El Estado ya pagó Q607 millones a las importadoras de combustibles por los subsidios a la gasolina regular, al diésel y al gas

De diciembre del 2021 hasta el 9 de mayo, las compañías proveedoras de combustibles han recibido los fondos correspondientes a las subvenciones al precio de estos productos. El miércoles se aprobó una ampliación al subsidio por lo que los montos destinados a ese rubro llegan a Q2 mil 260 millones.

Publicado el
Estructura del galón de gasolina y diésel Guatemala
El Estado ya efectuó el pago por el primer mes de subsidio a los combustibles, la ampliación de esa subvención cobrará vigencia el 31 de mayo próximo, según el nuevo decreto aprobado. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Cinco empresas han recibido Q433.4 millones por el subsidio a los precios de la gasolina regular y diésel, correspondientes a abril del 2022, primer mes de aplicación de la ley respectiva, según los datos del Ministerio de Energía y Minas (MEM).

Estas son: Puma Energy Guatemala, con Q87.1 millones; Petróleos del Sur, Q30.1 millones; Chevron Guatemala, Inc., Q147.4 millones; Uno Guatemala, Q88.8 millones; y Uno Petróleos, Q79.8 millones.

Respecto al gas propano, de acuerdo con el informe de esa entidad, se pagaron Q132.5 millones a 20 empresas por el subsidio del 1 de diciembre del 2021 al 28 de febrero del 2022.

Además, se han pagado Q41.1 millones a 24 empresas, por la subvención del 1 al 30 de junio del 2022. Este apoyo vence el 30 de junio próximo y solo en el 2021.

Al MEM se le han aprobaron recursos por Q2 mil 260 millones Q1 mil 8 millones para esos fines.

Críticas y sugerencias

En relación con los subsidios aprobados por el Legislativo, a propuesta del gobierno, varios especialistas coincidieron en que no son viables a largo plazo, aunque por algún tiempo se hable de que no afectarán las finanzas públicas porque los recursos provienen de saldos de caja.

Jorge Lavarreda, analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien) y Abelardo Medina, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), mencionaron que si los recursos se están tomando de saldos de caja, no se afectarían el déficit fiscal ni el endeudamiento, pero advierten que si la crisis mundial de precios de combustibles continúa, no se podrá mantener ese tipo de apoyo porque no sería sano para las finanzas del Estado.

Lavarreda agrega que, de necesitarse endeudamiento con tal de dar subsidios, se elevaría el déficit fiscal, el nivel de deuda y los gastos que estas atraen y al observar los posibles impactos, también se debe tomar en cuenta que los recursos mencionados pudieron destinarse a financiar el presupuesto y evitar la contratación de más deuda con bonos del tesoro o préstamos.

Los analistas indicaron que es necesario focalizar el uso de esos recursos para la población que realmente necesita ese apoyo y entregarlo directamente al usuario, y no como ahora, que se aplica de forma general y se paga a las compañías del sector.

Le puede interesar: Alza en el maíz: ¿Cuál es el escenario del cambio en las condiciones mundiales para comprar el grano en Guatemala?

Por la forma como se estableció el mecanismo quedan varias dudas y una de ellas es que si se entrega el dinero a las empresas, muchas veces no le llega el beneficio directamente al consumidor o al menos, no en su totalidad, agregó Medina.

Lavarreda añade que uno de los problemas del actual subsidio es que se planteó una aplicación de forma generalizada sin tomar en cuenta el segmento de población que realmente lo necesita por ser de bajos recursos económicos. “Un alza como la de los combustibles no representa el mismo porcentaje para alguien de altos recursos, que para la mayoría de la población”.

Los entrevistados indicaron que se debió trabajar en programas más focalizados y con bases de datos por segmentos socioeconómicos, como se hizo con el Bono Familia, que se puso en vigencia al inicio de la pandemia.

José Andrés Ardón, director ejecutivo del Instituto para la Competitividad Económica (ICE), estuvo de acuerdo con que los subsidios no son sostenibles a largo plazo y que incluso se han suscitado polémicas acerca de que realmente el beneficio esté llegando a los ciudadanos porque está siendo absorbido por los importadores de combustibles y con la tendencia de alzas internacionales, es más difícil detectar si efectivamente hay una reducción en lo que están pagando los consumidores.

