Dos personas son rescatadas de la cima del volcán Acatenango

Socorristas lograron poner a salvo a dos personas que, en la cima del volcán Acatenango, se descompensaron y ya no podían descender sin ayuda.

La operación de rescate de dos personas en el Acatenango duró seis horas. (Foto, Prensa Libre: Bomberos Voluntarios).
La operación de rescate de dos personas en el Acatenango duró seis horas. (Foto, Prensa Libre: Bomberos Voluntarios).

La operación de la patrulla de rescate de los Bomberos Voluntarios de la 55 compañía de San Juan Alotenango, inició a las 3 de la madrugada de este domingo 6 de diciembre.

Después de llegar la cima del coloso de 3 mil 976 metros, auxiliaron al turista Max Roquel de 26 años quien tenía una lesión en la pierna izquierda.

También brindaron asistencia a Nancy Cap, de 15 años, quien presentaba signos y síntomas de hipotermia, informó dicho cuerpo de socorro.

Al sentirse descompensados de su salud ambos optaron por pedir auxilio. Fueron llevados a un lugar seguro, aunque no requirieron hospitalización.

La operación de rescate duró seis horas.

Recomendaciones

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) brinda diversas recomendaciones para subir volcanes, entre estas:

  • Antes de comenzar un ascenso es importante informarse sobre las condiciones climáticas puesto que en esta temporada ingresan frentes fríos, cuyos efectos son más drásticos cuando se está en las cimas de montañas y volcanes.
  • No se debe subir sin ropa adecuada, esta debe soportar descensos drásticos de temperatura.
  • Llevar siempre un botiquín con lo necesario para atender emergencias menores.
  • Contratar guías, ellos conocen las rutas.
  • No suspenda la comunicación con familiares, para que en caso de emergencia haya un registro de las últimas llamadas y puntos de ubicación.

Además, es importante tener presente los números de emergencia: como el 122 de los Bomberos Voluntarios, 123 de los Bomberos Municipales, 1554 de los Bomberos Municipales Departamentales, 119 de la Conred, y 110 de la Policía Nacional Civil.

En enero del 2017, seis turistas murieron en ese mismo coloso. Las bajas temperaturas, el fuerte vendaval y la falta de preparación pudieron ser las causas de la tragedia.

El guía que acompañaba al grupo alertó a los socorristas, ya que todos presentaron complicaciones en su salud, por la temperatura que descendió drásticamente.

Entre el grupo viajaban tres mujeres que pertenecían a la Federación de Atletismo.