Las encomiendas que nunca se llegan a recoger

Desde un estuche para celular hasta equipos electrodomésticos y tecnológicos, son algunos artículos que se encuentran en la bodega de fardos de El Correo que los destinatarios abandonan. 

Trabajadores realizan inventario en el almacén de paquetes en el edificio de Correos, zona 1 . El servicio se reanudara el 8 de enero. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Trabajadores realizan inventario en el almacén de paquetes en el edificio de Correos, zona 1 . El servicio se reanudara el 8 de enero. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

En el inventario anual por el cierre fiscal que se realiza en la referida bodega por técnicos de la Dirección General de Correos y Telégrafos de Guatemala (DGCT) se detectó que hay un sinfín productos que fueron enviados y que los propietarios no los reclamaran.


El servicio de El Correo está suspendido para la atención al público y se reestablecerá el próximo 8 de enero por la auditoria.  
Dany Elden Thompson Larios, director de la DGCT, afirmó que hay productos simples como un estuche de celular, un cincho, anteojos y otros accesorios.

Pero también existen otros más complejos, como televisores plasmas, electrodomésticos, joyas, relojes, libros, vestuario (ajuares de novia), calzado y artículos de belleza (maquillaje de marcas reconocidas).

“Hay mucho producto que se fábrica de China y que son accesorios que no pasan de un costo de hasta US$10, que los propietarios deciden abandonar”, explicó a Prensa Libre.

Muchos de los artículos quedan en abandono, porque al momento de realizar los ajustes por la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) y al ser reclasificados, deben de pagar los impuestos respectivos.

“Muchas veces se paga más por el impuesto, que el valor del producto. Son bienes que se compran en línea en las plataformas de comercio exterior y que entran en clasificación de revisión”, explicó Thompson Larios.

Las encomiendas, que sobrepasan, las 10 libras de peso o el valor de US$200, tienen cargos adicionales de impuestos, según el Código Aduanero Uniforme Centroamericano (Cauca).  

Mientras que los paquetes que tenga un precio menor a los US$200 y que no tengan un peso mayor de 10 libras, ingresan libres.

El Cauca establece que los productos que no son reclamados, deberán de ser subastados y las personas que los adquieran deberán de pagar los respectivos impuestos.

El director señaló que hay unos 12 mil paquetes que en el 2017 no fueron recogidos por los propietarios.