Además, por la forma en que se estaba otorgando el subsidio, desde abril, destinado solo para gasolina regular, el ICE visualizó que los recursos para ese apoyo no alcanzarán para los dos meses previstos porque cambió el hábito de consumo y muchos de quienes compraban super, se pasaron a regular para beneficiarse.

¿Qué hacer con el impuesto a los combustibles?

Ardón agregó que han analizado el comportamiento de precios en los países de Centroamérica y en Guatemala, hay un incremento más sustancial que en el resto del Istmo, lo que se explica por los impuestos, que también afectan precio final.

 

Comenta que en Guatemala los impuestos representan más del 20% del precio por galón, mientras que en otros países es alrededor del 10%, aparte de que los países compran de la misma forma y en los mismos lugares, “por lo que debe existir algún error de mercado”.

Por ello, el ICE menciona que otra opción es suspender de manera temporal el impuesto a la distribución de derivados del petróleo como los combustibles (IDP), por un plazo no menor de cuatro meses.

“¿Hasta qué punto el gobierno puede financieramente sostener esta solución (subsidio)? Porque ahora la cantidad de recursos que se destina va a aumentar (con la nueva propuesta ya aprobada). Los recursos se nos están agotando”, añadió Ardón, al comentar que se debe detener en el momento en que se considere endeudar más al país para otorgar estos subsidios.

El ICE efectuó un análisis que refiere que en el 2021, se recaudaron Q4 mil 66 millones por IDP, por lo que suspender ese cobro podría tener un efecto positivo para el consumidor por el doble de tiempo, respecto a lo que alcanzarían los recursos para el subsidio. Es decir, si se suspendía cuatro meses el impacto al consumidor final, iba a ser prácticamente el mismo impacto que otorgar el subsidio durante dos meses, por lo que “consideramos que suspender el IDP es mucho más viable a largo plazo que otorgar subsidios”. Aunque no propone la suspensión del IVA que se cobra por esos productos.

Otra alternativa que menciona es ir incorporando a los vehículos un tanque de gas propano, ya que esa tecnología permite usar ambos; impulsar vehículos eléctricos y e implementar el uso de etanol.

Sin embargo, Medina y Lavarreda, respondieron que no están de acuerdo con la suspensión del IDP o del IVA.

Lavarreda insiste en que lo que se debe hacer es focalizar los subsidios, darlos de forma directa al ciudadano, y en base a un registro único que el país puede tener para tener más impacto en las personas de bajos recursos. Uno de los mandatos que tiene el Ministerio de Desarrollo Social, es apoyar a estos segmentos y debería estar buscando algunas opciones, señaló.

Lea también: “El dinero no siempre llegó a quienes lo necesitaban” y otros preocupantes hallazgos de la pandemia en Guatemala

En el caso de Medina, indica que el impacto de suspender impuestos tampoco sería viable porque las alzas en los combustibles han sido mayores al IDP que se cobra, de Q4.70 al galón de la gasolina super, Q4.60 a la regular, y Q1.30 al diésel.

Además, que al suspenderlos, el presupuesto se quedaría desfinanciado y se corre el riesgo de que el gobierno, como ya lo han hecho otros en el pasado, elija recortar fondos a programas prioritarios en salud y educación, entre otros.

Amplían por Q1 mil 515 millones el presupuesto del MEM  

Con 104 votos a favor, el Congreso de la República aprobó este miércoles 18 de mayo una reforma para otorgarle al Ministerio de Energía y Minas (MEM) Q1,515 millones más para el subsidio a los combustibles.

Esa cartera ya contaba con Q745 millones para ese destino, por lo que ahora llegará a Q2,260 millones. Los recursos provienen de la disminución del saldo de caja y bancos.

La ampliación al subsidio consiste en Q5 para cada galón de las gasolinas súper y regular, y Q7 para el galón de diésel y según el nuevo decreto aprobado por el Legislativo, dicha subvención será por dos meses y empezará a regir el 31 de mayo próximo.

