En qué consiste la Política de la Calidad que promete elevar la competitividad del país

Guatemala puso en vigencia su Política Nacional de Calidad 2019-2032, una medida con la que busca contribuir a la productividad y competitividad para incentivar el comercio de bienes y servicios en el mercado local e internacional.

Los servicios que se prestan en materia de calidad "representan cerca del 80 por ciento del comercio global”. (Foto Prensa Libre: Cortesía Mineco)
Los servicios que se prestan en materia de calidad "representan cerca del 80 por ciento del comercio global”. (Foto Prensa Libre: Cortesía Mineco)

El Ministerio de Economía (Mineco) explicó este jueves que con esa política se articulará a los sectores público, privado, comercial y el académico como parte de la cadena para la competitividad y el desarrollo de Guatemala.

El titular de la cartera económica, Acisclo Valladares, aseguró que con la puesta en vigencia “Guatemala será un país más competitivo si las condiciones en las que se desenvuelven sus productores y viven sus habitantes son adecuadas para generar prosperidad y promover el desarrollo y el uso eficiente y sostenible de los recursos existentes”.

En este sentido, comentó que la tendencia mundial es hacia el aumento y la liberalización del comercio a nivel internacional, por lo que dentro del contexto de inserción de Guatemala en el mercado globalizado el país debe establecer estrategias integrales, inclusivas y sostenibles de largo plazo.

Por su parte, el viceministro de Inversión y Competencia, José Ramón Lam, dijo que la Política Nacional de Calidad “se convierte en una herramienta para ejercer todas las acciones necesarias para que tanto las empresas como la personas inmersas en producción tengan una mejor orientación en beneficio propio y de los consumidores en general”.

“Esto es importante para Guatemala porque la Política Nacional de Calidad está apegada a los estándares internacionales, lo que es vital para la comercialización de bienes y servicios”, enfatizó, y consideró que será de beneficios para todos los productos, especialmente para los no tradicionales de exportación, que ya compiten en un mercado externo con altos estándares de calidad.

Mientras, Pablo Pineda, director del Centro Nacional de Metrología del Ministerio de Economía, explicó que la política propiciará un incremento en las exportaciones de bienes y servicios y que según las estadísticas internacionales los servicios que se prestan en materia de calidad “representan cerca del 80 por ciento del comercio global”.

La política también contribuirá a proteger a los consumidores de los productos que ingresan al país por medio de la metrología, la acreditación y las normas técnicas guatemaltecas porque se requerirá que se cumpla con estándares relacionados a la inocuidad de los alimentos, la protección a la salud y al ambiente, entre otros aspectos.

Además, se promoverá un mayor número de certificaciones y acreditaciones para que los productos, servicios y procesos que se generen en el territorio guatemalteco cumplan con la normativa local e internacional.

La economía de Guatemala superó las expectativas de 2018 y cerró con un crecimiento del 3,1 por ciento cuando la previsión era del 2,8 del Producto Interno Bruto (PIB), pero se vio beneficiada por el buen compartimiento de Estados Unidos, el principal socio comercial del país centroamericano.

Contenido relacionado:

 

> ¿Puede Guatemala beneficiarse del conflicto de aranceles entre Donald Trump y China?

> Guatemala podría firmar acuerdo comercial con Israel a finales del 2019

> Así cerró el comercio exterior en Guatemala un convulso primer semestre