Este municipio dejó de enviar hasta la mitad de su producción de verduras a El Salvador, por la pandemia

Por más de 50 años han abastecido a países de Centroamérica, principalmente a El Salvador, y también abastecen al mercado local.

Diversas hortalizas y vegetales se cultivan en el país. (Foto, Prensa Libre: María José Longo).
Diversas hortalizas y vegetales se cultivan en el país. (Foto, Prensa Libre: María José Longo).

Los productores de Almolonga tienen unos 50 años de exportar a El Salvador, sin embargo, este año derivado de la pandemia del coronavirus y las restricciones que los países implementaron han experimentado caídas en la demanda, cambios de logística o aumento de costos.

Pedro Sánchez Ixtabalán, tesorero de la Asociación de Comerciantes Exportadores de Almolonga (Acea), comentó que en actualidad los productores asociados envían entre 12 a 15 camiones de verduras y hortalizas diarios para diferentes ciudades del país vecino. Cada camión lleva carga que equivale a 300 o 310 quintales, según datos de las autoridades municipales.

Sin embargo, comentó que este año sido inusual ya que a causa de la pandemia sus exportaciones disminuyeron en alrededor del 50% ya que hubo restricciones tanto en El Salvador, así como en Almolonga (municipio de Quetzaltenango).

Los productos con mayor demanda son coliflor, así como el brócoli, repollo, zanahoria, rábano, cilantro y papa.

“Nos afectó demasiado, pero le damos gracias a Dios porque los dos gobiernos, el de Guatemala y el de El Salvador nos dieron libertad de trabajar, claro que hubo restricciones, pero no nos quejamos porque no hubo paro total”, dijo Sánchez.

Otro de los inconvenientes para los exportadores fue la baja demanda, que ocasionó una reducción en el precio de sus productos en hasta un 60% en los varios de los meses de restricción, según el directivo de Acea Expuso que el desempleo y la crisis económica provocaron que se consumieran menos verduras.

“Hubo momentos difíciles para el agricultor y el exportador porque todo lleva gastos, desde la siembra hasta la cosecha, tuvimos pérdidas, aún no estamos al cien por ciento de la venta respecto del año pasado, pero ya vamos quizás en un 80%”, comentó.

El alcalde de Almolonga, Óscar Paúl Gonón Nimatuj, dijo que otro problema que enfrentaron durante varios meses se debió a que los países, como El Salvador, abrieron la entrada al transporte de carga pero solo permitían el ingreso del piloto, por lo que debían contratar cargadores o ayudantes en el lugar, aspecto que les subía los costos. Considera que los costos subieron en alrededor de 40% y que eso representó pérdidas para los comerciantes.

El jefe edil comentó que cuando los países de la región cerraron sus fronteras los productores perdieron alrededor de Q5 millones por semana, pero no solo en ventas a El Salvador, sino al resto de Centroamérica aparte de lo también lo que dejaron de vender en el mercado local. Hubo días, indicó, que debieron de regalar el producto porque se les echaría a perder.

Entre 12 a 15 camiones diarios con diferentes vegetales salen de Almolonga hacia El Salvador. (Foto, Prensa Libre: María José Longo).

Ahora la demanda está en proceso de recuperación, pero aún no ha llegado a niveles de años anteriores porque algunos mercados no han dejado abrir, además, las pérdidas aún no se han cubierto, añadió.

Sánchez explicó que por las restricciones para contener la pandemia el horario de cosecha y exportación de los productos también cambió, previo al covid-19. Los exportadores de Almolonga podían abastecer a San Salvador de el plazo desde las 9:00 de la noche de un día a las 4:00 de la madrugada del día siguiente, pero ahora deben hacerlo entre las 18 a 22 horas.

“Tenemos que salir más temprano, para poder llegar a esa hora lo más tarde que deben salir los camiones de Almolonga es a las 6 de la mañana porque son 12 horas entre viaje y trámites en la frontera y el tráfico. Para que el producto esté fresco ahora muchos cosechan de noche y cargamos de madrugada”, comentó el directivo.

Altos proveedores

A mediados de octubre, productores de hortalizas de El Salvador se quejaron que les afecta la importación de productos agrícolas de otros países se dan abasto para producir y abastecer su mercado local sin necesidad de compras en el extranjero.

Según medios locales de ese país, la Asociación Nacional de Productores Rurales de El Salvador refieren que su país le compra a Guatemala más del 80% de las hortalizas que se consumen, principalmente lechugas, zanahoria, tomate, chile, cebollas, remolachas y papas, por lo que piden a las autoridades locales apoyo para el sector.

  • Datos del Banco de Guatemala (Banguat) reportan que las exportaciones totales a El Salvador de enero a agosto del 2020 fueron US$829.2 millones, que representan US$81.6 millones menos respecto de los US$910.8 millones del mismo plazo del 2019.

Fanny D. Estrada Directora de Relaciones Institucionales de la Asociación de Exportadores de Guatemala (Agexport) mencionó que las exportaciones a ese país se contrajeron 9% en ese plazo.

  • En el caso de productos agrícolas, muestran un crecimiento de solo 0.6% y llegaron a US$68.07 millones. Sin embargo, hubo algunos meses como abril y mayo en que las caídas la exportación de agrícolas fueron de alrededor del 5% cada mes, y en agosto del 2.5% y en junio y julio los crecimientos fueron menores al 1%.

“Prácticamente lo que ha sucedido es que no hay crecimiento en exportación de productos agrícola, lo que ha crecido es el envío de farmacéuticos, plásticos y energía entre otros,” agregó D. Estrada.

Almolonga es conocida como La Hortaliza de América, por la vocación de su tierra para el cultivo y la producción lograda. (Foto, Prensa Libre: María José Longo).

También aumentó el envío de las herbicidas, alimentos para animales (para perro y gato), además Guatemala se volvió abastecedor para El Salvador y otros países del área en papel higiénico, productos higiénicos como alcohol en gel y otros.

Francisco Viteri, gerente general de La Carreta, firma que exporta hacia El Salvador, mencionó que la demanda de productos para agrícolas comestibles para hogares y supermercados se mantuvo, pero la demanda institucional de hoteles y restaurantes decayó debido al confinamiento y restricción de actividades.

  • Los productos agrícolas guatemaltecos más demandados en El Salvador son legumbres y hortalizas, frutas frescas, secas o congeladas, papa, plátano, tomate, cebolla, banano, flores y follajes, entre otros.
  • Dentro de los que más bajaron fueron las papa, flores y follajes, bulbos raíces y plantas ornamentales, semillas de ajonjolí, ajo, algodón, arroz y yuca.