Coronavirus: Más de 3 mil patronos difirieron sus cuotas del Igss por falta de efectivo

El 14% de patronos privados que presentaron sus planillas al IGSS solicitaron el diferimiento de la cuota por la emergencia del coronavirus de marzo, como parte de las respuestas inmediatas al sector productivo que se implementaron de manera temporal.

La dirección de Recaudación del IGSS informó que tres mil 678 patronos solicitaron el diferendo de cuotas patronales correspondiente al mes de marzo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La dirección de Recaudación del IGSS informó que tres mil 678 patronos solicitaron el diferendo de cuotas patronales correspondiente al mes de marzo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La medida que fue aprobada en el acuerdo 1472 de la Junta Directiva del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) permite diferir el pago de las cuotas patronales, y las empresas están aprovechando ese beneficio, luego de que se cerrara el plazo para la presentación de las planillas correspondiente a marzo.

Para los patronos, la medida significa mantener y cuidar su flujo de caja mientras pase la crisis, según representantes empresariales consultados.

Además del IGSS también se aprobó diferir el pago de las cuotas al Instituto Técnico de Capacitación y Productividad (Intecap) y el Instituto de Recreación de los Trabajadores de la Empresa Privada de Guatemala (Irtra) para un período de tres meses -90 días-.

Contribuciones

Juan Carlos Ramírez, director de Recaudación del Seguro Social, informó que las contribuciones alcanzaron el 72% de la meta trazada para marzo con el reporte de cierre del 25 de abril, ya que se autorizó la ampliación de la presentación de la planilla hasta esa fecha.

El indicador de contribución es positivo, considerando los efectos de la contracción económica, algunas empresas que cesaron operaciones –temporales por las medidas restrictivas– y otras que están operando a su mínima capacidad, pero reportaron sus aportes, lo cual es una respuesta considerable, describió el técnico.

De los 25 mil 125 patronos que presentaron sus planillas de marzo -al corte del 25 de abril-, 24 mil 636 son privados y de los cuáles tres mil 678 patronos solicitaron el beneficio de diferimiento de las cuotas, que equivale al 14%.

La mayoría pertenecen a las actividades de comercio, servicios, industria, transporte, construcción y electricidad.

Precisó que son patronos que presentaron sus planillas al IGSS y están haciendo uso del diferimiento de las cuotas y el beneficio es para los meses de marzo, abril y mayo.

“Las expectativas que se estaban manejando fueron superadas con el comportamiento y la respuesta del sector patronal. Nosotros considerábamos que con la declaratoria de Calamidad y el cierre de empresas, creíamos que algunos patronos no podían presentar el pago oportuno de sus contribuciones y la brecha es menor a la proyectada; hay que resaltar que los patronos siguen cumpliendo en la medida de sus capacidades a sus obligaciones en beneficio a sus trabajadores”, aseveró Ramírez.

Al 28 de abril el número de planillas recibidas ascendió a 25 mil 873 de patronos privados.

Movimiento dinámico

El director expresó que la solicitud del diferimiento puede ser para uno o dos meses y será un comportamiento dinámico para la presentación de las planillas de abril, que empezará en el calendario del 1 al 20 de mayo.

Las medidas adoptadas para prevenir el contagio del covid-19, iniciaron el 16 de marzo, y en los reportes de abril -cuando se completa un mes- se reflejará otro movimiento de reportes.

“Este será un comportamiento dinámico y cada empresa deberá hacer sus proyecciones y planificaciones si van a utilizar el beneficio del diferimiento para el siguiente mes o no será necesario”, agregó el director.

Del 1 al 20 de mayo se volverá habilitar la opción para diferir las cuotas.

Empresas del sector comercio y servicios solicitaron al IGSS el diferimiento de las cuotas patronales para tres meses por los efectos del coronavirus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Prioridades

Javier Zepeda, director ejecutivo de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), declaró que existe un porcentaje alto de empresas que se han acercado a buscar asesoría para poder aplicar al diferimiento a las cuotas del IGSS desde que se anunció la medida el pasado 23 de marzo.

Aclaró que las prioridades de las empresas en estos momentos, está en el pago del salario a los trabajadores y el cumplimiento de otras obligaciones, pero esta medida permite un “oxígeno financiero”.

“Es un movimiento manejable que permite a las empresas no caer necesariamente en suspensiones con el IGSS, y así cumplir con otras obligaciones”, enfatizó Zepeda.

Alejandro Ceballos, presidente de la Comisión de Vestuario y Textil (Vestex), confirmó que varias empresas utilizaron esta herramienta ya que ayuda bastante desde el punto financiero y de administración.

Explicó que la contribución del sector al IGSS ronda entre Q900 mil a Q1 millón mensuales, como cuota patronal.

Cuidar el flujo

Fernando Estrada Domínguez, director de la firma desarrollos Palo Blanco, explicó que utilizó el beneficio de diferir los pagos al IGSS en marzo, dada la incertidumbre que se generó y la paralización de algunos proyectos que estaban en ejecución.

“Hubo un impacto en el flujo de caja de todos los proyectos de construcción, estamos evaluando que opciones utilizar y hacer el uso de algunas de las disposiciones”, remarcó.

Añadió que la contribución al IGSS es una de las más fuertes.

Reporte de bajas

El IGSS informó que se incrementó en 13% las bajas reportadas en las planillas de Seguridad Social de marzo con respecto a febrero de este año, y la cantidad de trabajadores con licencias disminuyó 25%.

Las bajas significan el cese de relación laboral -despidos-.

En febrero las bajas reportadas fueron de 45 mil 411 y en marzo 51 mil 535.

Mientras los reportes de altas que pueden ser nuevas contrataciones o personas que estaban suspendidas y reiniciaron actividades laborales, fueron 41 mil 946 en marzo y en febrero 56 mil 590, se detalló.

Ceballos explicó que, hubo una menor demanda de piezas de artículos de vestuario y textil en marzo por el efecto del covid-19 en Estados Unidos y, algunas empresas del sector decidieron recortar el número de trabajadores en sus planillas y contar con el mínimo de personal.