Guatemaltecos pagan Q13 mil millones por compra de derivados del petróleo

Consumidores sufragan US$339 millones más por la compra de los derivados del petróleo de enero a agosto de este año.

El incremento del precio de la gasolina y diésel a escala internacional fue la causa que aumentó en 22% la factura petrolera que es el costo de las importaciones hasta agosto último. Las principales terminales de almacenaje de combustibles se encuentran en Puerto de San José. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El incremento del precio de la gasolina y diésel a escala internacional fue la causa que aumentó en 22% la factura petrolera que es el costo de las importaciones hasta agosto último. Las principales terminales de almacenaje de combustibles se encuentran en Puerto de San José. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El ciclo alcista del precio del barril de petróleo y sus productos derivados en el mercado internacional aumentó el costo de las importaciones en US$339 millones hasta agosto último.

El aumento equivale a un crecimiento del 22% de la factura petrolera.

Eso significa que los consumidores nacionales han pagado más por las compras que realizan las compañías importadoras y comercializadoras, según los datos de la Dirección General de Hidrocarburos (DGH) del Ministerio de Energía y Minas (MEM).

El valor de las importaciones sumó US$1 mil 844 millones —Q13 mil 516 millones, mayor a los US$1 mil 504.6 millones —Q11 mil 24 millones— del año pasado.

Lea además: Misión de la OIT hace evaluación en Guatemala por denuncias sindicales

Entre los productos importados están gasolina superior, regular, para aviación, diésel, GLP, queroseno, combustible turbo jet, diésel, búnker, asfalto, petcoke y butano.

Combustibles

El 37% del costo de las importaciones corresponde a diésel, y se han facturado US$683.5 millones que es el principal producto importado, seguido de la gasolina superior con US$415 millones, según las estadísticas. Mientras que para la gasolina regular es de US$361.4 millones.

Esos tres productos derivados suman US$1 mil 459 millones, y representan el 79% de lo facturado.

“El aumento de la factura petrolera es el reflejo de los precios internacionales sobre todo de los combustibles, que este año han incrementado en referencia con el anterior”, expuso Enrique Meléndez, director ejecutivo de la Asociación Guatemalteca de Expendedores de Gasolina.

El directivo puntualizó que el incremento del costo impacta directamente al consumidor y tiende a frenar las adquisiciones y la demanda.

Los registros de la DGH detallan que el consumo de los derivados del petróleo creció en 3.7%, mientras las importaciones registraron una caída de 2.59%.

Sube de precio

Meléndez confirmó que ayer se registró un incremento de Q1 para el galón de gasolina superior, regular y diésel. Este es uno de los ajustes más fuertes contabilizados en el año.

El precio del galón de gasolina superior se cotizó en Q27.99, regular, Q26.79 y diésel en Q23.99 en la modalidad de auto servicio. Mientras que en servicio completo la diferencia es de Q1 más.

Le puede interesar: Caficultores proyectan exportar 4.5 millones de quintales en nueva cosecha

“Estamos trasladando la facturación que las compañías importadoras están despachando desde ayer”, aseguró el directivo.
El parque vehicular activo en el país es de tres millones 393 mil automotores.

Monitorean precios

El precio del propano se mantiene estable en el mercado local, aunque hay presión alcista en el mercado internacional, según los análisis de la DGH.

El GLP acumula un ajuste de US$0.30 de abril a octubre, según las estadísticas, y ayer se cotizó en US$1.02 el galón.
Ayer, el precio de la libra de propano era de Q4.20.

El cilindro de 25 libras se cotiza en Q120, el de 35 libras Q168 y el de 100 libras Q4.80.

El costo de las importaciones de propano alcanza US$244 millones, mientras que el consumo subió 7% de enero a agosto de este año respecto del mismo período del 2017.

Contenido relacionado

> Inmovilizan bomba de combustible por estar mal calibrada
Precios de combustibles tenderán a estabilizarse
Caída en precio de crudo permitió ahorro