la Azul y Blanco y 39 en clasificatorias mundialistas, en 137 presentaciones. Ese encuentro también fue el último que ha jugado Guatemala rumbo a una Copa del Mundo.

Pero la nostalgia, aunque han pasado 730 días siempre se mantiene.

“Lejos de la Selección he estado muy triste, pero del futbol he vivido con mucha tranquilidad y paz. Para mí la Selección no era simplemente jugar futbol, era todo y quizá no encuentre las palabras para describir lo que me hacía sentir cada vez que era llamado para representar a mi país”, confesó Ruiz, quien mañana se sentirá parte de la Sele. No estará en el terreno de juego, pero si en la mente y en los corazones de quienes disfrutaron de cada batalla que peleó como un guerrero por la Bicolor.

Contenido relacionado

> Ricardo Jerez regresa ilusionado a la Selección Nacional dos años después 
>
 
¿Quién será el “9” de Argentina para enfrentar a la Selección de Guatemala?
> 
José Carlos Martínez, el orgullo de Moyuta, se ha ganado un lugar en la Selección Nacional