La SAT no trabajará los días 23, 24, 30 y 31 de diciembre y los declara inhábiles para los plazos de pago de impuestos

Los trabajadores de la Superintendencia de Administración Tributaría gozarán de asueto corrido, por las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Publicado el
Las agencias de la SAT permanecerán cerradas por fiestas de fin de año. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Las agencias de la SAT permanecerán cerradas por fiestas de fin de año. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Por las fiestas de Navidad y Año Nuevo, los empleados de la Superintendencia de Administración Tributaría (SAT), gozarán del asueto extendido, mediante las disposiciones que enmarca la ley.

La resolución, publicada este lunes 20 de diciembre, en el Diario de Centro América, explica que el Pacto Colectivo establece que si el asueto cae sábado, este se traslada al día hábil anterior y si es domingo se corre al siguiente día.

La medida también se aplicará a las adunas del país, que no trabajarán durante esos cuatro días.

La SAT no trabajará los días 23, 24, 30 y 31 de diciembre
La superintendencia retomará sus labores el lunes 3 de enero del 2022. Foto Prensa Libre: SAT

Dado el descanso que gozarán los trabajadores, se ordenó a la Intendencia de Recaudación realizar el ajuste de los sistemas para el pago de impuestos.

“Se instruye a realizar el ajuste correspondiente de los sistemas relacionados con el cómputo de plazas, intereses y sanciones”, establece la resolución.

La superintendencia retomará sus labores el lunes 3 de enero del 2022.

El documento cobró vigencia de forma inmediata.

Otros beneficios del Pacto Colectivo

Aparte de esta ventaja del asueto, los más de 5 mil 800 trabajadores de la SAT también reciben cada año un “bono por productividad”, entregado a inicios del año. Aunque para este 2022, aún no se ha confirmado que la institución lo estaría otorgando los primeros meses.

El beneficio económico del año pasado fue de Q2 mil para cada empleado. Según las autoridades, el bono entregado en 2021 es acorde con el esfuerzo hecho por los trabajadores durante 2020 para mantener operando la SAT.