La píldora del día después, ¿debe usarse en caso de violación sexual?

El Grupo Multidisciplinario para la defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos de Guatemala lanzó una campaña informativa convencional y digital sobre la importancia de consumir la píldora del día después luego de haber sido víctima de violación sexual, sin embargo el Asociación Guatemalteca de Bioética muestra su rechazo ante esta iniciativa.

“Después de una violación sexual, cada minuto cuenta”, es el eslogan de la campaña informativa “72 horas” del Grupo Multidisciplinario para la defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos de Guatemala, que se dio a conocer hace un mes en vallas y mupies de la ciudad, y recientemente en las redes sociales.

El objetivo de la campaña es informar a la población sobre qué hacer cuando alguien ha sufrido una violación sexual. Además, promueven como solución un kit de emergencia que incluye la píldora del día después y exámenes para la detección de enfermedades de transmisión sexual.

Apoya nuestra campaña informativa sobre la importancia de actuar en las primeras #72Horas luego de una violación sexual. Recuerda que #CadaMinutoCuenta

Posted by Grupo Multidisciplinario Dsr Guatemala on Thursday, 31 March 2016

La abogada Stephanie Rodríguez, quien forma parte del grupo, conversó con Prensa Libre sobre la campaña y el impacto que podría tener en los guatemaltecos. Rodríguez afirmó que la campaña tiene como principal eje de trabajo luchar por los derechos sexuales y reproductivos de las niñas y mujeres del país.

“Las 72 horas son vitales”

“La campaña está enfocada en la violencia sexual, ya que es el delito más denunciado en el Ministerio Público, esto debido a que Guatemala es el tercer país en América Latina”, afirmó Rodríguez.

“Una mujer que haya sufrido una violación sexual tiene 72 horas para tomar la pastilla para prevenir un embarazo no deseado”, aseguró. 

El doctor Juan Pablo Zaldaña Figueroa, de la Asociación Guatemalteca de Bioética y de la Asociación de Médicos especializados en Bioética, afirmó a Prensa Libre que el proceso de fecundación termina en 24 horas y que existe un 0.7 por ciento de probabilidad que haya un embarazo al momento de una violación sexual.

“La pastilla no soluciona todo”

“La píldora del día después no es una píldora abortiva”, comentó Rodríguez al preguntarle si esta es una opción que induzca al aborto.

Sin embargo para el doctor Figueroa, consumir la pastilla sí puede provocar abortos, efectos secundarios, trombosis, sangrado y alteraciones en el cerebro.

“La campaña es antiética e inmoral, ya que engaña a las personas. El kit se ha revisado científicamente y están promulgando el uso de la pastilla del día después”, afirmó Figueroa.

¿Campaña engañosa?

“En el mupi amenazan al médico; en el sentido que si este no da el kit tendrá alguna consecuencia legal… El médico por sus principios, tanto médicos como morales, está en la capacidad de decidir si se da o no se da”, comentó Figueroa al referirse que en algunos anuncios hay frases como “la negligencia tiene su castigo”, ilustrada con la fotografía de un médico.

“Esta campaña no trata de generar polémica sino ser informativa y preventiva. En muchos hospitales y centros de salud existen estos kits de emergencia sexual, que incluyen la pastilla y otros implementos; todo con el fin de prevenir un embarazo no deseado que posteriormente se convierta en un embarazo forzado”, agregó Rodríguez.

¿Qué opina la iglesia?

“La doctrina de la iglesia comparte que el dolor y la tragedia de una violación es algo condenable…pero abortar y quitar la vida a un ser vivo son cosas con las que no estamos de acuerdo. Tratamos de disuadir a la persona que está embarazada en dar en adopción al bebé”, dijo el sacerdote Manuel Abac encargado del Pastoral Juvenil Arquidiocesana.

Abac fue claro y directo al recomendar “no tomar la pastilla, ya que la vida es sagrada”.

Sobre la agrupación

El grupo compuesto por profesionales de médicos, abogados y comunicadores, surgió hace ocho años, debido a la falta de conocimiento sobre los derechos sexuales y reproductivos.

Su objetivo principal es enviar mensajes y ayudar a las mujeres víctimas de una violación sexual. 

“Las mujeres deben vivir una vida libre de violencia… Esta campaña pretende hacer consciencia que ellas, en un plazo de 72 horas, pueden continuar con un proyecto de vida y evitar un embarazo forzado. Asimismo, las niñas deben ser protegidas”, concluyó Rodríguez.

Ante la camapaña informativa, el especialista recomendó analizar los mensajes que esta transmite. “Infórmense bien porque no todo lo que se hace en las campañas publicitarias es cierto.. La píldora es antiética y causa muchos daños a la mujer”, puntualizó Figueroa.

El religioso Abac, también se pronunció al respecto e invitó a “tratar de discernir este tipo de campañas, darse cuenta si es realmente algo legitimo o si nos estamos dejando llevar por aspectos internacionales”. 

La asociación Guate x la familia mostró también su rechazo sobre la campaña, y aseguró que es que una “publicidad engañosa y falsa”, debido a que no es una campaña para favorecer la violencia contra la mujer.

“El fin es bueno, pero el camino es el equivocado”, aseguró Karla de Rodríguez, miembro de la asociación.

Según Rodríguez, la campaña está mal dirigida, ya que desinforma a la población sobre los riesgos de salud que puede provocar el consumo de la píldora. “La pastilla aumenta el riesgo de cáncer”, aseguró.

“La solución es la familia, no el aborto”, concluyó Rodríguez.

Escuche la entrevista completa:

Conozca más de este grupo en: Grupo multidisciplinario DSR