Coronavirus: Los primeros indicadores golpeados por los cierres parciales en Guatemala

Algunos indicadores macroeconómicos muestran una tendencia a la baja por el efecto del covid-19 en Guatemala que estarían congruentes a los ajustes de las proyecciones que para este ejercicio será negativo, mientras se anunció una nueva revisión en junio próximo.

El Imae en marzo registró una caída de 4.9% y varias actividades reportaron desempeño negativo por las medidas adoptadas para evitar contagios por el coronavirus, según el Banguat. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El Imae en marzo registró una caída de 4.9% y varias actividades reportaron desempeño negativo por las medidas adoptadas para evitar contagios por el coronavirus, según el Banguat. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Entre los indicadores que muestran esa tendencia está el Índice Mensual de la Actividad Económica (Imae) que en marzo fue negativo, el ingreso de las remesas familiares de -1.7% -al 21 de mayo-, y las importaciones en -0.3%, que conocieron los integrantes de la Junta Monetaria (JM) en su sesión del pasado miércoles y confirmaron que se mantiene en 2% la tasa líder de interés para reducir el costo del dinero.

Las autoridades reiteraron que mantienen el rango de 0.5% (positivo) y -1.5% (negativo) la proyección de crecimiento económico para 2020, con un valor central de -0.5%, sin embargo, se comunicó que existe un alto sesgo hacía la posición negativa dadas las condiciones internacionales y el nivel de incertidumbre generado por la pandemia.

Panorama integral

Sergio Recinos, presidente del Banco de Guatemala (Banguat) y JM, destacó que se empezó a observar impacto en el Imae, las remesas, las exportaciones e importaciones (comercio exterior) variables que han mostrado comportamiento hacia la baja.

El Imae en marzo registró una caída significa de -4.9%, y en los últimos cinco años no se había presentado un comportamiento negativo; en julio del 2016 había alcanzado el valor más bajo en 0.5%.

En marzo del 2019, fue de 3.4%.

“Nos llama la atención, si está caída sería consistente con el crecimiento que estaba presentando y los cuerpos técnicos lo consideran consistente; eso implicaría que, en los próximos meses, especialmente en el segundo semestre, el Imae podría tener crecimientos ya mejores”, puntualizó el funcionario.

El informe señala que el comportamiento en marzo estuvo influenciado por el comportamiento negativo en industria manufactureras; enseñanza; actividades de alojamiento y servicio de comidas; comercio y reparación de vehículos, y construcción.

Así como otras actividades de servicios como las deportivas y recreativas, artísticas y de entrenamiento, y servicios personales como lavanderías, peluquerías y salones de belleza.

Fernando Estrada Domínguez, director de la firma Desarrollos Palo Blanco, explicó que este resultado confirma los primeros efectos del confinamiento que fue solo la mitad de marzo, y es muy probable que el impacto en abril y mayo será mucho mayor o sea más negativo, cuando todo se empezó a restringirse un poco más.

“El Imae de abril teóricamente puede ser más negativo, aunque se liberó un poco, y en mayo se observa más despidos en las empresas, y menos actividad económica en todos los rubros”, aseveró.

Consideró, que había que hacerlo por los temas del control de la enfermedad.

“Los importante ahora es controlar el virus, disminuir los contagios, poder abrir lo antes posible y que este efecto negativo no siga aumentando, ya que algunas empresas empiezan a quedarse sin flujo de caja sobre todo los pequeños y medianos empresarios”, subrayó.

Recinos aclaró que el Imae no es lo mismo que el PIB, pero si marca una tendencia, y podrían esperarse tasas positivas más adelante.

El Imae es un indicador que mide el desempeño de la producción real y tiene como objetivo conocer el ritmo de la economía de manera mensual de las 17 actividades.

La construcción es una de las actividades productivas que registró una caída en marzo, luego de declararse estado de Calamidad por el coronavirus, según el Imae. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Remesas y comercio

Con respecto al ingreso de remesas, el presidente de la banca central mencionó que se espera una recuperación en los siguientes meses, y en el caso de las exportaciones se estarán situando en -8% y las importaciones de -7%.

Alejandro Ceballos, presidente de la Comisión de Vestuario y Textil (Vestex) adscritos a la Asociación Guatemalteca de Exportadores, indicó que marzo, fue peor, y se proyecta que abril y mayo sea mucho peor.

“En marzo aún habían pedidos para atender, pero fueron cancelados y suspendidos repentinamente ya que las cadenas y clientes empezaron a cerrar sus negocios por la pandemia y hay un sobre inventario de prendas de vestir”, enfatizó Ceballos.

Vientos a favor

Estrada Domínguez, aseguró que las señales de recuperación podrían verse en el tercer trimestre del año para el sector inmobiliario de vivienda, no así para oficinas o centros comerciales, dado el comportamiento en Estados Unidos.

“Esperamos tener un repunte cuando se reactive la economía en estos sectores que han tenido buenas señales. La expectativa es que el tercer trimestre se empiece la recuperación y en el cuarto ya mejor”, remarcó.

Esa misma posición la refleja Ceballos, quien aseguró que para industria manufacturera la temporada de fin de año podrían recuperarse.

“Para nosotros como industria la temporada de Navidad y año nuevo nos podría aliviar”, comentó el presidente de Vestex.

Recinos dijo que para 2021 las proyecciones de crecimiento económico son de 3.5% a 4.5% con un valor central del 4%, que estaría en sintonía con los pronósticos de los organismos financieros internacionales; una recuperación de las remesas del 11% para alcanzar unos US$10 mil 662 millones; exportaciones, 11% por US$11 mil 406 millones e importaciones 20% para situarse en US$20 mil 338 millones, y la inflación -alza generalizada de precios en la economía- estaría ubicándose en 5%.

0