Comunitario

Agricultores del Corredor Seco piden auxilio por sequía

Campesinos afectados por la canícula prolongada en municipios del Corredor Seco comienzan a sentir los efectos de la ausencia de lluvias y piden ayuda gubernamental después de que, aseguran, el 90 por ciento de las cosechas se han perdido.

Por Sergio Morales y Francisco Mauricio Martínez

Joyabaj es el municipio de Quiché con más daños en la agricultura por la falta de lluvia. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)
Joyabaj es el municipio de Quiché con más daños en la agricultura por la falta de lluvia. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

“Vemos la precariedad y desnutrición que se está viviendo en esa parte del país. Pedimos una evaluación urgente para que se atienda a las familias que lo necesitan”, afirmó Adelso Ucelo, integrante de la Asociación Apoxex, que ha recopilado información en municipios de Jalapa.

El líder campesino expuso que las familias sufren “dramáticamente” por la pérdida de maíz, trigo, ajonjolí, maicillo y hortalizas, entre otras siembras, lo que hace peligrar su seguridad alimentaria para las próximas semanas.

Añadió que el Ministerio de Agricultura Ganadería y Alimentación (Maga) no ha efectuado evaluaciones a conciencia en esas regiones para atender la emergencia e implementar programas de apoyo en el mediano y largo plazo para los campesinos.

Edgar González, integrante de la organización Unidad Campesina de Santa María Xalapán, Jalapa, explicó que en áreas como en Jocotán, Chiquimula, la gente se ha quedado sin cosechas, por lo cual pidió al Maga el envío de una comisión para que verifique la magnitud de los daños.

Lea además: Cómo la Tierra puede llegar a sufrir climas incontrolables

Sin semillas y sin trabajo

Juana Ramírez Ramos, autoridad indígena de El Matasano, Jocotán, informó que los campesinos del Corredor Seco acostumbran a efectuar una “segunda siembra” en estos días, pero que este año no tienen semillas. 

La líder indígena de la Red de Mujeres Mayas Chortí contó que algunos agricultores se marcharon a las fincas de café de la región y de Copán, Honduras, pero que a los dos o tres días regresaron porque no encuentran trabajo ya que la producción fue baja, además de la crisis de precios bajos que enfrenta el grano a nivel internacional.

No todo el maíz que se cosecha es de calidad. La falta de humedad no permite el pleno desarrollo de las mazorcas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
No todo el maíz que se cosecha es de calidad. La falta de humedad no permite el pleno desarrollo de las mazorcas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Según Ramírez, hasta el momento, ninguna autoridad del Gobierno se ha acercado para ofrecerles ayuda, por lo que la única esperanza que tienen para alimentarse es que llueva en septiembre y florezcan la hierba mora, el chipilín, el chatate y otras, para “tener algo qué comer”.

“Nosotros no tenemos ningún recurso económico y si alguna autoridad lo hace esperamos que lo haga a través de las organizaciones comunitarias, porque los alcaldes la entregan, pero siempre con algún interés”, precisó.

Norma Sancir, integrante de la Asociación Indígena Campesina Chortí Nuevo Día, informó que para sobrevivir los pobladores están vendiendo huevos, gallinas y petates. “Cualquier cosa comercian para poder comer”, indicó.

La crisis se está agudizando, según Sancir, debido a que los precios del frijol y el maíz han duplicado su precio. Citó como ejemplo que el maíz regularmente cuesta Q100 el quintal y ahora está a más de Q200. “El maíz es de mala calidad, porque muchas veces ya está picado o tiene gorgojo”.

Lea más: Bajo nivel en ríos causa preocupación

Respuesta no llega

La Red Nacional por la Defensa de la Soberanía Alimentaria (Redsag) precisó que en el corredor seco los efectos por la sequía se han producido en municipios de Jutiapa, Jalapa, Zacapa, Chiquimula, El Progreso, Baja Verapaz y Santa Rosa. 

Denunció la “ineficiencia total y falta de profesionalismo” de los técnicos del Maga y de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesan), quienes no han hecho evaluaciones correctas de la pérdida de cultivos y de familias afectadas.

Como una medida urgente, la Red propone la asistencia con víveres a las familias afectadas, y al mediano plazo apoyo técnico para la implementación de reservas de agua, bancos de semillas y la recuperación de especies nativas de cada región.

Comunidades de Jutiapa viven alejadas y sin oportunidades de poder afrontar la falta de lluvia. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Comunidades de Jutiapa viven alejadas y sin oportunidades de poder afrontar la falta de lluvia. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Se hacen evaluaciones

El Maga dijo que en los próximos días estará listo el informe de familias afectadas puesto que, aunque los técnicos ya hicieron el trabajo de verificación de daños, el número debe ser validado por el Registro Nacional de las Personas (Renap).

La oficina de Comunicación de del Maga informó que las inconformidades muchas veces se generan porque los afectados quisieran que en los procesos de validación se les entregara la ayuda.

Actualmente está en proceso de elaboración el plan de respuesta y reactivación agrícola. Es normal, añadió la oficina, que los agricultores “quieran saber cómo y cuándo se les va a apoyar, pero deben comprender que primero hay que agotar el proceso de verificación y validación para priorizar recursos y atender a quienes más lo necesitan”.

Al respecto, Juan Carlos Carías, titular de la Sesán, explicó que la metodología de evaluación la tiene el Maga y que la secretaría que él dirige no tiene competencia legal para el análisis de pérdida de cultivos.

Contenido relacionado

> Maíz es el producto más afectado por la sequía

> Maga pide Q300 millones para atender a familias

>  Es más de un millón, pero el número de afectados por sequía aún no se define