La gráfica que muestra el retroceso en la inversión extranjera en Guatemala en el año de pandemia

Guatemala atrajo capitales por US$915.2 millones -Q7 mil millones- de inversión extranjera directa (IED), en 2020, lo que representó una caída del 6.1% con respecto al 2019, informó el Banco de Guatemala (Banguat).

Las actividades financieras y de seguros atrajeron capitales por US$272 millones en Guatemala durante 2020. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Las actividades financieras y de seguros atrajeron capitales por US$272 millones en Guatemala durante 2020. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El flujo de divisas por inversión extranjera en Guatemala se contrajo en 2020, mientras otros indicadores de corto plazo muestran una ligera recuperación en los primeros meses del año, según la actualización de la balanza de pagos que realizó la banca central.

La diferencia equivale a US$59.5 millones menos con relación al año previo, cuando se reportó US$974.7 millones de IED, sin los efectos de la pandemia que pudieron haber alterado los planes de los potenciales inversionistas.

En 2018, el indicador fue de US$980.7 millones, con lo que se acumulan tres años consecutivos con el rango de inversión en estancamiento.

Del 2011 al 2017, el flujo de inversión superó los US$1 mil millones anuales, exponen las cifras oficiales. En la última década, la IED asciende a US$12 mil 475 millones.

Por sector y origen de país

Las cuatro principales actividades que captaron más flujo de capital fueron financieras y de seguros, por US$272 millones; industrias manufactureras, US$219 millones; comercio y reparación de vehículos, US$162.8 millones y suministro de electricidad, agua y saneamiento por US$144 millones.

Estas actividades, en su conjunto, sumaron US$797.8 millones, es decir, el 87% del total. Inversionistas de Estados Unidos y Colombia lideran los flujos de capital fresco hacia Guatemala en 2020. De EE. UU., se reportaron US$195.3 millones, seguido de Colombia, por US$193.5 millones.

En tercer lugar, Centroamérica y República Dominicana, por US$181.1 millones, y Rusia US$74.5 millones. México quedó como quinto inversor por US$57.1 millones; Países Bajos, US$43.4 millones y Luxemburgo US$40.2 millones.

Para 2021, el flujo de IED se proyecta en US$943.3 millones, según la política monetaria.

Estancamiento

Para Clynton Roberto López, director de economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Francisco Marroquín, la IED en Guatemala se viene reduciendo desde antes de la pandemia, y la crisis puede marcar otra vez al indicador.

Aclaró que la caída observada responde más a la situación institucional que se vive en el país que ha generado una desconfianza generalizada, por aspectos que han pasado o resoluciones que han realizado las cortes y citó como ejemplo el caso de las mineras.

Reiteró que los efectos de la pandemia profundizaron las cifras, pero la situación institucional del país no ha cambiado, contrario a otros indicadores que empiezan a recuperarse.

“La pandemia nos golpeó como a todos, pero la institucional no ha cambiado para mejor. Creo que puede acentuarse la tendencia negativa sino hay un cambio real en Guatemala en cuanto a sus marcos institucionales”, precisó el académico.

Comercio recupera terreno

Por otro lado, las cifras de comercio exterior muestran un crecimiento favorable a febrero de este año.

Las exportaciones crecieron 6.5% para situarse en US$2 mil 175 millones, o sea US$133.3 millones más que al mismo periodo del año pasado cuando fue de US$2 mil 041 millones.

Por cardamomo se exportaron US$295 millones; artículos de vestuario, US$226 millones; azúcar, US$147.6 millones; banano US$136.7 millones y café US$102.6 millones.

Alejandro Ceballos, vicepresidente de la Comisión de Vestuario y Textil (Vestex), enfatizó que en términos generales para la industria se está observando una recuperación, y ahora se exportan más docenas, pero a menores valores, lo que significa que hay cambio en el mercado de prendas no tan elaboradas, sino sencillas. El impacto es para el empleo, ya que se elaboran más docenas de vestuario, indicó.

Por otro lado, dijo que se observó un aumento en la exportación de telas hacia otros países de la región, donde se hace la manufactura de la prenda, pero que bien se podría aprovechar en Guatemala.

El reporte del Banguat señala que los principales destinos totales de las exportaciones fueron para Estados Unidos, US$657 millones; Centroamérica, US$609 millones; Eurozona, US$166 millones; México, US$80 millones y Arabia Saudita, US$79 millones.

En tanto que las importaciones crecieron 6.2% para situarse en US$3 mil 471 millones, es decir, mayor en US$201 millones, explicada por el comportamiento positivo en los bienes de capital para la industria, telecomunicaciones y construcción.

Actividades productivas

Por otro lado, el índice mensual de la actividad económica (Imae) en febrero fue de 2.4%, menor a 2.7% del 2020. No obstante, el indicador mejora con respecto a enero de este año que fue de 2.2%.

El informe indica que las actividades que registraron un mejor comportamiento fueron: comercio y reparación de vehículos; industrias manufactureras; actividades inmobiliarias; construcción y agricultura.