Países vecinos aceleran paso para atraer inversión

Tanto México como Honduras se adelantan con el desarrollo de zonas económicas especiales, con incentivos al inversionista.

Archivado en:

inversión
México habilitará tres de sus Zonas Económicas Especiales a finales de este año. Una de las exigencias es que pertenezcan a sectores como el de manufactura.
México habilitará tres de sus Zonas Económicas Especiales a finales de este año. Una de las exigencias es que pertenezcan a sectores como el de manufactura.

Países como México y Honduras ya impulsan  proyectos para atracción de empresas e inversión, con modelos como Zonas Económicas Especiales (ZEE) y Zonas de Empleo, respectivamente.

Mientras tanto, Guatemala aún mantiene sus proyectos en papel, como el plan para reactivar las Zonas de Libre Comercio (Zolic) con la ley ya existente, según informó Eddy López, comisionado presidencial adjunto para la Competitividad.

Ayer, Alfredo Nolasco Meza, director general de Promoción de México, estuvo en Guatemala para dar a concer las ZEE que impulsa su país. Refirió que en parques privados ya se podría empezar a recibir empresas a finales de año.

A la fecha ya existe la declaratoria de tres ZEE, que son el Puerto de Lázaro Cárdenas, en el estado de Michoacan (oeste), el Puerto de Coatzoacualcos, en Veracruz (costa Atlántica) y el Puerto Chiapas, en el estado del mismo nombre (sur), explicó el ejecutivo.

Cómo entrar a las ZEE

En las próximas semanas, las empresas podrán empezar a presentar solicitudes para desarrollar actividades en las ZEE. Según Noslasco, se puede hacer de dos formas: una, instalarse en un predio federal autorizado —aunque aclara que la convocatoria para la concesión de la tierra aún tomará unos meses— y la otra opción es en parques privados que hayan sido autorizados para operar como tales. En Chiapas, el proyecto más avanzado es el del Agroparque de Chiapas, informó.

El programa va dirigido a la instalación de empresas de manufactura y encadenamientos productivos en los que se logre integración con los mercados de Centroamérica, en especial con el Triángulo Norte —Guatemala, Honduras y El Salvador—.


No serán aceptadas actividades del sector primario como cultivo y producción agrícola, pero sí se puede hacer manufactura de esos productos, añadió.

Otras actividades que no se aceptan son la minera y la petroquímica primaria. Las de servicios tendrán limitaciones, ya que deben estar relacionadas con actividades de manufacturas.


No podrán aplicar servicios de centros de llamadas porque, a su criterio, no se ha visto en las prácticas internacionales una consolidación de esas inversiones.

“Lo que busca México es que sean inversiones que tengan larga permanencia y que creen un ecosistema para operar”, dijo.

Mientras, el gobierno hondureño lanzó esta semana las Zonas de Empleo.

Según informó la presidencia de ese país, esas zonas gozan de un régimen jurídico especial que tiene por finalidad la atracción de inversiones locales y foráneas. “Honduras planifica establecer las Zonas de Empleo para generar no menos de 600 mil nuevas plazas de trabajo en los próximos cinco años”, se consigna en el comunicado.

El presidente Juan Orlando Hernández confirmó que las firmas internacionales Energy Transfer, Port Royal, Lacthosa, Grupo Emco, Lamericom, Dong Ju, Rapton Minning y Alimentos Maravilla presentaron cartas para expresar su interés en formar parte del naciente régimen. Algunas zonas de empleo se podrían ubicar en lugares como Trujillo, Choluteca, Olancho, entre otros.