El subsidio vigente cubre Q2.50 por galón de regular y Q5 por el de diésel con vencimiento el 4 de junio y el gobierno solicitó la semana pasada la ampliación por un mes más, por Q462 millones. Pero esta semana trasladó al Congreso la nueva solicitud.

  • El MEM estableció los precios de referencia para la semana del 17 de mayo al 23 de mayo en la ciudad capital:
  • La gasolina regular se ubicó en Q40.36 por galón, Q1.86 más que el calculado hasta el lunes 16 de mayo.
  • Mientras que el diésel tuvo una baja de Q3.75 por galón, situándose en Q35.08, siendo la primera disminución durante las seis semanas de aplicación del subsidio.
  • La super, que no cuenta con este beneficio aún, estaba en casi Q44.

Por ahora no tiene impacto en las finanzas, pero a largo plazo es insostenible, dice el Minfin

Al ser consultado sobre el impacto que tendrá en el presupuesto y las finanzas del país la ampliación al subsidio, el ministro de Finanzas, Álvaro González Ricci, explicó que los recursos provendrán del saldo de caja obtenidos del comportamiento positivo de recaudación tributaria en el 2021.

Añadió “por el momento el presupuesto aguanta, pero por el momento”, sin embargo, indicó que no podría hablar de un plazo futuro para seguir brindando esa subvención “porque no sabemos los montos” y “la incertidumbre es mucha”.  Lo que sí aclaró es que “ningún subsidio es sostenible en el largo plazo”.

Lea además: ¿Sabe usted cuál es la carga tributaria que lleva sobre sus hombros?

Los precios de los combustibles han venido al alza desde febrero pasado debido a la crisis entre Rusia y Ucrania.

En la cadena del gobierno transmitida el martes 17 de mayo, el ministro indicó que en el gabinete se revisó el presupuesto y se llegó a la conclusión que aún se tienen los recursos provenientes de saldos de caja para poder hacer frente a este apoyo temporal a los subsidios con la nueva propuesta que presentó el gobierno.

González Ricci dijo en esa ocasión que debido a que son recursos de saldos de caja no vulneran el presupuesto y no se afectarán las finanzas del Estado. Señaló los subsidios juegan una parte importante para mantener el costo de la canasta básica y mantener los índices de inflación, la cual se ubica en la actualidad en 4.62% y no supera la meta del 5% trazada por el Banco de Guatemala.

Opiniones

El diputado Samuel Pérez, de la bancada Semilla, aseguró que con los subsidios solo se incrementa la demanda al igual que los precios, y es esa la razón por la que no ha sido eficaz la iniciativa.

“Un subsidio debe ir directo a la gente, no a las ganancias de las empresas. Hoy el precio lo fijan los cárteles de las gasolineras”, dijo el parlamentario.

Mientras tanto, el subjefe de la bancada Vamos, Juan Francisco Mérida señaló que en todo tipo de situaciones se critica al Organismo Ejecutivo, como ocurrió durante la pandemia.


“Nosotros aquí tenemos la responsabilidad de apoyar una disposición que si bien es del Ejecutivo, hay que ser muy responsable ante la situación y estamos frente a una crisis que ahora no es sanitaria, sino económica. Cuando fue la crisis sanitaria hubo mucho recelo y críticas hacia el Ejecutivo… pero al final el balance fue positivo”, expuso Mérida.

Candado abierto

La bancada Unionista presentó una enmienda que serviría de “candado” para el destino de las ampliaciones presupuestarias que este año se han dado al Ejecutivo, en el Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado 2022.

El artículo pretendía que todas las ampliaciones hechas en el 2022 tendrían que ser readecuadas mediante un decreto del Congreso para el 2023, en caso no se aprobara un nuevo presupuesto. Además, regulaba que el Ministerio de Finanzas estaría obligado a enviar una propuesta de readecuaciones durante el mes de diciembre de este año para que la readecuación fuera aprobada a más tardar durante febrero del 2023.

Algunos diputados lamentaron que no se aprobara la propuesta, ya que, a su criterio, los fondos pueden ser utilizados con fines electorales.