Una grata visita de “Chicho” Bradley al campamento crema

Comunicaciones regresó este lunes a los entrenamientos, después de  la victoria ante Petapa por 3-0 en la serie de acceso a semifinal,  y desde  ya se prepara para  el juego de ida contra Antigua GFC, el próximo jueves  en el estadio Mateo Flores.

José Contreras y Chicho Bradley, después del entrenamiento crema. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)
José Contreras y Chicho Bradley, después del entrenamiento crema. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)

Los cremas tuvieron la visita de Luis “Chicho” Bradley (que padece la enfermedad esclerosis múltiple) al finalizar la práctica. Los jugadores conversaron con el exjugador albo; José Contreras, Joel Benítez y Jairo Arreola fueron quienes más compartieron con él.

Bradley y su familia asistieron a la parte final del entreno del campeón para llevar a dos hermanos al entrenamiento de fuerzas básicas del Club, en donde  probaran suerte y serán vistos por los encargados de estas categorías.

Las bromas por la fuerte marca en defensa que realizaba el “Chicho” cuando era jugador activo,  fueron las que más resaltaron en la plática  en el parqueo que está a un costado de la cancha sintética 2, en donde se ejercitaron los albos.

Del cuerpo técnico albo, Willy Olivera, el psicólogo Rolando Crespo  y Julio González también se acercaron al automóvil en el que se encontraba Luis, para saludarlo y hacerle más de una broma.

Piensan en el rival

El entreno blanco se enfocó en la recuperación, trabajos en espacio reducido por zonas y culminó  con trote alrededor del campo. Joel Benítez y Carlos Mejía no estarán en el primer juego ante Antigua GFC por haber acumulado su cuarta tarjeta amarilla en el juego de vuelta contra Petapa.

La práctica terminó con bromas que le hicieron los jugadores a los porteros Juan José Paredes, Kevin Moscoso y a Mynor Padilla, además de Brandon De León. Luego del entreno los jugadores le firmaron una bufanda y una camisola que llevó el aficionado Álvaro Rene Rodas.

Los jugadores cremas trotan durante la práctica. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)