Inconsistencia en estadísticas por covid-19 vulnera el análisis del comportamiento de la pandemia

Epidemiólogos critican desfase en las estadísticas que anuncia el MSPAS y sugieren divulgación de cifras del IGSS y hospitales privados, para tener mejores datos.

El Ministerio de Salud efectúa una revisión de las cifras en hospitales privados por atención a pacientes con coronavirus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El Ministerio de Salud efectúa una revisión de las cifras en hospitales privados por atención a pacientes con coronavirus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Después de 104 días en emergencia por el nuevo coronavirus, las autoridades del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MPSAS) dieron a conocer que existe un desfase en la recopilación de datos, debido a que los hospitales privados y algunos estatales incumplen con la entrega de la información.

Las inconsistencias en los hospitales privados se observan en la cantidad de pacientes atendidos por covid-19, fallecidos y pruebas efectuadas, según las autoridades de Salud, por lo que se hace una auditoría.

El diagnóstico del problema está a cargo del Sistema de Información Gerencial de Salud (Sigsa), una instancia del Ministerio que “organiza y coordina entre las dependencias y áreas que la conforman, en lo relativo a la información que procesa el MPSAS en materia de salud”.

La Dirección de Comunicación Social de la cartera de Salud expuso: “Se están revisando todos los procesos. Está todo en análisis. Al concluir se les podrían dar más detalles”.

Afecta monitoreo

Epidemiólogos y matemáticos coinciden en que sin detalle de los casos no se puede estudiar el comportamiento de la pandemia en Guatemala.

Arturo Sánchez López, epidemiólogo, criticó: “Nunca ha habido un sistema para que los hospitales privados informen a Salud Pública de las estadísticas. El gran error es centralizar la emergencia. Prometieron descentralizar pruebas y no lo han logrado. Es un gran desorden y seguro ya perdimos el conteo de los fallecidos por coronavirus”.

“Mientras, hay dudas por las cifras de covid-19 y la prueba de los errores es que el miércoles hubo 279 casos y este jueves 800. Eso no puede ser, porque están enredando la información”, añadió.

Sánchez López   hizo ver que el otro problema de datos se da a lo interno, al considerar que el Laboratorio Nacional de Salud no funcionó y debe tener un retraso de tres días de acumulación de pruebas. “Además, hay una inconsistencia porque el día que publican datos   incluyen diagnósticos de otros días”, resaltó.

Podría ser estrategia

El epidemiólogo José Ortiz señaló que las decisiones de Salud tienen implícita una “estrategia” para encubrir debilidades.

“Hemos notado que el Ministerio de Salud, su estrategia para aumentar el número de pruebas diarias es tomar en cuenta las que el ciudadano paga a través del sector privado, abandonando su responsabilidad el Estado y Gobierno de turno”, criticó.

Ortiz destacó: “Habrá que pedir al Ministerio de Salud que en su reporte diario especifique cuántas hizo el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, el Ministerio y los hospitales del sector privado. Ahí veremos lo irresponsables que son y cómo de la bolsa de las personas sale el costo de dichas pruebas, habiendo dinero para realizarlas gratuitamente”.

Advertencia

Anoche, Edwin Asturias, epidemiólogo que dirige la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia Covid-19 (Coprecovid), publicó en redes sociales: “No es posible que los laboratorios privados decidan hacer pruebas para covid-19 y no cumplan con el reporte obligatorio al Ministerio de Salud”.

Advirtió también: “La batalla contra esta pandemia no puede ganarse si los datos no están al día.  Sistemas, responsabilidad y compromiso, ¡imposible sin ellos!”.

El 4 de abril último, el MSPAS expuso que descentralizaría el análisis de pruebas y habría laboratorios privados en los que se haría el procesamiento. Desde entonces no se indica cuántos diagnósticos por covid-19 se han practicado.

El ente rector de la emergencia por coronavirus es el Ministerio de Salud, y en el afán de aumentar la capacidad de respuesta a la pandemia se anunció incluir en el sistema a hospitales privados.

La Procuraduría de los Derechos Humanos señaló hace dos semanas   inconsistencias en las cifras de fallecidos por coronavirus, y durante sus inspecciones detectó que existe un subregistro causado por la falta de datos desde los hospitales privados que atienden a pacientes con la enfermedad.

La auditoría

La ministra de Salud, Amelia Flores, anunció el lunes último el diagnóstico por el desfase de las cifras.

Flores no solo tiene el desafío de enmendar errores en las estadísticas por la emergencia, sino también implementar estrategias para tratar de evitar el aumento de contagios.

En la actualidad no solo el departamento de Guatemala es el gran transmisor del virus, San Marcos y Quetzaltenango en la son los focos de contagios masivos.

La funcionaria también hace una auditoría para detectar supuestas irregularidades en contratos y adquisiciones durante la pandemia.

Mientras sigue marcándose la curva ascendente de personas contagiadas por coronavirus, el presidente Alejandro Giamattei el miércoles último en la radio nacional TGW aseveró que los pacientes llegan “en estado crítico” a los hospitales.

Sin embargo, los testimonios de pacientes no coinciden con las explicaciones de la Presidencia.

Carmen García, por ejemplo, pasó una semana intentando ser asistida por su cuadro de coronavirus, y en su afán por recibir asistencia médica llegó al Hospital Temporal de Villa Nueva, pero no fue acogida debido a que no había espacio, luego fue al Hospital Temporal del Parque de la Industria y tampoco había disponibilidad de camillas.

Su familia consultó al Hospital Roosevelt y en el General San Juan de Dios, pero tampoco había espacio, hasta que pudo ser trasladada en el Hospital Nacional de Antigua Guatemala luego de cinco días de gestionar su atención médica en el sistema público de salud.