Coronavirus: Guatemala tendría la carga tributaria más baja en 20 años

Una baja en la carga tributaria para este año proyectó el Ministerio de Finanzas por una menor recaudación de impuestos, aunada a la crisis económica como por el coronavirus en Guatemala.

El coronavirus tendrá impacto en la recaudación de impuestos en los países de la región y se proyecta una caída en la carga tributaria de 0.9% en 2020. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El coronavirus tendrá impacto en la recaudación de impuestos en los países de la región y se proyecta una caída en la carga tributaria de 0.9% en 2020. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La estimación es que podría ubicarse en 9.8%, un nivel que desde finales de la década de 1990 no se había observado.

Por primera vez el indicador bajará del promedio del 10% y los escenarios apuntan a una carga tributaria menor del 10.6% del 2019, poniendo a Guatemala como uno de los países de América Latina con el menor porcentaje en este rubro.

Eso significa que, por cada quetzal que se produce en el país, Q0.9 entran al fisco por impuestos que se destinan para el financiamiento del gasto público.

Escenarios

En los tres modelos de recaudación tributaria para el cierre del 2020 que presentó Fernando Suriano Bueso intendente de Recaudación de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), confirman que el indicador estará en 9%.

En el escenario bajo de recaudación se pronostica una recaudación de Q58 mil 223.7 millones con una brecha -impuestos programados, pero no recaudados- de Q5 mil 245 millones- una caída de la cobranza del -6.2% con respecto al 2019 y carga tributaria de 9.78%.

En un siguiente modelo se proyecta Q58 mil 927 millones, una brecha de Q4 mil 541 millones, una contracción de -5.1% y una carga tributaria de 9.80%.

Mientras que en el escenario alto se estima un recaudo de Q59 mil 630.2 millones, una brecha de Q3 mil 838 millones, una caída de 3.9% y una carga tributaria del 9.8%.

Es decir, la recaudación estaría por debajo de los Q60 mil millones en los tres modelos dados a conocer.

“En la historia se han observado shocks vinculados a la economía por ejemplo del 2009 y shocks de política fiscal o sea leyes que han tenido impacto en la recaudación”, dijo Suriano Bueso.

El pasado miércoles se informó que la brecha fiscal en abril último fue de Q800 millones, que se explica por un menor consumo por el confinamiento y la importación de los derivados del petróleo.

El ministro de Finanzas, Álvaro González Ricci, declaró que es un tema muy delicado ya que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha mencionado que el indicador debe ser el 14.7%, y confirmó que Guatemala es uno de los países más baja tributaria.

“Era de esperarse”

Abelardo Medina Bermejo, analista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), comentó que era es de esperarse el desempeño de este indicador por una menor actividad económica en el país.

El comportamiento no será exclusivo de Guatemala sino de los países de Centroamérica para este ejercicio y la proyección para la región en promedio es de 0.9%.

“Considerando la trayectoria y a partir de la disminución de la actividad económica y la recaudación la carga tributaria podría cerrar en 10%, pero puede bajar más si la economía se ve más afectada de lo que se ha proyectado”, explicó el analista.

En todo caso si la actividad económica se deprime mucho este año, el indicador podría cerrar entre 9.7% a 9.8%, con agujero fiscal de Q6 mil millones, precisó el investigador del Icefi.

Agencia lo anticipó

Tan solo el pasado 3 de abril la agencia de calificación de riesgo-país Fitch Ratings que cambió la nota para Guatemala de BB a BB- por el efecto del coronavirus, también hizo hincapié sobre un menor crecimiento económico, una baja carga tributaria y un incremento mayor del déficit fiscal.

Entre abril y mayo se ajustó el crecimiento económico para 2020, en el rango de 0.5% a -1.5%, la carga tributaria en 9.8%, el déficit fiscal a 5.7%, y la relación de deuda pública/PIB de 31.8% en 2020, según los datos que dio a conocer el Ministerio de Finanzas.

No obstante, González Ricci declaró que la carga tributaria para 2021 llegaría a 10%, el déficit fiscal a 2.9%, la deuda pública con relación al PIB en 32.4% y un crecimiento económico de 3.5%.

Medina Bermejo enfatizó que la recuperación de la carga tributaria para el siguiente año dependerá del consumo.

Afirmó que el mayor impacto que tiene la recaudación este año es por la contracción de las remesas familiares que financian el 14% del consumo interno.

“Si se mantiene esa trayectoria de recuperación en la cobranza la carga tributaria estará en el orden del 10.4% y 10.5%”, añadió.

Carga estimada

El Icefi proyectó los escenarios de la carga tributaria para 2020:

  • El Salvador: 16.7%
  • Nicaragua: 16.3%
  • Honduras: 15.7%
  • Costa Rica: 12.9%
  • Guatemala: 10.1%
  • Panamá: 7.1%