Éver Almeida considera que el futbol guatemalteco sigue siendo lento

En los seis días que lleva la segunda etapa del entrenador Éver Hugo Almeida y su asistente técnico Gustavo Bobadilla al frente de Municipal, el paraguayo ha detectado algunos factores por los que el club un futbol opaco y falto de personalidad.

Publicado el
Éver Hugo Almeida dirigirá su segundo partido con Municipal el domingo contra Guastatoya. (Foto Prensa Libre: Carlos Vicente).
Éver Hugo Almeida dirigirá su segundo partido con Municipal el domingo contra Guastatoya. (Foto Prensa Libre: Carlos Vicente).

“Al equipo debemos cambiarle un poco esa mentalidad que hace que no exista demasiado toque, en la que se arriesga poco y casi no se llega al arco rival. Si ellos no dan lo que tienen, el equipo no rendirá”, indicó el estratega.

Una de las principales ideas que trata de inculcarles el estratega guaraní a sus futbolistas es que sean aguerridos, que arriesguen, que pierdan el miedo a equivocarse y se sacudan la presión externa.    

“Lo que he visto es que hay una presión grande extra de la misma gente hacia los jugadores. No sé cómo, pero tenemos que quitarnos eso. Debemos de tratar de liberarnos en ese aspecto y jugar de la manera que sabemos”, reconoció Almeida, entrandor de Municipal.

Presionados

Municipal tendrá tres juegos de visita en las últimas cinco jornadas que le restan a la fase de clasificación —contra Guastatoya, Antigua GFC y Malacateco— por lo que está obligado a ganar, si quiere avanzar a la fase final.

Actualmente marcha séptimo con 24 puntos y arrastra una racha negativa de 4 juegos seguidos sin ganar.

“Estamos conociendo a los muchachos, trabajando y metiéndole un poco nuestra idea al equipo. Sabemos que está difícil, pero Municipal tiene que clasificar a  las finales”, manifestó el guaraní. 

“Si nosotros jugamos a absorber  esa presión que hay fuera del equipo,  vamos a hacer la mitad de las cosas por tener miedo a equivocarnos”, agregó.

Juego lento

El estratega reconoció que el torneo es bastante parejo y que tácticamente el futbol guatemalteco ha avanzado bastante, ya que los equipos tienen variantes en sus sistemas tácticos y lo calificó de bueno, aunque considera que sigue siendo un futbol lento y con pocas llegadas al arco rival.

“Lo que veo es que sigue siendo el mismo futbol de antes, con lentitud y con pocas llegadas. Algunos equipos lo intentan hacer diferente, pero está muy parejo”, reconoció Almeida.

Almeida espera que el domingo contra Guastatoya el equipo escarlata pueda mostrar todo ese aspecto positivo que tiene, ya que la impresión que tuvo  en la derrota frente a Petapa es que el club tiene mucha actitud y entrega.

La segunda prueba de Almeida será el domingo y todavía cuenta con cinco jornadas para poder mejorar su accionar.