Coronavirus en Guatemala: Renuncias y reclamos reflejan carencias en el Ministerio de Salud

Guatemala llegó a tres mil 54 casos de coronavirus, en medio de protestas de personal médico y pacientes por gestión de la emergencia.

Publicado el
Bomberos trasladan a un paciente de coronavirus al hospital San Vicente. (Foto Prensa Libre: AFP)
Bomberos trasladan a un paciente de coronavirus al hospital San Vicente. (Foto Prensa Libre: AFP)

El mismo día en que Guatemala cruzó la barrera de los tres mil contagios de coronavirus —con récord de 311 en un solo día, según el ministro de Salud, Hugo Monroy—, los cuestionamientos sobre la gestión de la crisis sanitaria se agolparon sobre el gobierno de Alejandro Giammattei.

Los señalamientos no solo provienen de pacientes y personal médico de varios hospitales del sistema —tanto temporales como adaptados para atender la pandemia—, sino también de diversos sectores políticos y sociales del país y de la misma Casa Blanca, en Washington DC.

El contexto es el más complejo desde que comenzó la crisis. Monroy confirmó que, hasta anoche, se contabilizaban tres mil 54 casos en el país, de los cuales 201 surgieron de la misma fuente de contagio y que se encuentran bajo la tutela del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS). Las cuatro personas fallecidas ayer suben a 55 la cifra de decesos totales.

La cartera de Salud confirmó que se trata de un contagio masivo ocurrido en una maquila de San Miguel Petapa, en la cual el 20 de mayo se realizaron pruebas a 900 personas.

Crecen cuestionamientos

Deficiencias operativas para ejecutar concursos públicos, pacientes en confinamiento esperando resultados de pruebas en distintos hospitales, traslado de más de una veintena de contagiados a un hospital que a la fecha no está preparado para atender casos de covid-19 y cuestionamientos de EE. UU. sobre el manejo de la emergencia rodean un repunte acelerado de casos.

De hecho, la jornada de ayer empezó con la publicación de las críticas de Mauricio Claver-Carone, asesor del presidente de EE. UU., Donald Trump para Asuntos Hemisféricos, quien, en entrevista con Prensa Libre, rechazó las declaraciones emitidas por el presidente Alejandro Giammattei en el sentido de que el país que representa no haya sido un aliado en la lucha contra el covid-19. “Guatemala recibe mil pruebas de respuesta rápida a la semana, mitad para Salud y mitad para el Seguro Social. Yo entiendo que el presidente ha tenido problemas con su Ministerio de Salud y que ha habido corrupción, pero eso no es culpa de EE. UU.”, recalcó.

La Cancillería declinó ofrecer una reacción por las declaraciones del diplomático estadounidense.

Sin salario

Horas antes de la actualización de datos de anoche, se confirmó que 26 terapistas respiratorios que atendían a pacientes con covid-19 en el hospital temporal del Parque de la Industria renunciaron.

Su misión era asistir a enfermos con complicaciones respiratorias. Sin embargo, un cambio en los roles y en los turnos generó la inconformidad y desató las renuncias.

Uno de los terapistas que laboran en el hospital temporal del Parque de la Industria narró a Prensa Libre, de manera anónima, lo que ocurre en ese nosocomio. Aseguró que ha habido diferencias por los cambios de turno, porque laboraban cada seis días, pero ahora los cambiaron a cada cuatro; además, no les han pagado dos meses.

Pacientes del hospital temporal demandaron en un video que necesitan información sobre su estado de salud.

Señaló que, si bien un grupo renunció, hay otros que han planteado hacerlo, no solo por el aumento de turnos, sino porque no les han pagado el sueldo. Ahora que está funcionando el intensivo, se necesita más personal; solo hay un intensivista y un neumólogo.

Ahora, hay 10 pacientes en intensivo en ese nosocomio, aunque el espacio es de 48.

No es la primera acción en protesta del personal médico, ya que el pasado 12 de mayo, trabajadores de la salud del mismo hospital temporal en la zona 9 capitalina solicitaron insumos y que se les hiciera efectivo el pago de su salario. Aseguraron que las condiciones para atender a pacientes positivos de covid-19 no son óptimas.

Entre las peticiones se incluye la dotación de equipo de protección, agilizar la contratación de personal y mejorar los servicios de alimentación.

Como Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, respetamos el derecho de expresar sus inconformidades, por lo que siempre hemos recurrido al diálogo, para encontrar soluciones a cada situación. No obstante, en medio de esta crisis sanitaria se vio la necesidad de cambiar el rol de turnos, tomando en cuenta que los casos de COVID-19 van en aumento, sin embargo, los profesionales se negaron a esta decisión. Ministerio de Salud.

Según el Ministerio, en el Parque de la Industria hay personal para atender a los pacientes, pero van a contratar a más terapistas respiratorios.

Sube tono de reclamos

El Hospital Temporal Covid-19 de Quetzaltenango también fue escenario de una protesta, ya que un grupo de migrantes que, de acuerdo con las autoridades de Salud son positivos de covid-19, se expresaron ayer en las redes sociales por medio de un video en el que piden el resultado de sus pruebas de coronavirus.

A esto se une un video difundido anoche, pero de pacientes en el Parque de la Industria, donde reclaman que los días transcurren y que no se les da razón de los resultados de los hisopados que se han realizado.

Una de las principales demandas del portavoz es que se habilite un laboratorio ya instalado para que las pruebas puedan revelar los resultados en menos de 24 horas.

Jordán Rodas, procurador de los Derechos Humanos (PDH), hizo eco de varias de las protestas, y recomendó al presidente Alejandro Giammattei destituir al ministro de Salud Pública, Hugo Monroy, para “prevenir un mayor riesgo a la vida y a la salud” de los guatemaltecos.

Rodas dirigió una carta al mandatario —que hizo pública a través de sus redes sociales— en la que aseguró que ha sido “evidente que las decisiones —del ministro de Salud— no han sido materializadas correctamente y otras están acumulando rezagos en su ejecución”.

La Procuraduría de los Derechos Humanos monitoreó varios hospitales y diversos procesos y gestiones administrativas de adquisiciones, y se percató de que el Ministerio de Salud “no cuenta con las capacidades para ejecutar de forma eficiente” las directrices presidenciales del estado de calamidad por la pandemia del covid-19.

Pacientes con coronavirus que se encuentran hospitalizados en el Parque de la Industria manifestaron sus inconformidades.

Abastecimiento y equipo

El pasado viernes, varios medios de comunicación denunciaron la impericia de la cartera sanitaria para abastecer hospitales y personal médico.

De nueve eventos que había sacado a licitar para comprar millones de insumos, como mascarillas N95 y quirúrgicas, batas descartables, caretas, guantes y trajes de protección personal, entre otros, todos fueron finalizados nulos, y solo dos de estos se repitieron en un nuevo evento, para adquirir lentes y caretas.

Al respecto, el ministro de Finanzas, Álvaro González Ricci, defendió que la cartera de Salud hará compra directa de productos para satisfacer la demanda de los eventos que no se pudieron adjudicar, así como publicar otros concursos con especificaciones del producto que sí hay en el mercado. “Si ya hubo ofertas de los concursos que no se adjudicaron, existen registros de los precios que se ofertaron, y los proveedores no podrán darlos a mayor precio”, aseguró.

Explicó que las adquisiciones directas se permiten por ley y que ahora se van a subir las bases de los productos que efectivamente existen en el mercado.