Muere el empresario Hugo Molina pionero de la agroindustria de aceites vegetales

El empresario Hugo Alberto Molina Espinoza pionero en la agroindustria de aceites vegetales del país, falleció el jueves 25 de abril a los 85 años, confirmó el presidente de la Gremial de Palmicultores de Guatemala (Grepalma), José Santiago Molina.

Hugo Alberto Molina Espinoza pionero en la agroindustria de aceites vegetales de Guatemala, falleció a los 86 años. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Hugo Alberto Molina Espinoza pionero en la agroindustria de aceites vegetales de Guatemala, falleció a los 86 años. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

El deceso de Molina Espinoza se debió a compcomplicaci en su salud, confirmaron familiares.

En la actualidad, el emporio agroindustrial de Molina Espinoza es uno de los más grandes exportadores de aceite de palma africana y de banano de latinoamericana hacia EE. UU. y varios países del mundo.

El origen agroindustrial de Molina se remonta al año 1952, en Ocos, San Marcos, en la finca California que era de su padre, en 30 manzanas de terreno, el joven empresario obtuvo su primera cosecha de algodón y en 1960 amplió sus operaciones en Tiquisate, Escuintla.

“Él –Hugo Molina– decía que los suelos de la frontera y de la Costa Sur eran muy fértiles y que había que aprovechar la bondad de la tierra”, recordó el presidente de Grepalma, quien también es sobrino de Molina.

La bonanza del algodón le permitió a Molina montar en Tecún Umán la primera planta para extraer la fibra del algodón y posteriormente instaló otra en Escuintla.

Sin embargo, en la década de los 80, con los subsidios que el gobierno de los EE. UU. ofreció a los productores de algodón norteamericanos y posteriormente el fortalecimiento del mercado en China, Guatemala dejó de ser uno de los principales exportadores de algodón del mundo.

Molina previó que el mercado del algodón no duraría toda la vida y en 1975 fundó con otros socios la empresa de aceite vegetal Olmeca, S.A. El primer aceite vegetal que procesaron lo extrajeron de las semillas del algodón.

Luego de un recorrido por Honduras y Costa Rica, en 1987, Hugo Molina cambió los cultivos de algodón por los de palma africana para extraer de los frutos el aceite palma.

De nuevo el éxito le sonrió a Molina, quien se empeñó que en Guatemala debía procesarse el producto y de nuevo montó en Tecún Umán la primera procesadora de aceite de palma africana.

Para 1999 Olmeca amplió los cultivos de palma africana en el sur de Coatepeque, Quetzaltenango y en el 2000 Molina junto a varios empresarios comenzaron a cultivar palma africana en Peten.

Según Grepalma, las plantaciones de palma africana en Guatemala abarcan el 4% del área agrícola del país.

En 1990, Hugo Molinas se reunió con empresarios bananeros de la zona del Soconusco, Chiapas, México, para conocer el proceso de esa agroindustria. En 1992, Molina comenzó a sembrar banano en Escuintla y a la fecha es el mayor productor de banano de latinoamericana, comentó el presidente de Grepalma.

“Uno de cada dos bananos que los norteamericanos consumen es producido en Guatemala”, detalló Molina.

En la actualidad el emporio agroindustrial de Hugo Molina ofrece 28 mil empleos directos y genera 125 mil empleos indirectos.

“Mi tío será recordado como uno de los principales empresarios que ayudó a transformar la agroindustria de Guatemala, deja un gran legado al país y a su familia”, manifestó José Santiago Molina.

Hugo Molina era benefactor de varias instituciones y organizaciones que ayudan a los más necesitados, según la familia al empresario nunca le gustó que sus donaciones y ayudas fueran públicas; sin embargo, con la noticia de su fallecimiento varias instituciones que él apoyó presentaron sus condolencias a la familia.

Contenido relacionado:

>Guatemala envió su primer contenedor con mango fresco hacia el mercado chileno

> Exportaciones de Guatemala bajaron en enero del 2019

> Así es como convence Guatemala a Europa para vender más banano

4

MARIO MUNOZ Hace 8 meses

Alla en el infierno ha de estar este tipo, que lo que hizo fue introducir la desgracia a nuestro pais con ese cultivo maldito de palma africana, contaminacion de tierras y rios, segurito que en el cielo no esta el difunto.

Carlos Enríquez Hace 8 meses

Guatemala sigue siendo un país bananero
Productos bananeros, gobiernos bananeros, empresarios bananeros….

Prima Dona Hace 8 meses

Porque el exito se valua ahora con otros productos ilegales..!

Pedro Avendaño Hace 8 meses

Tanto empresario “Exitoso” y el pais no sale de su etapa feudal, sumido en la pobreza, pobreza extrema, educacion deficiente, violencia, narco, sistema de salud deficiente, alarmante migracion. Que nos pasa?