La superluna rosa ilumina Guatemala y este es el mejor horario para observarla

La luna llena de abril es conocida como superluna rosa, un fenómeno que ocurre cuando el satélite se acerca a la Tierra.

Publicado el
Por la cercanía a la Tierra, la luna tiende a ser de color rosa, lo que atrae la atención de miles de personas. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Por la cercanía a la Tierra, la luna tiende a ser de color rosa, lo que atrae la atención de miles de personas. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

El cielo luce diferente este lunes 26 de abril, gracias a que es iluminado por una superluna o luna rosa, un fenómeno que ocurre cuando el satélite natural se acerca a la Tierra en su órbita, según el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh).

Según una publicación de la cadena CNN, hay de dos a cuatro lunas que alcanzan el umbral de superluna, “con base en la distancia entre la luna y la Tierra, en un año determinado”.

También lea: Flujo de lava del volcán Pacaya se acerca a las aldeas El Patrocinio y El Rodeo, donde persiste la alarma
 

 

Agrega que, según algunas definiciones, “la luna llena de abril será una de cuatro superlunas seguidas, incluida la «luna de gusano» del mes pasado y dos más que se esperan en mayo y junio”.

 

También lea: “La verdad es que es muy peligroso vivir aquí, pero aquí nacimos…”: cómo viven los vecinos del volcán Pacaya en Guatemala
 

 

En tanto el Insivumeh recalcó en sus redes sociales que observar la luna no tiene repercusiones en la salud, por lo que recomienda estar atentos entre las 21 y 21.30 horas, cuando alcanzará su punto más brillante.

Miles de personas se alistan para observar el punto más brillante de la superluna de este lunes 26 de abril, entre las 21 y 21.30 horas. (Foto Prensa Libre: Keneth Cruz)

 

La superluna fue visible en el valle de la Ciudad de Guatemala desde horas de la tarde. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

 

A diferencia de otras lunas llenas, la superluna de este lunes 26 de abril es más grande y brillante. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)