Finanzas quiere comprar más barato con la subasta inversa

Con algunos meses de retraso, ayer el Ministerio de Finanzas (Minfin) implementó el primer evento de Subasta Electrónica Inversa, proceso en el cual se adjudicó un lote de papel para surtir a ese ministerio.

Lionel López Valdés —centro— viceministro de Finanzas, informa sobre los resultados de la primera subasta electrónica.
Lionel López Valdés —centro— viceministro de Finanzas, informa sobre los resultados de la primera subasta electrónica.

El objetivo de este tipo de sistema de adquisiciones es adjudicar a las empresas que oferten a precios bajos y que representen un ahorro para el Estado.

Lionel López Valdés, viceministro de Finanzas, explicó que el mecanismo aplicado servirá como modelo para que las unidades ejecutoras utilicen el sistema para la compra de bienes y servicios.

Por el momento explicó, se podrán adquirir insumos o bienes estandarizados para lo cual es necesario que los proveedores cuenten con una precalificación y capacitación para llevar el proceso en tiempo real.

“La idea es que el proveedor que oferte a menor precio, del precio referencial y pueda ganar el concurso”, señaló.

En el evento de ayer, el precio inicial de referencia era de Q225 mil 469.62, por la adquisición del lote de papel bond e higiénico; sin embargo durante la hora en que celebró la puja, una de las empresas ofertó Q30 mil 821 menos.

El concurso se adjudicó en Q194 mil 647 a la empresa Papeles Ecológicos. En los últimos 40 segundos de la subasta dicha empresa presentó el mejor precio lo que significó una reducción del 15%.

Walter Menchú, analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien), dijo que aún existe duda sobre la metodología de cálculo de referencia de precios que presente en los siguientes eventos el Instituto Nacional de Estadística (INE).

“Los precios de referencia y la metodología podrían determinar si en este primer evento hubo un sustancial ahorro, o bien pudo haber sido una compra en volumen que podrían haber reflejado esos resultados con los proveedores”, afirmó.

Menchú expuso que en las áreas donde puede haber una reducción de precio y ahorro millonario es en la compra de medicamentos, combustible y las raciones de alimentos para los privados de libertad.