Las reformas que podrían mejorar la calificación del clima de negocios de Guatemala (y lo que hace falta)

Guatemala busca escalar posiciones en el Doing Business del Banco Mundial, a través de una estrategia de reducción de tiempos y costos, aunque persisten desafíos de vieja data.

La Ventanilla de Trámites de la Construcción forma parte de las reformas que busca presentar el Gobierno de Guatemala para mejorar en el Índice del Doing Business del Banco Mundial. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La Ventanilla de Trámites de la Construcción forma parte de las reformas que busca presentar el Gobierno de Guatemala para mejorar en el Índice del Doing Business del Banco Mundial. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La simplificación de trámites, digitalización de procedimientos y reducción de tiempo en algunos indicadores del Doing Business, para el manejo de permisos de construcción, registro de propiedades y pagos de impuestos, entre otros, son algunas de las reformas que presentó ayer el Gobierno de Guatemala para pasar de la posición 96 a la 88 en la siguiente medición que tendrá lugar en octubre próximo.

La herramienta que elabora el Banco Mundial tiene como propósito medir el clima de los negocios en 190 economías. Además, es un instrumento consultado por inversionistas como parámetro de comparación entre países para enfocar sus próximos proyectos. La puntuación actual de Guatemala es de 62.6.

Sin embargo, en opinión del representante del Banco Mundial en Guatemala, Marco Scuriatti, el país aún debe superar retos en reducir los tiempos judiciales de las disputas por insolvencias, porque ese aspecto reduce la confianza y desalienta a los inversionistas.

Además, en torno a la facilidad de abrir negocios, Guatemala refleja un alto índice de informalidad —70 por ciento—, y se posiciona como uno de los países con costos más altos para emprender negocios en Centroamérica.

Por otro lado, refirió que las lecciones de reformas exitosas como las que se hicieron al Código de Comercio en el 2017, las cuales facilitan la inscripción de empresas, la modernización del registro mercantil, la firma electrónica avanzada y la reducción del capital para abrir un negocio, demuestran que hace falta una estrategia.

A lo anterior se debe sumar una configuración institucional adecuada para mejorar el clima de negocios, lo que implicaría fortalecer el entorno contractual y aumentar la seguridad de los derechos de propiedad, la adopción de las Tecnologías de la Información y Comunicación, y garantizar seguridad.

En el caso de la recién aprobada Ley de Simplificación de Trámites “es solo el comienzo de lo que debe implementarse y coordinarse de forma interinstitucional con medidas de transparencia”, resaltó Scuriatti.

Lea también: La voz de la experiencia: Exministros explican por qué es un riesgo la nueva ley de compras

Además de agilizar trámites

Hermann Girón, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), indicó que se han hecho progresos en agilizar los procesos y digitalizarlos, como el reconocimiento de las firmas electrónicas en el IGSS, pero también se deben mejorar los otros procesos de registros.

Luis Pablo San José, analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), explicó que el Doing Business recopila una diversidad de aspectos y no solo trámites, como los que planteó el gobierno, que son positivos, pero lo principal es reflejar competitividad.

Otros países de la región ya presentan avances y lo que está haciendo Guatemala es “ponerse al día”. Por lo tanto, el enfoque debe ir más allá de reducir trámites, como poner énfasis en la certeza jurídica y la seguridad de las inversiones. Esto implica crear leyes dirigidas a fortalecer la competitividad, mejorar la percepción de seguridad en el país, así como la conectividad, y también el uso de suelos, porque los negocios buscan sostenibilidad ambiental y para ello es preciso contar conreglas claras.

Lisardo Bolaños, viceministro de Inversión y Competencia del Ministerio de Economía, informó que están afinando los detalles para lanzar próximamente la Ventanilla de Trámites para la Construcción, y así reducir procesos, tiempos y costos.

En ese sentido, el presidente de la Cámara Guatemalteca de la Construcción (CGC), Erwin Deger, comentó que esperan que la formalización de la ventanilla se concrete a la brevedad, porque será una solución que estimule al sector.

Deger hizo ver que esa ventanilla, la cual se ha ofrecido desde hace varios años, busca consolidar en un solo lugar los trámites que se efectúan en nueve instituciones diferentes, con la finalidad de simplificar los trámites y manejar la información en línea.

Agregó que además urge actualizar reglamentos o proponer nuevas leyes que ayuden a los funcionarios a resolver asuntos relacionados con el patrimonio histórico, porque se han contemplado polos de desarrollo en las zonas 1, 7 y 11, pero no se pueden construir por falta de certeza jurídica.

Por su parte, el presidente Alejandro Giammattei indicó que la meta es “ambiciosa” para mejorar el indicador, y con ello la competitividad del país.

Reformas implementadas:

El Gobierno de Guatemala busca escalar ocho puestos en el Doing Business.

  • Manejo de los permisos de construcción:   se habilitó el sistema Biaweb en la plataforma del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales para la gestión de Resoluciones Ambientales de Instrumentos de Bajo Impacto Categoría C “Bajo impacto ambiental” y CR, “Categoría de registro”. Lo anterior permite reducir dos procedimientos.
  • Registro de propiedades: solicitud en línea de la certificación electrónica del historial completo de un bien inmueble.
  • Aviso notarial electrónico:  para realizar los avisos notariales de una compraventa ante la Dirección de Catastro y Avalúo de Bienes Inmuebles del Ministerio de Finanzas Públicas y la Municipalidad de Guatemala, en un solo trámite administrativo.
  • Pago de impuestos:  el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social cuenta con la herramienta informática cuyo fin es agilizar y facilitar a las empresas la presentación y pago de planillas de la Seguridad Social.  El tiempo del pago de esta contribución podría reducirse de 126 a 24 horas.

Buenas prácticas

  • Obtención de electricidad:   EEGSA habilitó canales digitales de atención.
  • Obtención de crédito: registro de Garantías Mobiliarias habilitó el pago en línea de los aranceles.
  • Protección de los inversionistas minoritarios: se informa sobre leyes existentes.a