Comunicaciones lucha contra las adversidades provocadas por las lesiones

Tres jornadas y tres lesiones graves. Un dolor de cabeza para el técnico de Comunicaciones, el costarricense Ronald González, quien deberá reorganizar su zona defensiva, por lo menos para la primera ronda del torneo.

Publicado el
Comunicaciones ha perdido ha tres jugadores claves en las primeras tres jornadas del Clausura, uno por partido. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Comunicaciones ha perdido ha tres jugadores claves en las primeras tres jornadas del Clausura, uno por partido. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Primero fue su compatriota Manfred Russell, con una lesión en la rodilla, —frente a Antigua GFC—, luego llegó el drama del defensa Carlos Castrillo, fractura de radio, —en el Clásico contra Municipal— y, el sábado pasado, el pesar de Rafael Morales, fractura de peroné, —con Suchitepéquez—.


“Estoy preocupado. Quítenle tres jugadores a los rojos o a Antigua de los que yo he perdido. Es muy duro y difícil. El responsable de todo soy yo, y nunca voy a evadir esa responsabilidad. Pero también dije que esto lo tenemos que sacar todos como equipo. Estas dificultades son alicientes para nosotros para salir adelante”, dijo González después del encuentro frente a Suchitepéquez.

Golpes fuertes

Fredy Fernández, médico del equipo blanco, y Rodolfo González, preparador físico, coinciden que la preparación física del equipo ha estado bien y que estas lesiones no hay cómo prevenirlas, porque los golpes fuertes traen consecuencias.

González asegura que “hay un mito urbano que tiene ver con el rendimiento físico y las lesiones. Pero todo queda en eso, porque hay varios factores que influyen, como el descanso y la alimentación. Y los traumas óseos como los que sufrieron Castrillo y Morales son muy diferentes”.
CARLOS-CASTRILLO.jpg
De acuerdo a Fernández, desde el momento que un jugador está lesionado tiene el acompañamiento médico para establecer el  alcance de las lesiones.

Fernández explicó que el tiempo promedio que necesitan el radio y peroné en consolidarse —pegar— es de seis semanas. 
“En el caso de Castrillo, esta semana se debería de reincorporar para hacer trabajo de pantorrilla, muslo, abdomen y espalda, para no perder condición física ni masa corporal. En promedio, a los 10 días ya pueden estar trabajando la parte inferior.  En el caso de Rafa como es el peroné a los ocho días ya se puede hacer un trabajo, pero de menor intensidad que Castrillo, siempre acompañado de mí supervisión y del fisioterapista”, comentó el médico blanco.
RAFAEL-MORALES.jpg
El objetivo de que los jugadores empiecen a trabajar lo más rápido posible es que se reintegren de la mejor manera al equipo.

Según Fernández,  las fracturas de sus jugadores no deberían tener ninguna  consecuencia posterior, porque cuando el hueso se pega en su totalidad ya no sienten las molestias.

Fortalecidos

Para el técnico González todo lo que atraviesa el equipo los fortalece. “Cuando tuvimos a Steven Robles en cuidados intensivos fue una herramienta anímica para nosotros. Las de Castrillo y Rafa son las lesiones más graves que hemos tenido hasta ahora. Manfred esperamos que regrese en tres semanas”, agregó el costarricense.

Las bajas en la defensa obligaron a González a cambiar el sistema de juego frente a Suchi, por lo que fortaleció más la media cancha.

El estratega todavía no ha definido su estrategia frente a Marquense y  analiza llevar jugadores de Cremas B, porque   pueden ayudar en estos momentos. Además, recuperan a Erwin el Abuelo Morales, quien ya cumplió su partido de suspensión por la expulsión sufrida en el Clásico 301.

Una buena noticia para el campamento blanco es que la próxima semana ya podrán contar con Juan Cardona, quien llega de Suchitepéquez.

“Nos toca analizar y echar mano de los jugadores en nuestra filial en la Primera División”, indicó el técnico.

Los cremas, además, están a la espera de la resolución si el defensa de Municipal, Felipe Baloy, será suspendido por la lesión de Castrillo, durante el tiempo que el jugador crema se recupera.