Coronavirus: Cuarentenas óptimas siguen siendo la asignatura pendiente del MSPAS

La Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica elaboró un informe en la que resaltan la necesidad que tienen los países de la región para cumplir, con éxito, las diversas medidas de prevención contra el nuevo coronavirus. Uno de los puntos que resaltan es la necesidad para que pacientes positivos a Covid – 19 cumplan con una cuarentena al 100%.

A criterio de médicos en los últimos días los guatemaltecos han decaído en las medidas de prevención. Fotografía: Prensa Libre (Érick Ávila).
A criterio de médicos en los últimos días los guatemaltecos han decaído en las medidas de prevención. Fotografía: Prensa Libre (Érick Ávila).

La pandemia a causa del nuevo coronavirus no tiene una fecha de vencimiento. Aunque existan países con resultados prometedores para una vacuna contra el Covid – 19, expertos en la salud recomiendan a toda la población no descuidar las medidas de prevención.

Guatemala ya se encuentra enfrentando los contagios por coronavirus durante un segundo mes de reapertura, tomando como base un sistema de alertas que permite actividades económicas acorde a la cantidad de nuevos casos diarios que reporte un municipio o departamento.

Por ahora los pronósticos del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (Mspas), así como los de la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia Covid – 19 (Coprecovid), afirman una disminución en los casos positivos, pero durante septiembre se espera una segunda ola de enfermedad que podría afectar, principalmente, el interior de la república.

Guatemala no es el único país que enfrenta a la pandemia con recursos limitados, en la región latinoamericana existen otras naciones que comparten las mismas necesidades y preocupaciones, por ello un grupo de expertos elaboraron el documento titulado: “Covid – 19: Es necesario replantear la estrategia”.

Un grupo de 20 profesionales de la salud, incluidos los guatemaltecos Mario Melgar y Carlos Grazioso, exponen algunas de las afecciones que ha causado el confinamiento prolongado, entre ellas problemas en el estado anímico de las personas y repercusiones económicas, pero resaltan estrategias claves que las instituciones de salud, señalan, deberían de aplicar, entre ellos un asilamiento optimo en pacientes positivos.

“Es uno de los aspectos más difíciles de implementar en Guatemala porque las limitaciones son evidentes, una casa en colonias cercanas a barrancos, de tres por cuatro metros, techo de lámina, pocos baños, es bastante difícil pedirles que guardan el distanciamiento y que tengan un baño exclusivo para el paciente enfermo, este aislamiento se comenzó a hacer con los hoteles pero luego ya no se siguió”, refirió Carlos Grazioso, infectólogo y pediatra.

Recientemente la cartera de Salud emitió un acuerdo ministerial en la que autoriza la creación de centros para la cuarentena de pacientes, leves y asintomáticos, que no tienen las condiciones necesarias en sus viviendas para cumplir con el aislamiento.

“Este es un aspecto que podría tratar de reforzarse y priorizarse, con un acuerdo ministerial entiendo que ya tienen los lineamientos formales para poder hacerlo, esto es una excelente idea donde deben de trabajar más y esforzarse más para poder hacer una diferencia, el mantener una cuarentena optima, en definitiva, decrece el número de casos y contaminación del virus en la comunidad”, culminó el experto.

Dos centros habilitados

Hasta ahora el gobierno de Guatemala ha implementado dos Centros de Aislamiento Temporal para Pacientes Covid – 19 (CAT – COVID – 19) en los municipios de Colomba y Cantel, regidos bajo el acuerdo ministerial 208 – 2020.

Según informó el equipo de comunicación social de la cartera salubrista por ahora estos centros no albergan a ningún paciente, pero ya tienen todo el equipo y personal capacitado que pueda brindar la asistencia médica en caso que algún paciente positivo necesite hacer uso de estos espacios.

Existen otras solicitudes en marcha para que otros municipios de Guatemala puedan contar con un centro de aislamiento, pero las peticiones deben de ser canalizadas por medio de las diferentes áreas de salud, por lo que no se pudo precisar en la cantidad exacta de peticiones.

Necesitan campañas

Aunque el esfuerzo del ministerio de Salud surge a cinco meses después que se dio el primer caso positivo de coronavirus en Guatemala, a criterio de Zulma Calderón, de la Defensoría de la Salud, de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), es necesario que este tipo de acciones se acompañen de otras estrategias, esto para que el esfuerzo por contener la enfermedad no quede a medias.

“Estas acciones deben de ir de la mano con otro tipo de estrategias dentro de ellas todo el fortalecimiento de la línea preventiva y la comunicación, que expliquen todos los riesgos del contagio, que a la fecha, no se han dado en el interior del país. Hablamos de campañas que deben de sensibilizar sobre los riesgos que corre la población con esta enfermedad”, señaló.

Baja la prevención

Es sabido que la contención de la enfermedad es un esfuerzo colectivo, no es exclusivo de las autoridades de gobierno, pero sus acciones tienen un efecto en la conducta colectiva, según los médicos consultados.

“Se ha transmitido una falsa sensación de tranquilidad, de que ya superamos la emergencia pero esto no es así, los servicios hospitalarios en las áreas críticas están saturados, el país está prácticamente abierto, las actividades se realizan de forma normal, sobretodo en el interior de la república, esto llama poderosamente la atención porque lo que ha generado es que todas esas medidas se han relajado”, señaló Calderón.

José Ortiz, titular del Observatorio del Covid – 19 para Guatemala también ha visto como en cosa de días las personas bajaron la guardia, descuidan las medidas de prevención y esto puede ser crítico al momento de hablar de una segunda ola de la enfermedad.

“Por parte de la población es necesario que refuercen, aún más, el uso de la mascarilla, lavado de manos y distanciamiento social, que los centros comerciales cumplan con los protocolos porque hemos visto que el aforo se olvidó, la toma de temperatura ya no es constante, a veces personas de la tercera edad que no utilizan mascarillas en espacios públicos como mercados, hasta se ve presencia de niños en centros comerciales y restaurantes”, precisó.