El tren de carga que buscan impulsar en el sur (y la millonaria cantidad que ha invertido Ferrovías en esa área)

Según el plan maestro de reactivación ferroviaria, está completa la información relativa al área norte y sur del país para los inversionistas interesados.

Publicado el
Brigadas de trabajo despejan tramos de la vía férrea ubicados en varias zonas capitalinas y evalúan el estado de los rieles y durmientes. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Brigadas de trabajo despejan tramos de la vía férrea ubicados en varias zonas capitalinas y evalúan el estado de los rieles y durmientes. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

La empresa que tiene el control de la operación de la vía férrea de Guatemala, Compañía Desarrolladora Ferroviaria S.A. (Ferrovías), ha invertido más de Q45 millones en trabajos en el sur del país.

El monto incluye obras de infraestructura, los estudios del trazo actual del derecho de vía, nuevos trazos sugeridos y estudios de prefactibilidad financiera y de demanda que ya se llevaron a cabo, informó Luis Méndez, gerente y representante legal de Ferrovías.

Por ejemplo, las instalaciones en Ayutla, San Marcos, se encuentran únicamente pendientes de una autorización por parte de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) para el funcionamiento del Depósito Aduanero Temporal.

En esa área operará una aduana conjunta entre Guatemala y México, que se construyó en las instalaciones de Ferrovías Guatemala. Por lo tanto, esperan iniciar a finales de este año, agregó Méndez.

En septiembre pasado, la SAT llevó a cabo la revisión presencial y le entregó a Ferrovías una serie de cambios y sugerencias para las instalaciones, que incluye medidas de seguridad. “Esperamos que pase esa nueva revisión para tener todo cumplido y lograr la autorización respectiva”, enfatizó.

En el caso de los proyectos de Fase I Sur y Fase II Norte, se tienen los estudios del trazo original y los posibles libramientos, así como los estudios de prefactibilidad financieros y de demanda, explicó.

Sin cambios en plan maestro

Méndez aseguró que no ha cambiado en nada el plan maestro de reactivación ferroviaria, y actualmente la información relativa a las áreas norte y sur de Guatemala está completa para que los inversionistas interesados tengan bases para llevar a cabo la inversión.

El proyecto de reactivación ferroviaria conlleva posibles proyectos como fibra óptica y conductos de gas natural, pero se desconoce si se están llevando a cabo negociaciones en esos temas.

Hace 27 años, la empresa obtuvo la concesión para operar en Guatemala y anualmente aporta a Ferrocarriles de Guatemala (Fegua), Q1.8 millones anuales. Carlos Estrada es actualmente el administrador único de Ferrovías y una Asamblea General Ordinaria de Accionistas está programada para el próximo 13 de octubre.

Énfasis en transporte de carga

El ministro de Economía, Antonio Malouf, dijo ayer después del gabinete económico que existe interés por reactivar la ruta férrea del sur y específicamente en temas de carga, porque es lo que brindará competitividad al país al ser un transporte más económico y eficiente.

El funcionario explicó que el proyecto se visualiza desde la frontera con México hacia Puerto Quetzal, con el objetivo de exportar productos agrícolas y no agrícolas, aparte de habilitar una estación intermedia en Escuintla.

“Esperamos aumentar 4% en el comercio internacional con México. Además, es una oportunidad para que en la misma línea se pueda llegar hasta Estados Unidos y Canadá”, expresó.

El jefe de la entidad consideró que en la región sur no existe una alta invasión en la vía férrea, y se espera lograr acuerdos con las fincas por donde circulará el tren, analizando la posibilidad de no usar los pasos obstruidos o invadidos.

“Incluso hay finqueros que están dispuestos a dar terrenos para que pueda pasar la línea férrea y así evitar conflictos en algunas comunidades, en las que actualmente se encuentra la línea férrea invadida”, enfatizó Malouf.

El tren no será el que se conoce tradicionalmente, sino que tendrá vagones más anchos y el proyecto estará a cargo de la empresa que realizará la inversión y que ya se encuentra en conversaciones con Ferrovías.

“El Estado recibiría un porcentaje sobre la línea férrea en sus exportaciones hacia México o por el tren de pasajeros, que sería la segunda fase; y sobre la misma línea de Puerto Quetzal hacia frontera con México”, concluyó Malouf.