Las dudas que deja el repentino cambio del Gobierno al costo de la Canasta Básica

De manera sorpresiva el Instituto Nacional de Estadística (INE) modificó la estructura para la medición del cálculo del costo de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) y de la Canasta Ampliada (CA) en diciembre, por lo que el resultado es sustancialmente menor a las cifras durante el 2020.

En diciembre del 2020 el INE realizó cambios en la metodología para calcular el costo de la Canasta Básica de Alimentos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
En diciembre del 2020 el INE realizó cambios en la metodología para calcular el costo de la Canasta Básica de Alimentos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

A una semana que el presidente Alejandro Giammattei decidiera congelar el pliego salarial para 2021, el INE informó este jueves 7 de enero el ajuste realizado al instrumento que estaría vigente para los siguientes 24 meses.

El sector sindical rechazó esta nueva medida y analiza acciones legales para impugnar, mientras expertos consideran que el cambio es más político que técnico.

La CBA en noviembre fue de Q3 mil 599.54, pero en diciembre Q2 mil 989.38, con una diferencia de Q610.16, mientras la CA fue de Q8 mil 311.11, y bajó a Q6 mil 902.29 con una disminución de Q1 mil 408.82.

En la CBA incluye los 34 bienes de consumo básico que se determinó en la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos Familiares (Enigfam) 2010; mientras la CA, incluye otros gastos como vestuario, calzado, transporte, recreación en los hogares.

Justificación

En conferencia de prensa, el gerente del INE Abel Cruz Calderón informó que se trata de una revisión metodológica que se realizó de las herramientas y que desde el 2020 se llevaron a cabo los análisis de la CBA.

Explicó que como no se cuenta con la nueva base del Índice de Precios al Consumidor (IPC) -que estudia el patrón de consumo en los hogares- y que en el inicio del 2021 se debería de estar presentando, pero que en 2018 y 2019 -administración de FCN-Nación- no se llevó a cabo la Encuesta de Ingresos y Gastos de Hogares (Enigh), y que por los efectos de la pandemia no se pudo realizar el año pasado, la expectativa es que se realice en los próximos 24 meses.

Es decir, la nueva base del IPC se estaría actualizando dentro de dos años, y según Cruz Calderón, se tenía que hacer la revisión de las herramientas que una de ellas es la canasta alimentaria, para que en los siguientes dos años sigan manteniendo una validez estadística.

Revisión

El gerente indicó que se entró en la primera tarea de la revisión de la CBA del 2017, cuando se incluyó una variable al cálculo que es el consumo de alimentos fuera del hogar, y dentro de la fórmula tenía un peso del 28.2%, sin embargo, el dato no se recoge cuando se hace la cotización de los precios en la canasta alimentaria, sino que se imputa.

Cruz Calderón manifestó que al 71.8% que son los productos de la CBA se les brinda un seguimiento, pero en esa metodología del 2017 se estableció que el 28.2% fuera un estimado con un consumo de alimentos fuera del hogar, y al hacer la revisión se consideró que era más apropiado que ese dato se reduzca a 9.5% y de esa cuenta el 90.4% de productos que están en la canasta son los cotizados por los técnicos del INE.

Ese porcentaje fue el único cambio que se realizó y toda la estructura se mantiene en la cantidad de bienes, la ingesta calórica, proteínica determinada y el resto de la metodología.

“Se aprovechó ahora el cambio de año para iniciar el seguimiento con este indicador revisado y por eso se determinan los valores de la CBA y CA en diciembre”, puntualizó.

Recordó que, en el caso de la CA, con la información de la Enigfam del 2010, se determinó que del 100%, 43.3% viene de la CBA, y se procedió a que el 56.6% se hace en una función de la CBA estimar su costo ampliada.

Al preguntarle al gerente si eran válidos al comparar el resultado de diciembre con los otros meses, respondió que se trata de índices que buscan establecer ese nuevo nivel.  “No es comparable con los otros meses, y por eso lo publicamos en enero, porque a partir de ahora ya es un valor inicial de una nueva serie”, puntualizó.

Con el nuevo cálculo el costo de la Canasta Básica de Alimentos en diciembre 2020 fue de Q2 mil 989, dijo el gerente del INE, Abel Cruz Calderón. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Antitécnico

Para el exgerente del INE Guido Rodas, las modificaciones que realizó el ente rector de estadísticas son antitécnicas, y tiene un fin político de esconder el costo de vida de los guatemaltecos, y a su criterio no se han validado estos ajustes que se realizaron.

“Se está creando desconfianza en la población tal como ocurrió en 2017, cuando se bajó el costo de la CBA sin validar las metodologías para ocultar la inflación”, precisó y recordó que cuando se realizó el cambio del IPC en el 2000, se realizó con apoyo técnico de varias instituciones.

Rodas enfatizó que está medida carece de fundamento técnico y es más política, ya que es imposible disminuir una ponderación del 27% al 9% de la CBA.

Reiteró que para hacer ese cambio se necesita hacer una Enigh, así como una Encuesta Alimentaria y Calórica, para conocer los cambios estructurales del consumidor, y no se cuenta con esta estructura para cambiar todo el IPC.

Impugnación

Rigoberto Dueñas, representante del sector trabajador ante la Comisión Nacional del Salario, explicó que el INE se prestó a cambiar la estructura de la CBA con el fin de manipular la información y distorsionar para engañar a la población, pero en la realidad nadie se lo cree, ya que los productos vienen con alzas.

Añadió que, como dirigencia sindical, entrarán en los análisis para determinar si hace una impugnación a esta medida. “No se puede tapar el sol con un dedo y la casualidad es que en diciembre se hace el cambio cuando hay un incremento de los precios”, subrayó.

Medida correcta

Alejandro Ceballos, presidente de la Comisión de Vestuario y Textil, (Vestex) y representante del sector empleador en la Comisión Nacional de Salario, consideró que hacer política pública con números equivocados es peligroso, ya que, si la CBA era más alta, los trabajadores son los más perjudicados, pero si la CBA es más baja, no ayuda a las empresas y lo importante acá es que el número sea el correcto.

Recordó que ya se había indexado, pero los precios no cuadraban, y era donde se perdía. “La idea de la política publica es hacer todo lo correcto para tomar todas las decisiones, ya que las equivocaciones perjudican a todos”, comentó.

El ajuste del consumo de alimentos fuera del hogar en 2017 realmente fue un error, dijo, y consideró que ligar el costo de la CBA con los salarios es un error económico que el sindicalismo (puede utilizar) como una bandera ganadora.

“No lo hemos analizado a fondo, pero nos parecía que estaba inflado el valor. Si lo corrigieron, tener los datos es lo ideal, porque la política pública debe ser basada en datos reales, pero si no lo son, se cometen errores económicos que afectan a todos”, precisó.

Costo de vida

En 2020 la inflación -alza generalizada de precios en la economía- cerró en 4.82%, lo que significa que en ese porcentaje se incrementaron el valor de los precios de los bienes y servicios en 2020.

El indicar es más alto del 2019 que fue de 3.41%, y del 2018 de 2.31%.