Casa Club Veneguate, el rincón nostálgico venezolano en Guatemala

En 2020, un grupo de venezolanos que radica en el país tuvo la idea de tener un espacio para todos sus compatriotas en donde pudieran recordar su país con la gastronomía, la música y sus juegos.

Casa Club Veneguate
Casa Club Veneguate abrió sus puertas en diciembre del 2020, en medio de la pandemia, pero con la intención de darle a los venezolanos un espacio que los acerque a su país. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Cuando Anarelys Rodríguez llegó a Guatemala proveniente de Venezuela, hace seis años, se reunió con su hermana y otra amiga para pensar en qué podían hacer para generar ingresos. Juntas crearon Icoa Pastrys, una empresa de comida venezolana con la cual también ofrecían el servicio de catering.

Por tres años se dedicaron a llevar el sabor de su país a varios hogares guatemaltecos, hasta que, con sus parejas, pensaron en hacer algo más grande para la comunidad que radica en Guatemala. Así nación la Casa Club Veneguate, que fue inaugurada en diciembre del 2020.

“Es un espacio más o menos de 4 mil metros en donde tenemos restaurante, bar, contamos con parque infantil, cancha de bolas criollas que es un juego típico venezolano” mencionó Anarelys Rodríguez, socia de la Casa Club Veneguate.

 

Casa Club Veneguate
El Club ofrece a los visitantes, además de áreas verdes, un restaurante para degustar la gastronomía venezolana. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

 

La idea es que la comunidad venezolana se afilie al club, aunque no es requisito para poder ingresar. La diferencia es en los precios, pues los afiliados tienen comida y juegos a costos más bajos.

Además, quieren convertirse en un espacio para apoyar a emprendedores.

“La idea también es que diferentes emprendedores, sean venezolanos o de otras nacionalidades, puedan ir algunos fines de semana al club a ofrecer sus productos o servicios” agregó Rodríguez.

La Casa Club Veneguate brinda también clases de bailes, de karate, de inglés, entre otros. Es un espacio para que los venezolanos, sobre todo, puedan disfrutar de sus tiempos libres en familia, olvidando un poco lo difícil que ha sido para la mayoría dejar su país de origen.

 

Casa Club Veneguate
El objetivo es que los venezolanos no solo lleguen a comer, sino que compartan con su familia durante todo el día. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

 

Para los socios y fundadores de la casa club el proceso para hacer realidad este sueño no ha sido nada fácil.

“Los retos han sido económicos, enfrentar la pandemia, en diciembre también acabábamos de hacer las canchas de bolas criollas y hubo aquel temporal de lluvia que nos lavó un poco lo que habíamos hecho” dijo Rodríguez.

A pesar de eso, la Casa Club Veneguate ha superado los obstáculos y, poco a poco, logra su objetivo que es acercar a los venezolanos a sus raíces.