Tigo Business presenta dos pasos para construir un plan de continuidad de negocio

El área de negocios de la empresa de telecomunicaciones se preocupa por la seguridad informática de las empresas y por ello presenta una idea de continuidad de negocio.

tigo
En la actualidad todas las organizaciones dependen de datos y la pérdida de estos pone en riesgo a los clientes y puede tener un impacto negativo en su credibilidad. Foto Prensa Libre: Cortesía.

Las prioridades de los líderes empresariales cambiaron radicalmente conforme fue avanzando la pandemia del coronavirus y de cara a la llegada del 2021 se dio más valor a la capacidad de adaptarse y continuar con los negocios para minimizar los riesgos de tener que interrumpirlos.

En la actualidad todas las organizaciones dependen de datos y la pérdida de estos pone en riesgo a los clientes y puede tener un impacto negativo en su credibilidad. Según estudios, las empresas que sufren la pérdida de información corren el riesgo de desaparecer en dos años aproximadamente.

“Es en estos momentos de incertidumbre, se hace relevante que las empresas cuenten con un plan de continuidad de negocios (BCP) porque permite conocer cuáles son los riesgos y determinar cómo manejarlos o controlarlos”, indica Erick Montenegro, gerente sénior de servicios administrados de Tigo Business.

Por eso, es primordial que las empresas cuenten con un BCP, para controlar los riesgos de amenazas cibernéticas, fenómenos naturales y situaciones sociopolíticas para minimizar o incluso eliminar sus consecuencias negativas y de esta manera continuar operando normalmente.

Las lecciones que se experimentaron por la pandemia crearon un momento oportuno para que los líderes empresariales validen si cuentan con un plan, lo revisen y evalúen si funciona correctamente.

Estos son los pasos que se requieren para implementar un plan para atender las diferentes crisis:

  1. Identificar las lecciones aprendidas durante la crisis sanitaria. ¿Tiene un BCP? ¿El covid-19 afectó su empresa? Si tenía un plan, ¿este ayudó a enfrentarlo?
  2. Realizar un análisis de los procesos, las funciones, la infraestructura de TI, los colaboradores y los sistemas que componen la organización actualmente. Esto ayudará a priorizar cuáles son críticos para el funcionamiento de la organización, determinar cuánto puede resistir una organización sin tener un impacto grave y cuáles son las interrupciones máximas tolerables.
  3. Crear una lista de las amenazas más probables a las que se enfrenta la empresa y sus vulnerabilidades. Esto consiste en establecer escenarios ordenados por la probabilidad de ocurrencia y por el potencial que tienen de causar un impacto negativo.
  4. Con base a los resultados de los pasos anteriores, es momento de crear el plan de respuesta y recuperación que detalle las situaciones, las acciones, los recursos y las personas clave con roles y responsabilidades en cada fase.
  5. Por último, será necesario evaluar el plan cada cierto periodo de tiempo, haciendo simulaciones para que, de esta manera, se puedan identificar posibles fallas y solucionarlos antes de que suceda alguna eventualidad.

“Estamos preparados para apoyar a nuestros clientes con sus planes de continuidad de negocio, proteger su información y operaciones”, finalizó Montenegro.

Actualmente, Tigo Business tiene una red de fibra óptica de 92 mil kilómetros de largo en la región, cuenta con Data Center primario local, que ha obtenido la certificación del negocio ISO-22301 y de seguridad de la información ISO/IEC 27001, también tiene el respaldo de dos data centers en el país.