Por qué la creatividad debería ser el motor de las empresas

Duncan Wardle, exvicepresidente de innovación y creatividad de Walt Disney Company, destacó el valor de las ideas en los negocios actuales.

Publicado el
Duncan J. Wardle, conferencista, destacó la importancia de la creatividad (Foto Prensa Libre: Esbin García).
Duncan J. Wardle, conferencista, destacó la importancia de la creatividad (Foto Prensa Libre: Esbin García).

Desde el inicio de su presentación en el Tigo Business Forum, Duncan J. Wardle dejó claro cómo sería el tono con el que validaría sus argumentos: pidió a los asistentes que hicieran grupos de tres y, simulando profesiones ficticias, se presentaran, como una prueba de cómo negocios insólitos podrían trascender dentro de un panorama financiero.


La dinámica, en la que participaron la mayoría, dejó claro que Wardle, exvicepresidente de innovación y creatividad de Walt Disney Company, acompañó el resto de su charla con unas diapositivas con ilustraciones, y apenas unas palabras clavas, en las que insistió en tres puntos: creatividad, pensamiento creativo y empresas impulsadas por la innovación y menos por los resultados. 

Esa fue una de las críticas que hizo, a los líderes que insisten en el pensamiento reductivo, que busca delimitar las ideas y los ejercicios para pensar. Por ello, desde su experiencia de más de 20 años en Disney, que rodea los parques temáticos, las productoras y hasta la cadena ESPN, insiste en nuevas formas de resolver los problemas de siempre.

“El tiempo es la principal barrera de la innovación”, dijo. “Los motivo, si son dueños o líderes de una empresa, a darle una hora al día o medio día al mes a sus empleados para que piensen”. 

“En el trabajo estamos ocupados escribiendo un correo, en una presentación, en una reunión… Y rara vez nos damos tiempo para pensar. Es ahí de donde vienen la creatividad y las ideas”, agregó. 

Las ideas deben motivar a los empresarios, dijo Duncan J. Wardle (Foto Prensa Libre: Esbin García).


Según Wardle, los ejemplos de negocios como el emporio Walt Disney, o las plataformas digitales de Netflix y Amazon, son una prueba de cómo el éxito llega con la creatividad como incentivo, y no el fin de generar ingresos.

“Por 110 años se pensó desde una perspectiva que prioriza el producto, donde se preguntaba 'cómo mi negocio puede darme ganancias'. Ese modelo es obsoleto, Tenemos que pensar en cómo romper las reglas y encontrar el beneficio que busca el cliente”, explicó.

Por reglas se refiere a las que llevar a Blockbuster a desaparecer, o la que hizo a Amazon de dar inmediatez a las necesidades de sus clientes. 

Big data e inteligencia artificial, aliadas

Duncan Wardle destacó los juegos y las dinámicas dentro de una empresa (Foto Prensa Libre: Esbin García).

El énfasis de Duncan Wardle en el pensamiento creativo llega no solo por la idea de consolidar negocios, sino porque aquellos que ignoren esa perspectiva podrían desaparecer.

No solo por la competencia, sino por las oportunidades pero también exigencias que implican conceptos como la Big Data, que resumen el comportamiento de los humanos a cifras.

Lea también: Lo que Netflix puede enseñar a los pequeños negocios

“La big data está aquí. Nos sirve para optimizar el trabajo de los empleados”. Advierte también que las empresas, en lugar de recortar plazas para obtener más ganancias, deben buscar cómo reinventarlas, proveyendo servicios que identifiquen esos comportamientos. 

La atención, el lenguaje, las emociones, la inteligencia emocional y la psicología, los elementos que aún se mantienen inherentes al ser humano, implican también del porqué la inteligencia artificial, pese a su inminente implementación en los sistemas financieros y de negocios, será difícil que sustituyen esas virtudes. 

Lea también: En el 2020, 50% de las empresas aplicarán inteligencia artificial

Por ello invita a los empresarios a que sean innovadores. Ejercicios como la conversación, el compartir ideas, el pensamiento disruptivo y las caminatas, entre otros, son ideales para crear un ambiente distinto. 

Los líderes tienen que demostrar con el ejemplo. Si tienen actitudes de juego y creatividad, los demás también lo seguirán. No debemos pensar de forma reducida, sino expansiva”, apuntó. “Debemos pensar menos en los resultados”. 

Las ideas, enfatiza, deben motivar a las empresas. Por ello, recomienda mantener una libreta al lado de la cama. “Antes y después de dormir es un buen momento donde aparecen las ideas”, mencionó. “Es necesario apuntarlas para que no se olviden”. 

Contenido relacionado:

> Amazon, segunda empresa de EE.UU. que alcanza el billón de dólares en bolsa
> Así será la nueva Apple
> Por qué Google decidió entregar llaves de seguridad a todos sus empleados