Fallece la educadora Blanca Pérez Guisasola de Arathoon

Durante 75 años Doña Blanquita entregó su vida a la docencia, siendo ejemplo para muchos maestros, alumnos y para la comunidad educativa del país.

Blanca Pérez Guisasola de Arathoon falleció a los 99 años. Dedicó 75 años a la educación y dirigió el colegio Capouilliez de 1957 a 2013. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Blanca Pérez Guisasola de Arathoon falleció a los 99 años. Dedicó 75 años a la educación y dirigió el colegio Capouilliez de 1957 a 2013. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Blanca Pérez Guisasola de Arathoon falleció el sábado a los 99 años. Durante 75 años entregó su vida a la docencia y fue la directora del Colegio Capouilliez desde 1957 hasta 2013.


Doña Blanquita dejó un legado más allá de las aulas. “Su visión, enseñanzas y métodos educativos, permanecerán a través del tiempo beneficiando a las generaciones del futuro”, compartió el establecimiento educativo.

Como directora del Colegio Capouilliez de 1957 a 2013, heredó un legado de enseñanzas que inspiran su perspectiva de la educación, añadió el colegio.

Una de sus frases recuerda haber vivido “intensamente”.
Lee también: Google lleva la educación digital a las aulas y fuera de ellas  
“He sido muy feliz en la docencia.  He vivido intensamente cada minuto de mi vida.  Me he rodeado de personas comprometidas y maravillosos seres humanos, que han hecho posible que cumpla todos mis sueños, dijo Doña Blanquita en la velada del 85 aniversario del colegio”.

Trayectoria

  • 1982: la Orden Francisco Marroquín
  • 1987: reconocimiento del Banco Industrial en el Programa Cívico Permanente, por su valiosa labor educativa en beneficio del país en sus Bodas de Oro Magisteriales.
  • 1998: recibe en nombre del Colegio Capouilliez La Orden del Quetzal, en el grado de Gran Oficial.
  • 2001:  reconocimiento de la Orden del Soberano Congreso de la República de Guatemala en el grado de Gran Collar.
  • 2003: reconocimiento de la Alcaldía Capitalina como Vecina Distinguida de la ciudad de Guatemala.

“Dedicó toda su vida a la educación y fue inmensamente feliz.  Fue una buena hija, una gran hermana y una gran maestra.  Me consta que fue una magnífica madre, una abuela ejemplar y una amorosa bisabuela.  Como directora del Colegio, marcó la vida de muchas personas”, dijo su hija María Arathoon de Solórzano, actual directora del Colegio que fue fundado en 1923, por Marta y Berta Capouilliez.

Contenido rel?acionado

>Programa Steam Truck busca promover la ciencia aplicada en los estudiantes
>En busca de un colegio muy especial
>Crisis en escuelas: Estudiantes restauran sus propios pupitres