Huevos con influenza aviar: El riesgo de consumir producto de contrabando mexicano, según el MP

El contrabando de huevo de México hacia Guatemala se incrementó sustancialmente por el efecto del confinamiento y la Fiscalía contra el Contrabando del Ministerio Público reveló que trabaja en una investigación para desarticular a estas redes.

Guatemala está libre de la influenza aviar y el contrabando de productos avícolas de México pone en riesgo la producción nacional, expuso la fiscal Rossana Pérez Müller. (Foto Prensa Libre; Hemeroteca)
Guatemala está libre de la influenza aviar y el contrabando de productos avícolas de México pone en riesgo la producción nacional, expuso la fiscal Rossana Pérez Müller. (Foto Prensa Libre; Hemeroteca)

También se alertó sobre el riesgo fitosanitario que representa el ingreso de este producto de contrabando para los productores nacionales, ya que en México está presente la influenza aviar.

“En los últimos días se ha incrementado la venta de huevos. Si este producto avícola que en México tienen la influenza aviar ingresa a Guatemala, en 48 horas extermina por completo una granja, y eso representa un grave riesgo a la producción nacional y a los consumidores”, expuso la fiscal Rossana Pérez Müller.

Reiteró que en el vecino país existe este virus –que ataca a la población aviar– e instó a no consumir este huevo que ingresa de contrabando de México.

Señaló que en las redes sociales se promociona mucho y que la Fiscalía realiza una investigación para combatir este delito, que se comercializa y distribuye por medio de las redes sociales.

“Se percibe más contrabando”

María del Rosario de Falla, presidenta de la Asociación Nacional de Avicultores (Anavi), apuntó que en el mercado se percibe más contrabando de huevo de origen mexicano, aunque por las restricciones y el cuidado al personal para evitar contagios, no se están realizando los testeos a la provincia.

Agregó que la devaluación del peso con el quetzal sigue siendo el principal estimulador de ingreso del producto y del incremento de producción en esta época en las granjas mexicanas, que para mantener sus precios estables envían esos excedentes a donde puedan.

Otra posibilidad, sugirió, es que por la falta de empleo las personas están vendiendo cualquier producto, pero eso significa un gran riesgo como lo mencionaba la agente fiscal, dijo de Falla, ya que México no está declarada libre de influenza aviar.

“El riesgo es que ese producto que ingresa pueda contagiar a la avicultura nacional. El tema es serio y la fiscal tiene claridad por ser una temática fitosanitaria, y el costo que se tiene para Guatemala en mantener la avicultura libre de enfermedades”, afirmó de Falla.

El riesgo no solo es para la industria, si no para los productores de traspatio, que de ese producto depende su alimentación, y el día que entre esta enfermedad “todas esas aves se van a morir”, añadió la presidenta de Anavi.

Recordó que Guatemala está libre de la influenza aviar, y México en un brote tuvo que sacrificar a 50 millones de aves.

Guatemala está libre de la influenza aviar y el contrabando de productos avícolas de México pone en riesgo la producción nacional, expuso la fiscal Rossana Pérez Müller. (Foto Prensa Libre; Hemeroteca)

Mal manejo

La fiscal mencionó que han identificado una marca que está ingresando de contrabando que se produce en el vecino país, y que puede representar riesgo a la salud humana por un mal manejo.

La presidenta de Anavi declaró que es un producto que viene desde Jalisco (al norte de México), y que se transporta en condiciones no adecuadas.

“Eso significa que el producto de contrabando atravesó todo México, no pasó los controles de influenza aviar y evidencia la falta de control sanitario que hay. Además, es un huevo que envejece, pierde propiedades y no tiene los efectos nutritivos”, agregó de Falla.

Puntualizó que es un producto que viaja en un furgón y que tiene alteraciones de temperatura que pierde sus propiedades.

Mientras el huevo nacional se consume fresco, con todas las propiedades nutricionales.

Marco Livio Díaz Reyes, jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), instó a la población a no consumir ningún producto que ingrese de contrabando por el riesgo que puede representar al organismo, y afirmó que para este año estarán funcionando seis centros de control interinstitucional para el combate al contrabando.

Confinamiento disparó contrabando

Luis Mazariegos, coordinador del Observatorio Contra el Contrabando (OCC), coincidió con la fiscal, y dijo que, a raíz de las medidas adoptadas de circulación y el cierre de mercados, se disparó el contrabando de las zonas fronterizas.

Los lugares con mayor incidencia del huevo de contrabando son Retalhuleu, Suchitepéquez, Coatepeque y Xela y según Mazariegos, el 50% del huevo de ahí es de contrabando.

Las granjas, que están en Guatemala y Chimaltenango, no abastecieron por la alta demanda que se presentó, y no se llegó a cubrir a las zonas de esos mercados.

Los contrabandistas aprovecharon las horas de toque de queda, sobre todo las de la noche y en determinadas rutas secundarias.

“El temor es razonable porque se pasa el virus en Guatemala y se propaga en las aves mata a una granja agrícola”, agregó Mazariegos.

Graves efectos

Manuel Hoffmann, asesor técnico de Anavi explicó que los efectos negativos por la influencia aviar, son negativos en México.

  • Las variantes de influenza aviar que existen en México (H5N2 y H7 N3) han provocado en ese país brotes con mortalidades de aves cercanas a 30 millones y pérdidas económicas que superan los US$500 millones.
  • Es una enfermedad que tendría consecuencias sumamente graves si ingresara al país por la mortalidad y perdidas a la producción.
  • La enfermedad no afecta al humano, pero si provoca serios problemas económicos a la producción avícola.

Indicadores

Estos son algunas cifras del sector en 2019:

  • Aves reproductoras en postura: 1 millón 249 mil
  • Producción de pollitos nacional: 200 millones
  • Unidades de producción nacional de pollos: 195 millones
  • Importación de pollitos más huevo fértil: 7 millones

(Fuente: Anavi)