“Creemos que sí, es un ataque, un sabotaje dirigido a la gestión”

Superintendente profundiza en sabotaje a sistemas de la SAT.

Francisco Solórzano Foppa participó ayer en la entrega de placas a importadores en la aduana Puerto Barrios.
Francisco Solórzano Foppa participó ayer en la entrega de placas a importadores en la aduana Puerto Barrios.

El ciberataque, que se acentuó esta semana, impactó en las gestiones de miles de contribuyentes, a tres días de que finalice el plazo para pagar el impuesto sobre circulación de vehículos.


El jefe de la Superintendencia de la Administración Tributaria (SAT), Juan Francisco Solorzano Foppa dio más detalles y advirtió: “Sepan que los vamos a investigar”.

¿Tiene sospechas de dónde provienen?

De momento, no tenemos ninguna. El compromiso es garantizar a la población que los sistemas van a seguir funcionando.

¿Es un ataque dirigido a usted y a su gestión?

Creemos que sí, es un ataque, un sabotaje dirigido a la gestión que se está haciendo.

¿Por cuál razón?

Buscan disminuir el trabajo de recaudación e impactar los servicios que se brinda a los contribuyentes.

En realidad, es algo que no afecta mi gestión, sino a la población en general, que no puede hacer uso de los servicios y que al final puede ser sancionada con multas y recargos. Son acciones ilegales y actos criminales de personas que se dedican a sabotear el sistema.

¿Impactará en el cobro?

No nos ha impactado en la recaudación, pero sí en la prestación de servicios fundamentales, y que han presentado atrasos en varias unidades.

La mayoría de molestias las sufren los tributantes.