4 reglas que a Centroamérica le urge armonizar para facilitar el flujo del comercio

Al cumplirse un año de la pandemia del coronavirus, Centroamérica debe avanzar en la facilitación del comercio y los marcos regulatorios de salud, que pueden convertirse en nuevos obstáculos hacia el futuro.

Publicado el
A pesar de las medidas de confinamiento en Centroamérica por el coronavirus el comercio intrarregional operó, y se debe continuar con las medidas que faciliten el intercambio, se resaltó en foro de Fecaica. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
A pesar de las medidas de confinamiento en Centroamérica por el coronavirus el comercio intrarregional operó, y se debe continuar con las medidas que faciliten el intercambio, se resaltó en foro de Fecaica. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Esta fue una de las posiciones durante el foro “Comercio y salud: Implicaciones para la región CA-RD”, que organizó la Federación de Cámaras de Industria de Centroamérica y República Dominicana (Fecaica), en el cual se abordó la inocuidad de los bienes, pero se enfatizó en las posibles regulaciones globales.

Melvin Redondo, jefe de la Secretaria de Integración Económica Centroamericana (Sieca), declaró que la región debe apostarle a la facilitación en el intercambio de bienes y servicios, así como a la coherencia entre los temas de salud y comercio dado lo vivido en los últimos meses por el aparecimiento del nuevo coronavirus, así como el futuro cercano.

En el contexto intracentroamericano, citó en el foro, existe una gran movilidad y consumo de productos del sector alimenticio, y conlleva atender temas relacionados sobre inocuidad, y la incorporación de regulaciones técnicas de comercio para ejercer controles en esos intercambios.

Eso implica estar en sintonía con las decisiones que adopta la Organización Mundial del Comercio (OMC) y la Organización Mundial de la Salud, así como las regulaciones que adoptan otros organismos internacionales que tienen que ver con este tipo de temas.

El secretario precisó que estas normativas internacionales, se convierten en los referentes para la construcción de la normatividad a nivel regional, y considerar las capacidades de los países en poder cumplir esas regulaciones que pueden ser más estrictas.

Redondo subrayó que en muchos países se han enfrentado a regulaciones que tienen como fundamento temas de salud, pero que se traducen en normas que afectan el comercio, por lo que es necesario encontrar los equilibrios, entre los objetivos legítimos de salud y los objetivos de intercambio.

En todo caso, reiteró que poner en balance esta discusión no es sencillo y la propia experiencia es de difícil reconciliación.

Las reglas que urgen

Según el secretario, se están observando una serie de regulaciones de bienes que a Centroamérica le interesan que tiene que ver con:

  • Contenidos y residuos de productos químicos
  • Regulaciones con micronutrientes
  • Niveles aceptables de preparaciones alimenticias
  • Propiedad intelectual

El secretario enfatizó en que deben tratarse esos canales, de los objetivos legítimos de salud y comercio, la protección y adecuada información de los consumidores y la necesidad de los países de estar mejor posicionados en el contexto internacional a través de las exportaciones de sus productos, pero a la vez de sus importaciones que se introducen a sus mercados que cumplan las regulaciones mínimas de salud.

Comercio electrónico

El consultor en temas de comercio exterior Joe Henry Thompson, dijo que la pandemia también hace pensar en incluir el comercio electrónico en los países de la región, y que los ministros de Economía de Centroamérica deben avanzar en ese debate.

En este caso, se trata de las reformas al Código Aduanero Centroamericano (Cauca) y su reglamento, en que se debe estar trabajando en los eslabones necesarios, la normatividad apropiada para el desarrollo del comercio electrónico que combina la presencial y lo no presencial, que tuvo un impulso a partir de la pandemia.