Puestos clave en puertos siguen sin definirse (y los efectos que tiene)

La falta de nombramiento de presidentes de Junta Directiva en portuarias provoca cambio de prioridades.

Publicado el
La presidencia de la junta directiva de Empornac y EPQ se encuentran vacantes desde hace varios meses. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La presidencia de la junta directiva de Empornac y EPQ se encuentran vacantes desde hace varios meses. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Las presidencias de la junta directiva de la Empresa Portuaria Nacional Santo Tomás de Castilla (Empornac) en Izabal y de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ) en Escuintla permanecen sin la designación de la máxima autoridad.

Lo anterior sucede en medio de la evaluación anual que realiza la Guardia Costera y los constantes señalamientos de la Intendencia de Aduanas de la Superintendencia de Administración Tributaria -SAT- para ejercer controles en los recintos.

En el caso de Empornac el cargo está vacante desde agosto del 2020 y en la EPQ desde febrero de este año, y son los puertos más importantes del país para el comercio exterior -exportaciones e importaciones-.

Juan Suárez, presidente del Consejo de Usuarios del Transporte Internacional de Guatemala (Cutrigua), afirmó que por el lado de funcionalidad de las terminales lo idóneo es tener completas las juntas directivas, pero tampoco es que las instituciones estén acéfalas.

“Nuestra postura es que sean nombrados presidentes que sean probos y que demuestren capacidad para liderar las empresas portuarias atendiendo los criterios de competitividad y productividad que deben seguir los puertos sumados a la seguridad portuaria”, enfatizó.

Recordó que en la actualidad hay presidentes interinos de las dos portuarias, y al haber más rotación, más se atrasan los procesos, que es algo inevitable, mientras entra la nueva autoridad, se adaptan y cambian las prioridades.

Proceso de evaluación

Por otro lado, los altos cargos ejecutivos de ambas portuarias se encuentran vacantes cuando la Guardia Costera de Estados Unidos emprenderá la segunda parte de la auditoría para constatar el cumplimento de las normativas ante la Organización Marítima Internacional (OMI) en las siguientes semanas, ya que a principios de mayo llevó a cabo la preevaluación.

La evaluación viene a tratar sobre el Código de Protección de Buques e Instalaciones Portuarias (PIBP), y el resultado oficial de la Guardia Costera podría conocerse en las siguientes semanas.

En marzo de este año se adjudicó un concurso para mantenimiento del rompeolas en la EPQ, pero luego fue anulado. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Impacto silencioso

Juan Pablo Carrasco, presidente de la Cámara de Comercio Guatemalteco-Americana (AmCham), dijo que para la competitividad de país es importante que los puertos operen de manera eficiente, y el que no estén nombrados todos los integrantes de las juntas directivas los hace que “se vuelva más lenta la toma de decisiones en la gestión portuaria”, señaló.

“Es importante para la reactivación económica que se priorice el mejoramiento de los puertos y su funcionamiento, pero para todo eso debe existir un liderazgo organizacional para desarrollar infraestructura, equipos técnicos e invertir en tecnología para que sean más eficientes”, puntualizó.

Amador Carballido, director general de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), afirmó que, si se cuenta con un objetivo definido, y si hay personas de manera interina que ocupen los cargos claves dentro de los puertos, difícilmente se tomaran las grandes decisiones que las terminales necesitan, por lo que el no nombramiento, dificulta de alguna manera poder avanzar y hay un estancamiento.

Recordó que los puertos necesitan cerrar procesos de modernización que se requieren y se deben completar en los siguientes meses, y las designaciones que están en manos del Ejecutivo se deben acelerar.

“Todas las decisiones que se adopten en los puertos no se sentirán respaldadas y van a estar inactivas, por lo que hay que acelerar los procesos y encontrar a las personas idóneas sin ningún tipo de bandera política, sino que con habilidades técnicas”, expresó Carballido.

Lea además: Lanzan el primer marketplace guatemalteco al que pueden aplicar todo tipo de empresas

Ambos dirigentes empresariales, aseguraron desconocer las razones del porque no se ha nombrado a las personas en las presidencias de Empornac y EPQ, así como el alargamiento de tiempo.

Sobre los perfiles aseguraron que deben ser personas que tengan una visión hacia dónde van los puertos, y el comercio exterior y lo ideal es que presenten propuestas para elegir a los más capacitados para hacerlo.

Incidencias

En ambas terminales han ocurrido situaciones administrativas y operativas.

Por ejemplo, tan solo el pasado 1 de junio en una citación en el Congreso se dio a conocer que, de las 560 cámaras instaladas en ambos puertos, la Intendencia de Aduanas no tiene acceso al circuito cerrado de televisión, así como las fallas en el suministro de energía en determinadas que apagan las cámaras y los sistemas de rayos x -controles no intrusivos- que ha provocado la suspensión de la cadena logística.

Por otro lado, la suspensión del proyecto del rompeolas por Q477 millones en EPQ en marzo último, y que generó la intervención de la Contraloría General, y en julio del 2020, el entonces secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross envió una carta exponiendo su preocupación por la no operación del módulo de rayos x en Empornac.

Poco avance

Javier Reyes Navarrete, secretario del Sindicato de Trabajadores Organizados de EPQ, informó que desde febrero no se cuenta con el presidente de junta directiva, quien renunció semanas antes de la licitación del rompeolas.

Explicó que hay aspectos que no se han cubierto ante la ausencia de un presidente de junta directiva, sobre todo en temas como contratos de dragados de la dársena, e impacta en los procesos administrativos para el desarrollo de la actividad portuaria.