Por estas razones el gobierno planteará uso generalizado de etanol en gasolinas

Los primeros resultados positivos del plan piloto Movilidad Verde marcan las bases para definir una ley que se presentará al Congreso a principios del 2021.

Publicado el
En la primera fase del plan piloto Movilidad Verde para el uso de etanol en las gasolinas se evidenció que los vehículos de la prueba no presentaron desperfectos mecánicos. (Foto Prensa Libre: Cortesía MEM)
En la primera fase del plan piloto Movilidad Verde para el uso de etanol en las gasolinas se evidenció que los vehículos de la prueba no presentaron desperfectos mecánicos. (Foto Prensa Libre: Cortesía MEM)

A finales de noviembre concluirán las dos fases del plan piloto Movilidad Verde, cuyo objetivo es comprobar la eficiencia del etanol en las gasolinas.

El Ministerio de Energía y Minas (MEM) dará el siguiente paso al presentar en el primer trimestre del 2021 un marco legal que regule su uso en todo el país.

Pimentel Mata refirió que establecieron una mesa técnica legal en la que están representados importadores y expendedores de combustibles, importadores de vehículos y productores de etanol, entre otros, quienes trabajan en una propuesta que incluirá aspectos técnicos, científicos y económicos que fundamenten los beneficios del etanol.

Dijo que la propuesta sería generalizar su uso en las gasolinas, pero para lograrlo es necesaria una ley, y por esa razón se planteará al Congreso el próximo año.

Aída Lorenzo, gerente de la Asociación de Combustibles Renovables de Guatemala, aseguró que Centroamérica es la única región que aún no usa etanol en las gasolinas, y dijo esperar que se materialice el proyecto y se coloque a Guatemala como referente para otros países.

“Se está analizando la parte científica para tomar una decisión política, y eso es importante”, destacó.

Luis Fernando Blanco, representante de la Gremial de Importadores de Vehículos, dijo que como asociación siempre han colaborado en todos los cambios de las nóminas de combustible en Guatemala y que apoyan la fase de experimentación; por lo tanto, señaló, estarán atentos a que los resultados sean concluyentes y positivos para el país.

Análisis profundo

Fausto Velásquez, gerente de Ventas de Uno Petrol, concesionarios de la marca Shell en Guatemala, expuso que el ejercicio es positivo, aunque considera que generalizar el uso del etanol es una decisión de gobierno que deben analizar con base en los resultados de la investigación.

“Al final del día, esto representaría un cambio en la configuración de la matriz energética con el elemento del etanol”, resaltó Velásquez.

José Briones, director ejecutivo de la Gremial de Empresas Importadoras de Hidrocarburos (GEIH), aseguró estar a favor de propuestas que mejoren el ambiente, pero se requiere aún un análisis profundo de todos los elementos.

Explicó, que, por un lado hay un impacto positivo en las emisiones, pero por otro se deben tomar en cuenta los efectos de precios al consumidor final y las inversiones en que los expendios deben incurrir para el manejo del etanol.

“Consideramos importantes las mesas técnicas para tener una evaluación justa y que puedan determinar si es una solución integral”, enfatizó Briones.

El director ejecutivo de la GEIH  agregó que es prematuro plantear conclusiones, porque no han sido invitados a la mesa técnica, en la cual es necesario exponer aspectos como el impacto en precios,  los impuestos, cómo y a quién se le comprará el etanol y si se requieren cambios en las estaciones de servicio.

Estación de servicio de ecopower. (Foto Prensa Libre: Cortesía MEM)

Avanzan pruebas

El proyecto arrancó con una primera fase, en agosto, con un 5 por ciento de mezcla de etanol, y la segunda etapa, de 10 semanas, incluye una mezcla de un 10 por ciento. Esta concluirá en noviembre.

La primera etapa evidenció resultados en la reducción de gases de combustión hasta en un 73.01 por ciento de emisiones con el uso de ecopower E5; es decir, una mezcla de gasolina con un 5 por ciento de etanol avanzado.

Otros resultados reflejaron una mejora en la combustión de los vehículos; por ejemplo, aumentó en 1.6 grados el octanaje en la gasolina. Los 34 vehículos que participaron en la prueba no presentaron desperfectos mecánicos y sí ahorro en combustible.

Claudia Samayoa, asesora de Mitigación al Cambio Climático del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marn), quien participa en el plan piloto, resaltó el ahorro en las veces que debió llenar el tanque.

Por ejemplo, uno de los vehículos del la prueba demostró que en tres semanas solo fue necesario llenar con ecopower dos veces.

El plan piloto cuenta con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Universidad del Valle de Guatemala (UVG), entidades que aportan conocimiento y avalan los resultados técnicos del proyecto.

La muestra seleccionada es representativa del parque vehicular del país y demostró que con el uso de ecopower no se requiere de una nueva flota de vehículos o infraestructura, afirmó Gamaliel Zambrano, director del Centro de Procesos Industriales de la UVG.

Carlos Melo, representante del BID en Guatemala genera el 50% de las emisiones de CO2 del sector energía, por lo que el uso de combustibles renovables es clave para la mitigación del cambio climático y poder mejorar la calidad de vida.

Cargando

Capacidad de producción

En el país hay una capacidad instalada de producción de 65 millones de galones de etanol al año, según datos de Asociación de Azucareros de Guatemala (Asazgua), y genera aproximadamente 30 mil empleos.

Pimentel afirmó que la capacidad instalada puede crecer cuando se implemente el uso de etanol en las gasolinas y también se podrá importar el producto, en dado caso la producción local no sea suficiente, pero esa necesidad se podrá determinar cuando el uso sea generalizado.

La mayoría de la producción local se exporta a mercados como Países Bajos, Corea del Sur, Estados Unidos, Japón y Reino Unido.

El etanol avanzado producido con caña de azúcar reduce en alrededor de 70% de los gases de efecto invernadero.