Aumentan los contagios de niños con covid-19 y los casos en las áreas de cuidados críticos

Más de 17 mil contagios de covid-19 en niños y adolescentes se han registrado en el primer semestre del 2021. El aumento de casos es evidente como también los ingresos de pacientes pediátricos a las unidades de cuidados intensivos de los hospitales, en donde libran una batalla contra el virus.

Publicado el

Un recién nacido prematuro positivo a covid-19 ingresó el lunes por la noche a la Pediatría del Hospital Roosevelt. Llegó desde Salamá, Baja Verapaz, su estado es delicado y se encuentra con respirador.

Los médicos no tienen certeza de cómo se contagió, lo cierto es que su caso es evidencia de que la pandemia no cede en el país, y que los niños no están libres de la infección. Más aún, los cuadros graves han aumentado en las últimas semanas.

Cuando en promedio había tres camas ocupadas por pacientes delicados con covid-19 en la Pediatría del Hospital Roosevelt, en las últimas cuatro semanas la cifra se triplicó. Hasta este martes eran 10 niños los que estaban internados, y tres con ventilación mecánica. Tener una enfermedad prexistente -como diabetes, lupus, cardiopatías o problemas renales- los condiciona a presentar síntomas graves.

“Hubo un incremento de casos de niños positivos después de la Navidad, se calmó a finales de enero, en Semana Santa hubo otro pico, y desde mayo hemos visto que la enfermedad aumentó”, indica Ricardo Menéndez, jefe de la Emergencia de Pediatría.

De los 30 hisopados que realizan a pacientes infantiles, el 30 por ciento da positivo, y al menos un niño requiere hospitalización. Los demás son casos leves que pueden ser tratados en casa, pero hay otro riesgo para ellos: desarrollar el síndrome de Kawasaki, choque toxico y síndrome inflamatorio sistémico. Las señales se manifiestan a las tres semanas después de haber tenido covid-19. No es común, pero desde que comenzó la pandemia en el Hospital Roosevelt se han atendido una veintena de casos.

En el reporte diario del Ministerio de Salud se ve el incremento de contagios en niños y adolescentes desde el comienzo de este año. Mientras que en enero se registraron 2 mil 278 casos en el rango de edad de 0 y 19 años, seis meses después la cifra casi se duplica, el balance de junio es de 3 mil 967 contagios, pero está inconcluso, falta la notificación de los últimos tres días, así que serán más.

La situación preocupa a Menéndez, pues de continuar esa tendencia se corre el riesgo de que las camas y cuidados a pacientes pediátricos con enfermedad común se destinen a la atención del covid-19, y se retrasen los diagnósticos y la asistencia temprana de los padecimientos prevalentes de siempre. Ya sucedió el año pasado, cuando se dio el primera ola.

“La epidemia nos va a ir pidiendo más camas a expensas de otros enfermos que igual se pueden complicar”, dice, pues dentro del Sistema de Salud Pública el Hospital Roosevelt junto con el San Juan de Dios son los que tienen área de intensivo y a los especialistas para pacientes infantiles con coronavirus, y si los casos aumentan se verán desbordados.

En el Hospital Tecún Umán, del Instituto Guatemala de Seguridad Social (IGSS) también se reporta un incremento de casos graves. El 50 por cientos del área crítica destinados a la atención de enfermos pediátricos con covid-19 está ocupada.

Lea también: Graduandos en tiempos de pandemia temen no conseguir empleo por escasa preparación

El doctor Roger Gil, jefe del Servicio de Infectología Pediátrica del Hospital General de Enfermedades, indica, por medio de un video difundido en redes sociales, que desde septiembre pasado no se veía un “repunte tan alto” de contagios entre la población infantil atendida en esa unidad.

Aunque hay casos en que los padres se rehúsan a internar a sus hijos, y ante esta negativa el cuadro del niño pueden complicarse al punto de desarrollar el síndrome inflamatorio sistémico, y hacer que ingresen a unidad de terapia crítica.

 

 

El riego de volver a la escuela

Con el actual contexto de la pandemia del covid-19 en el país, en el que los contagios van en aumento, se identifican nuevas variantes del virus circulando entre los guatemaltecos y con a penas el 0.89 por ciento de la población con el esquema vacunación contra el covid-19 completo, Menéndez señala que no es aconsejable que los niños vuelvan a las aulas hasta que la inmunización avance.

“Abrir las escuelas depende mucho de la vacunación de las personas que están en contacto con los niños, si los maestros ya están vacunados posiblemente el ente infeccioso sea bajo, pero tiene que ir de la mano toda la etiqueta sanitaria de prevención”, agrega.

Gil menciona que, si bien el desarrollo neurocognitivo de los niños se ve afectado por esta dinámica a la que obliga la pandemia, estar largas horas frente a una pantalla móvil o la computadora, es importante tener un sistema híbrido de enseñanza para no exponer a los menores al contagio.

Tanto los maestros como los estudiantes pueden transmitir la enfermedad, por lo que se deben seguir las medidas de seguridad, en las que el uso de mascarilla cobra relevancia.

Detectan variante

De acuerdo con Gil, desde que se originó el primer caso de covid-19 en el mundo han aparecido linajes del virus que no se conocían, uno de ellas es el denominado Delta que se descubrió en la India y se ha ido propagando por el mundo.

“Tiene la característica de que es más transmisible, más contagiosa, es más evadida por el sistema inmunológico, y pueda ser que no responda de la misma forma a las vacunas que se están administrando actualmente”, menciona.

La variante ya se encuentra en Estados Unidos, por lo que el médico del Hospital Roosevelt no descarta que ya esté circulando en Guatemala y no darnos cuenta. “Con la movilidad aérea tan global es imposible que no haya”, dice.

Pero no es la única amenaza, la ministra de Salud Amelia Flores informó este martes que la variante del covid-19 descubierta en Brasil, y que la Organización Mundial de la Salud denominó Gamma, ya ha sido identificada en territorio guatemalteco, se sabe que tiene una mayor transmisibilidad.

Le interesa: Un Sistema de Salud fracturado, que no alcanza a todos

Quizá la presencia de estas variantes esté relacionada con el aumento de casos de covid-19 en el país, que ya sobrepasó la barrera de los 2 mil contagios diarios. Flores agregó que se daría la alerta epidemiológica sobre la presencia de la cepa.

Tanto Menéndez como Gil ven necesario que se agilice la vacunación a los guatemaltecos, que podría protegerlos contra estas variantes.

“El objetivo principal de la vacuna contra el covid es que (la persona) no vaya a parar a una unidad de terapia crítica, pero debe seguir cuidándose”, dice el médico del IGSS.