Pablo Mingorance es el pulmón que Siquinalá necesita para salvarse del descenso

El 14 de enero pasado Pablo Jesús “Chicho” Mingorance fue aplaudido por la afición cuando debutó con Siquinalá y desde entonces es uno de los más queridos.

Pablo Mingorance es uno de los jugadores indiscutibles en el Deportivo Siquinalá. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)
Pablo Mingorance es uno de los jugadores indiscutibles en el Deportivo Siquinalá. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

Con la fuerza, la técnica y la perfecta distribución de balón que le caracteriza dentro del terreno de las acciones, el volante argentino asegura haber encajado de manera perfecta en el conjunto naranjero.


“Chicho”, como es conocido, disfruta de la nueva etapa en su tercer equipo en el futbol guatemalteco.

Llegó a Guastatoya en el 2016, luego jugó con Municipal en el Clausura de ese mismo año, club con el que se coronó.

Después del campeonato logrado con los rojos retornó un tiempo a su natal  Argentina. En el inicio del Clausura 2018 fue cobijado  por Siquinalá, un equipo en el que se ha ganado el cariño de la afición.

Adaptado al calor

La tranquilidad de Siquinalá hacen que el calor sea menos tedioso en el  municipio escuintleco y ha ayudado a Chicho  a que la adaptación sea más factible.

“Mi vida acá es normal. Entrenamos un poco más temprano de lo acostumbrado. Como a las ocho horas debido al calor. Luego de desayunar  me traslado en auto al estadio. Vuelvo a casa, almuerzo, duermo una siesta, me despierto y más tarde me voy al gimnasio de Santa Lucía —Cotzumalguapa—. Eso es más o menos lo que hago en un día normal”, indicó Mingorance.

Lea además: Siquinalá gana el duelo directo por el descenso a Suchi

El argentino dijo estar agradecido por el apoyo que le han brindado sus compañeros y la directiva del plantel naranjero.

“Me han recibido muy bien y me han dado confianza. Es lo que uno busca cuando es nuevo en un equipo. Otro de los factores que me hacen sentir cómodo es que hasta me han designado capitán. Es una gran responsabilidad”, refirió.

Mingorance dijo que espera recompensar el cariño que le ha brindado  la afición y todo el plantel a través de su esfuerzo y jugando bien en cada partido. Pasará la Semana Santa en casa y el Domingo de Resurrección disfrutará un almuerzo al lado de su familia.

Contenido relacionado

> La aventura de Mingorance en la Bombonera

> Siquinalá vence a Municipal y les amarga la semana

> Mingorance: En Guatemala el futbol no crece”